Pie valgo sintomatología, causas y consecuencias | MyFitBody
5/5 - (1 voto)

Uno de los mayores problemas que nos encontramos en las consultas está vinculado al caminar en los más pequeños de la casa. Debido a problemas en el desarrollo del feto o al desarrollo del niño hasta los 6 años, se puede dar diversas condiciones en la morfología del pie, como el pie plano o el pie valgo.

Esta última, el pie valgo, va a ser nuestro objeto de estudio en el artículo de hoy, viendo qué es exactamente, cómo tratarlo, las causas y síntomas, así como otros aspectos que nos ayudarán a entenderlo en su totalidad.

¿Qué es exactamente el pie valgo?

Cuando hablamos de pie valgo no debemos confundirnos con el pie plano. Mientras el pie plano hace referencia a un trastorno morfológico de nuestra planta del pie en donde esta va a ser más plana de lo habitual, el pie valgo hace referencia a una desviación de nuestro talón. Dicha desviación va a ser hacia el interior, haciendo que:

  • Pisada pronadora
  • Dolor en los pies
  • Agotamiento exagerado al caminar
  • Problemas de equilibrio
  • Dolor en los talones
  • Fascitis
  • Juanetes
  • Problemas de rodillas
  • Dolores de espalda

Todo esto se debe a que dicha desviación va a hacer que el equilibrio natural de nuestros pies no sea el adecuado, afectando a nuestro cuerpo de muchas formas, como veremos a lo largo del artículo. Además de lo mencionado, es sumamente frecuente ver como las personas con pie valgo suelen desencadenar pie plano y pie talo.

Esta condición de pie valgo suele estar muy presente en niños de corta edad, siendo de suma importancia plantear un tratamiento para su corrección pues si no el niño va a experimentar problemas de equilibrio, al caminar, pocas ganas de caminar debido al cansancio que le genera y, por tanto, un incorrecto desempeño en su día a día. Para ello, una de las formas más comunes de tratar esta condición es mediante el uso de plantillas ortopédicas.

Las causas del pie valgo

El pie valgo es una condición que se suele dar por un incorrecto desarrollo del arco plantar. Dicho inadecuado desarrollo puede generarse debido a diversas causas, todas vinculadas al desarrollo del niño hasta los 6 años:

  • Tensión muscular inadecuada en el tren inferior
  • Estabilidad inadecuada en las caderas o problemas en estas
  • Alteraciones del tendón de Aquiles
  • Inadecuado desarrollo durante el embarazo

Como el pie valgo es una condición que se da en nuestra infancia, es prioritario tratarlo en esos momentos para evitar problemas futuros, pues si no se trata podrá generarnos muchos problemas como:

  • Separación de talones y aumento de la cercanía de las rodillas (genu valgo)
  • Alteraciones en la columna vertebral
  • Problemas en las caderas
  • Alteraciones en el crecimiento
  • Deterioro articular del tren inferior

Sintomatología del pie valgo

Sin duda alguna, el dolor en los pies podrá indicarnos que algo no va bien, pero lo cierto es que no sería el único síntoma que nos encontremos:

Pie pronador

Este tipo de pisada hace que dirijamos nuestro andar hacia el interior. Esto lo podremos observar en nuestro calzado, viendo que la zona más desgastada se encuentra ubicada en la zona interior.

Sobrecarga

Caminar con pie valgo va a generar la aparición de otros problemas debido a la sobrecarga que nos va a generar. Dichos problemas podrían ser los juanetes y diversas alteraciones de nuestro pie, así como cansancio al caminar.

Torpeza

Es habitual en niños con pie valgo caerse y tropezarse con mayor asiduidad, ya que van a tener menos estabilidad de la debida, afectando al equilibrio y la psicomotricidad.

Dolores

No solo van a estar presentes los dolores en los pies, sino que además va a ser frecuente dolores en la espalda, las rodillas y la cadera. Todo esto se debe a que el pie valgo va a generar alteraciones en el equilibrio y la estabilidad de nuestro cuerpo, afectando más aún a las personas que hagan ejercicio.

Ante cualquier síntoma o dolor que se presente al caminar, será importante consultar con su podólogo y ver cuál es la causa de dichos problemas y ponerle solución antes de que comprometa a la salud de su cuerpo.

Tratamiento para el pie valgo

En la actualidad, el diagnóstico del pie valgo no suele entrañar ningún problema para los especialistas, siendo algo fenomenal para frenar el avance de esta condición en los niños antes de los 3 años. Para ello, el podólogo trazará un plan de tratamiento adecuado para solucionar esta condición, evitando así la aparición de secuelas y problemas que perduren hasta la adultez.

En las líneas siguientes, veremos cuáles son los tratamientos indicados para el pie valgo:

  • Plantillas: el uso de plantillas personalizadas va a ser una de las herramientas más importantes para el tratamiento del pie valgo. Actualmente la ciencia ha avanzado tanto que pone a disposición de los especialistas las mejores herramientas para la elaboración de plantillas, las cuales se adaptan a cada usuario y da solución a cada uno de sus problemas, como el pie valgo.
  • Calzado: el uso inadecuado del calzado puede desentrañar problemas como el mal andar. Esto se vincula estrechamente con cambios en la pisada, problemas posturales, dolores de espalda, rodillas, caderas, etc. Por ello, es fundamental el uso de un calzado propicio para optimizar la salud de nuestros pies.
  • Ejercicio: el especialista también podrá recomendar cierto tipo de ejercicios que fortalezcan los músculos de la zona y que junto a los otros tratamientos pueda ayudar a la corrección de esta condición.

Las articulaciones y el pie valgo

Uno de los mayores problemas adyacentes que puede generar el pie valgo está ligado con la salud articular. Al tener pie valgo, no vamos a caminar adecuadamente, pudiendo repercutir en articulaciones como:

  • Alteración en las rodillas y tobillos, haciendo que se giren al interior
  • Incremento en la probabilidad de tener lumbago
  • Desgaste en menisco y ligamentos, haciendo más probable sufrir problemas como roturas de ligamentos y menisco.
  • Cansancio en las piernas
  • Dolores en la espalda

Por tanto, el pie valgo no solo nos va a generar problemas en los pies o simplemente en nuestra apariencia al andar, sino que además puede alterar nuestro cuerpo de muchas formas.

Preguntas y respuestas

¿Qué personas les afecta el pie valgo?

Las personas que se pueden ver más afectadas por el valgo son los niños pequeños y bebés. Los bebés pueden nacer con pie valgo debido a posiciones que adoptan durante el embarazo o cuando se desarrollan en úteros con poco espacio, alterando la morfología de los pies. En el caso de los niños, por un inadecuado desarrollo en su crecimiento, así como el uso de calzados inadecuados.

No obstante, no son los únicos que pueden experimentar pie valgo, pues los adultos también. Ya sea por arrastrar dicha condición desde la infancia o por que lo pueden desarrollar con los años debido a alteraciones musculares y en los ligamentos que hacen que el pie no cumpla su función adecuadamente.

¿Cuáles son las características que presenta el pie valgo?

  • Rigidez en la zona o exceso de flexibilidad (diversos grados de flexibilidad y rigidez)
  • Alteraciones en las articulaciones
  • Eversión del talón
  • Dolor y cansancio al caminar

¿Cuáles son las pruebas que más se emplean para diagnosticar el pie valgo?

  • Radiografías
  • Tomografía, ideal para tomar imágenes de nuestro pie en diversos ángulos, pudiendo observar las desviaciones o alteraciones que presenta
  • Ecografía, la más adecuada para indagar si hay algún problema en los tejidos blandos
  • Por resonancia magnética vamos a obtener un visionado preciso de nuestros tejidos blandos, además de nuestros huesos.

Consejos para el pie valgo

A continuación, vamos a dejar una serie de consejos sobre el pie valgo que les podrá ser de gran ayuda:

  • Estilo de vida sano: con esto queremos decir, que es fundamental tener buenos hábitos de vida en donde comamos adecuadamente para no tener un exceso de peso que repercuta en nuestro caminar y articulaciones, así como no ser sedentarios para gozar de la mejor calidad posible en lo que a funcionalidad de nuestro cuerpo se refiere.
  • Descanso: en caso de que nos duelan los pies por nuestra condición, debemos tomar reposo. Una vez el dolor aminore, podremos practicar ejercicio de bajo impacto en donde nuestros pies no se vean en riesgo de incrementar el daño. Por ello, nadar o caminar son buenas opciones.
  • Uso de plantillas: como hemos repetido en más de una ocasión a lo largo del artículo de hoy, las plantillas ortopédicas son ideales para tratar esta condición. Podremos optar por plantillas ortopédicas realizadas a medida por nuestros podólogos o bien, usar plantillas prefabricadas que podremos adquirir en farmacias. El uso de un tipo de plantillas u otras va a depender de la gravedad de la condición.
  • Uso de medicamentos: es habitual que ante cualquier dolor o molestia usemos medicamentos para calmar el dolor (analgésicos). También se pueden dar masajes con medicamentos tópicos sobre la zona que nos moleste.

Conclusiones

En muchas ocasiones nos centramos en cuidar nuestros cuádriceps, bíceps, tríceps, dorsales, pectorales y todo lo que involucra tener un cuerpo escultural visible a ojos de todos. Pero sin duda alguna, la base de nuestro cuerpo se debe cuidar más si cabe. Hoy hemos centrado nuestra atención en el pie valgo, el cual puede hacer que todo lo demás en nuestro cuerpo, falle estrepitosamente.

Su tratamiento va a depender de la gravedad de la afección, siendo fundamental acudir con su médico o especialista habitual para que valore la gravedad del asunto y tomar las medidas pertinentes. Además de esto, puede ser de gran ayuda optar por un calzado adecuado, uso de las plantillas establecidas y tener buenos hábitos de vida.

Esperamos que el artículo de hoy les haya sido de utilidad y hayan entendido toda la problemática que genera un inadecuado pie. Nosotros nos despedimos aquí pero solamente hasta el siguiente artículo en donde seguiremos tratando temas tan fascinantes como el de hoy.

Bibliografía

  • F. Maure Ternia: Tratado de podología. JIMS. Barcelona, 1997
  • Terry Canale: Tratado de Ortopedia Pediátrica. Mosby Year Book, 1992.
blank
Doctor Luis Miguel Salvador Grande Número colegiado 3704715 : Asesor Médico y Nutricional de MFB myfitbody. Licenciado en medicina y cirugia por Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca master en medicina cirugia cosmetia y nutrición por el Hospital de la Santa Cruz y San Pablo en Barcelona experto en emergencias sanitarias.
Shopping cart0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0