¿ Por qué tengo flato y como evitarlo ? | MyFitBody
5/5 - (1 voto)

Cualquier imprevisto que nos surja durante la práctica deportiva, suele ser algo que todos solemos temer. Existe una condición que no tiene una explicación oficial aún, y que sin duda es una tediosa situación que va a comprometer la calidad de nuestra sesión deportiva.

Hoy vamos a centrar nuestra atención en el flato, una tediosa condición que no todos tenemos claro por qué se da, cuáles son los factores de riesgo, como evitarla e incluso, tratarla si llega a aparecer.

¿Qué es exactamente el flato?

Cuando hablamos de flato estamos haciendo referencia a lo que se conoce como DAT. Estás siglas acuñadas por la comunidad médica vienen a significar “Dolor abdominal transitorio”, siendo este un dolor agudo muy frecuente cuando se realiza algún tipo de actividad física. La comunidad científica no aporta una explicación 100% certera para explicar qué es y el por qué del flato, pues muchas veces lo ligan con exceso de gases y otras lo vinculan con el diafragma.

Para poder comprender esta condición, tenemos que seguir desgranándola para su completo entendimiento. Por ello, debemos situar dónde se produce el flato, siendo ubicado entre el diafragma y el abdomen, siendo habitual su aparición en ejercicios aeróbicos como el running. No obstante, no está claro si se da solo en este tipo de deportes pues en otros ejercicios aeróbicos como el ciclismo no hay un alto grado de incidencia por esta condición.

Lo que sí tiene la comunidad médica claro es que el flato tiene un mayor grado de incidencia en corredores por estos motivos:

  • Cambios de velocidad: un corredor cambia su ritmo de carrera de forma habitual, afectando esto a su respiración. Acorde a diversos estudios, esto puede afectar a los músculos de nuestro estómago y diafragma, pudiendo generar flato.
  • Ingesta de bebidas y alimentos incorrecta: con esto queremos decir que el flato puede aparecer con mayor facilidad si momentos antes del ejercicio físico ingerimos comida o bebida, pues el estómago se encontrará ocupado de estas sustancias y ante un incremento de la velocidad que repercuta en el diafragma y los músculos del estómago, podremos experimentar flato con una mayor facilidad.
  • Incorrecto flujo sanguíneo: esto se debe a que al dar alimento momentos antes de realizar el ejercicio físico, nuestro estómago incrementará su flujo sanguíneo, privando al diafragma de un correcto flujo de sangre. Esto aumentará la probabilidad de sufrir flato.

No obstante, a pesar de todas estas evidencias, no se ha llegado a asegurar cuál o cuáles son las causantes del tedioso flato.

Causas de la aparición del flato

Entre las posibles causas que podrían generar la aparición del flato, destacan las siguientes:

Respiración

Una inadecuada respiración generaría una restricción del diafragma debido al déficit de oxígeno.

Incremento del esfuerzo

Si de forma repentina realizamos un esfuerzo excesivo corriendo, podemos ocasionar la aparición del flato, todo ligado a cambios bruscos en la respiración, generando una falta de oxígeno.

Incorrecta respiración

No es lo mismo respirar con una frecuencia 3:3 (por cada 3 zancadas se inhala y durante las otras tres se exhala) en un trote ligero que seguir con ese tipo de respiración en un sprint intenso. Por tanto, una inadecuada coordinación en la respiración puede generar la aparición de flato.

Condición física

Es fundamental ser consciente de nuestras capacidades. Con esto queremos decir que, si llevamos tiempo sin correr o si no somos habituales en esta práctica deportiva, vayamos poco a poco y acostumbremos a nuestro cuerpo a este deporte. Si, por el contrario, optamos en primera instancia sin la capacidad física adecuada a correr como un profesional, lo más seguro es que el flato aparezca.

Estrés o ansiedad

Estas condiciones mentales pueden comprometer nuestro estado físico sin duda alguna. Cuando tenemos ansiedad y/o estrés, nuestra respiración va a encontrarse más acelerada, afectando sin duda al rendimiento y propiciando la aparición del flato.

Problemas intestinales

Como hemos adelantado, el flato está ligado sin duda alguna a nuestro estómago. Como su nombre indica, flato, es similar al término de flatulencias. Por ello, si tenemos exceso de gases en el abdomen, sufrimos de estreñimiento o dolencias de este tipo, vamos a generar un incremento en la probabilidad de sufrir flato.

Bajos niveles de agua

Seamos deportistas o no, el agua es fundamental para mantener nuestra calidad física. Por ello, si vamos a practicar ejercicio con bajos niveles de agua, podremos experimentar flato con mayor facilidad.

La prevención del flato

A pesar de no haber un claro patrón que expliqué el por qué aparece el flato, sí es cierto que podremos seguir una serie de pautas para prevenir su aparición, destacando las siguientes:

  • Alimentación adecuada: es fundamental comer bien para evitar problemas como inflamación en el intestino y la acidez estomacal. Estas condiciones pueden incrementar la aparición de flato. Por ello, debemos comer alimentos que no alteren el pH de nuestro sistema digestivo.
  • Respiración: debemos mantener una respiración ligada al ritmo de carrera que llevemos, evitando así que nuestro cuerpo se vea desprovisto de oxígeno y aparezca el flato. Además, será muy importante entrenar nuestra respiración y no salir a correr sin las nociones previas en este ámbito.
  • Fortalecimiento del core abdominal: uno de los puntos más importantes para nuestro cuerpo se ubica en la zona media de este, siendo fundamental su trabajo y desarrollo para optimizar nuestro cuerpo, mantener una buena salud postural y optimizar el flujo la respiración.
  • Comidas: no debemos realizar ejercicio con la comida aún en proceso de digestión, pues nuestro estómago estará lleno, recibiendo más flujo sanguíneo y esto propiciará que aparezca flato.
  • Bebidas: lo adecuado no es beber mucha agua mientras uno va realizando su actividad física, si no realizando pequeños sorbos y así mantenernos hidratados sin comprometer a nuestro estómago por altas cantidades de agua.

¿Hay gente propensa al flato?

A pesar de no haber una explicación totalmente certera sobre la aparición del flato, si es cierto que la comunidad científica ha determinado que las siguientes características pueden generar que una persona sea más propensa a sufrir de flato:

  • Cifosis: la inclinación hacia delante de nuestra columna podrá generar un aumento exagerado de la rigidez de la espalda, propiciando así la aparición del flato con una mayor frecuencia.
  • Edad: no suele darse en personas de más de 30 años, siendo mucho más frecuente en niños y personas menores de dicha edad.
  • Entrenamiento: sin duda alguna y es una obviedad, a medida que estemos más entrenados, una persona tendrá menor riesgo de sufrir flato

En el caso del sexo, no se ha demostrado a fecha de hoy que ser varón o mujer incremente el riesgo de padecer flato.

¿Qué debemos hacer ante la aparición del flato?

En las líneas siguientes vamos a dar una serie de consejos que podrán ser de gran ayuda cuando estemos experimentando flato:

  • Bajamos el ritmo del ejercicio: es fundamental no parar en seco, si no optar por descender el ritmo poco a poco. Además de esto, debemos respirar suavemente mientras tensamos ligeramente la zona abdominal, haciendo que el flujo sanguíneo vaya a la zona afectada. En caso de que el dolor no aminore, lo ideal sería junto a todo esto, añadir presiones ligeras en la zona donde el flato nos está ocasionando dolor.
  • Estirar: en caso de que el dolor no se vaya, podremos estirar la zona abdominal para ayudar a que este vaya disminuyendo.
  • Técnicas de respiración: como hemos adelantado antes, una de las mayores causas que se contempla para explicar la aparición del flato es una incorrecta respiración. Por ello, si experimentamos flato debemos espirar profundamente hasta que nuestros pulmones se encuentren desprovistos de oxígeno y así volver a respirar tranquilamente hasta que el dolor desaparezca.
  • Dolor fuerte: si nos encontramos con un dolor fuerte que no aminora, es fundamental volver a su hogar y descansar. En caso de que aún prosiga, deberían acudir con su médico habitual para tratar el problema pues quizás no se trate de flato.

Consejos para la prevención del flato

A continuación, vamos a dejar una serie de consejos que podrán ser de gran ayuda para prevenir la aparición del flato:

  • Calentar: ante cualquier práctica deportiva, es fundamental la realización de un calentamiento previo que ayude a los músculos a prepararse para el estímulo que van a recibir, así como para aumentar nuestro ritmo cardiaco y preparar a nuestra respiración. Todo esto servirá para prevenir la aparición de flato.
  • Progresión: no debemos empezar a correr a máxima intensidad desde el principio. De forma similar al calentamiento, nuestra carrera deberá ir de menos a más, preparando a nuestro cuerpo al estímulo que va a recibir y previniendo que un ritmo extenuante en primera instancia nos genere flato.
  • Abdomen fuerte: sin duda alguna, el desarrollo del core abdominal va a ser un método preventivo frente a la aparición del flato.

Conclusiones

El flato es una de las condiciones más molestas que experimentamos desde que somos niños. Es una condición inexplicable en su totalidad para la comunidad científica, pero que nosotros hemos intentado dar contexto, formas de prevenirla, evitarla y tratarla cuando aparece.

Esperamos que con este artículo de hoy sepan cómo prevenir, tratar y evitar el flato y que sin duda hayan aprendido algo más del fascinante mundo de la nutrición y el deporte. Nosotros nos despedimos aquí, pero solamente hasta el siguiente artículo.

Bibliografía

  • Emilio Juan García. Por qué tengo flato. Instituo Aragonés de la Rodilla.
  • Plunkett, BT; Hopkins, WG (1999 Aug). “Investigation of the side pain “stitch” induced by running after fluid ingestion.”. Medicine and science in sports and exercise
blank
Doctor Luis Miguel Salvador Grande Número colegiado 3704715 : Asesor Médico y Nutricional de MFB myfitbody. Licenciado en medicina y cirugia por Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca master en medicina cirugia cosmetia y nutrición por el Hospital de la Santa Cruz y San Pablo en Barcelona experto en emergencias sanitarias.
Shopping cart0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0