Tabla de contenido:

El deporte, un aliado durante el embarazo

 

Hoy vamos a hablar de un tema muy olvidado por muchos, pero que es de suma importancia, el deporte durante el embarazo.

 

Muchas personas tienen la falsa creencia de que mientras se está embarazada lo mejor es estar en reposo y mantenerse en calma. Esta falsedad se ha dicho durante mucho tiempo, y es más bien un vestigio cultural del pasado, que algo cierto.

 

En el post de hoy vamos a ver la importancia del deporte durante la gestación, viendo los beneficios que aporta a las mujeres embarazadas, cuáles son las mejores opciones a practicar y demás aspectos, que nos ayudarán a comprender este asunto de la mejor forma posible.

 

El deporte en la gestación

 

Cuando se está embarazada, más bien por desconocimiento y estigmas del pasado, se suele optar por el reposo y no realizar actividades físicas. Pero lo cierto, es que la práctica deportiva en una medida acorde al embarazo, puede ser de gran ayuda y, por tanto, muy saludable.

 

La clave para beneficiarse de la práctica deportiva es realizar una actividad que no sea muy alta en esfuerzo, la cual practiquemos alguna que otra vez en semana, de manera relajada. Ejemplos de esto serían la natación, el pilates y demás deportes, que nos ayudarían a tener unos músculos tonificados ,y a que estos estén preparados para el momento del parto.

 

No obstante, todo esto está sujeto a la opinión de su médico, el cual podrá valorar en mejor medida cuáles son sus posibilidades durante el embarazo.

 

Los mejores ejercicios durante el embarazo

 

A continuación, vamos a hablar de algunas de las mejores prácticas deportivas que nos pueden ayudar mucho durante el embarazo:

 

Caminar y pasear

Debemos ser conscientes de que estar en reposo continuo y de manera sedentaria no es sano para nadie. Si caminamos una media hora al día, siendo esto algo ligero, haremos que nuestro cuerpo (que será más pesado durante el embarazo), se acostumbre al nuevo peso. Así, podremos mejorar nuestro nivel aeróbico, y al ser en baja intensidad, nuestras articulaciones no sufrirán. Para poder realizar esta práctica se debe optar por caminos sin desniveles ni rocas, pues a medida que la gestación vaya avanzando, el peso es mayor y el centro de gravedad cambia, facilitando que se pueda perder el equilibrio. Por tanto, caminar y pasear en zonas rectas y asfaltadas es la mejor opción para mantenerse en forma durante el embarazo.

Natación

 

Mi deporte estrella por excelencia, es un gran aliado en el momento del embarazo. Mejoraremos nuestra musculatura a la vez que mejoramos nuestra capacidad aeróbica. Lo bueno de la natación, es que podemos realizar movimientos de la forma más ligera posible, y por tanto, sin que nuestro peso afecte a nuestra articulaciones y les haga daño. Es importante no saltar a la piscina, sino entrar por las escaleras, para evitar cualquier daño a la zona abdominal.

Yoga

Gracias al yoga podemos obtener beneficios como una mejora en el equilibrio, algo fundamental debido al aumento de peso. Además, mejoraremos nuestra flexibilidad y circulación, algo muy bueno para que nuestro cuerpo esté lo más sano posible.

Pilates

Gracias al pilates podremos ser conscientes de nuestros cambios corporales, ayudándonos a mejorar nuestra coordinación, equilibrio y postura, algo que nos ahorrará molestias a largo plazo.

Bicicleta estática

Debemos evitar montar en bici por el simple riesgo de caerse, algo peligroso durante el embarazo. Por eso, la mejor opción en este caso es una bicicleta estática, la cual nos ayudará a mantener correctamente nuestro sistema cardiovascular.

Tai-chi

Está práctica milenaria china nos ayudará a mejorar nuestra postura y a relajarnos mucho. Además, tonificaremos nuestra musculatura, algo muy beneficioso durante el embarazo.

 

Es importante no excederse en la práctica deportiva, sin llegar a superar los 45 minutos.

 

Ejercicios que se deben evitar durante el embarazo

 

Tenemos que ser conscientes y no realizar ningún tipo de actividad deportiva que pueda ponernos en peligro. Actividades peligrosas serían:

 

  • Artes marciales
  • Montar a caballo
  • Esquiar
  • Artes marciales
  • Baloncesto
  • Tenis
  • Buceo

 

Beneficios del deporte durante el embarazo

 

La práctica deportiva siempre es beneficiosa. Nos hace sentir felices, sanos y fuertes, mejorando nuestros niveles de autoestima, a la vez que mejoramos nuestros músculos. Por si fuera poco, la práctica deportiva nos ayuda a mejorar nuestra capacidad respiratoria, optimiza nuestra circulación sanguínea, reduce el insomnio, mejora los niveles de estrés, aumenta las defensas de nuestro sistema inmune y, por tanto, nos protege ante enfermedades. En resumidas cuentas, practicar deporte es muy beneficioso para la salud, sobre todo para las personas que están embarazas, haciendo que sean conscientes de sus cambios corporales y puedan controlarlos.

 

A continuación, vamos a mencionar los beneficios que genera la práctica deportiva durante el embarazo:

 

  • Felicidad a tutiplén: cuando se está embarazada se pueden experimentar sensaciones extrañas, pues el cuerpo está cambiando mucho y no se tiene control sobre ello. La práctica deportiva es de gran ayuda en esos momentos, pues nos otorga una sensación de control, a la vez que aumentamos nuestra energía. Esto se debe a que al hacer deporte segregamos endorfinas, las cuales nos ayudarán a sentirnos más felices y en general, mejor.
  • Menos dolores: la práctica de deporte nos ayudará a que tengamos menos dolores de espalda, fortaleciendo nuestros músculos. Esto es sumamente beneficios, pues nuestro cuerpo ganará peso, y hará que nos acostumbremos a esas ganancias más rápidamente.
  • Piel sana: hacer deporte hará que el flujo de sangre aumente, haciendo que la piel se beneficie y tenga un aspecto sano y bello.
  • Acondicionamiento para el parto: hacer deporte durante el embarazo hará que el parto sea más sencillo. Esto se debe a que la musculatura estará en el mejor estado posible.
  • Recuperar el físico: si se realiza deporte durante el embarazo se podrá minimizar la grasa acumulada durante este periodo, pudiendo recuperar más rápidamente su forma física tras el parto.

 

En la comunidad científica, todavía se discute si el deporte es 100% efectivo durante el embarazo, pero lo cierto es que a medida que el tiempo pasa y los estigmas del pasado se van resquebrajando, vemos que el deporte siempre es algo beneficioso. Como por ejemplo en el embarazo, pues puede llegar a disminuir diferentes problemas durante esta etapa, como la preeclampsia.

Escuchar a nuestro médico

 

A pesar de ser muchos beneficios los que aporta el deporte en la etapa del embarazo, debemos ser conscientes de que cada persona es un mundo y, por tanto, es sumamente importante acudir a su médico y realizar todas las consultas posibles, para que les aclaren si es bueno para ustedes la práctica deportiva.

 

Existen algunos casos en los que no se recomienda hacer deporte durante el embarazo:

 

  • Personas que tengan hipertensión
  • Aquellas personas que tengan problemas de tiroides
  • Aquellas personas que hayan abortado previamente
  • Cuando se tiene un embarazo múltiple
  • Cuando de manera prematura se rompen las membranas

 

En el caso de tener un parto por cesárea, la práctica deportiva se realizará cuando el médico así lo considere.

Por norma general el deporte es muy beneficioso como han podido ver, incluso en el embarazo.

Consejos para la práctica deportiva durante el embarazo

 

A continuación, mencionaremos algunas pautas que les podrán ayudar cuando quieran practicar deporte estando embarazadas:

 

  • No superar los 45 minutos por sesión, y que no se entrene más de 4 días a la semana.
  • Aumento gradual de los ejercicios, siempre para seguir avanzando, aunque sea lentamente.
  • Tener cuidado con los ejercicios abdominales, pues es la zona que va a crecer más.
  • El agua siempre es fundamental, antes, durante y después del entrenamiento.
  • La respiración la solemos obviar mientras entrenamos, pero nos ayudará a realizar mejor los ejercicios.
  • Calentamiento antes de entrenar, y enfriamiento al terminar.
  • Alimentarse debidamente, pues la ingesta calórica debe ser mayor.

 

Además de todo esto debemos llevar un equipamiento adecuado. Con esto queremos hacer referencia al calzado. Este se verá aumentado durante el embarazo y, además, debemos llevar uno que nos ayude a pisar bien, y que nos amortigüe lo más posible. La ropa por su parte debe ser transpirable y holgada,  porque resultará mucho más cómodo entrenar así.

 

Controlar nuestro ritmo cardiaco también es algo fundamental, pues no solo nosotros tenemos pulsaciones, sino que el feto también se verá afectado. Por ello, no debemos entrenar a niveles muy intensos y, sobre todo, sería buena idea controlar nuestras pulsaciones, para que no se rebasen en exceso  y pongan a ambos en peligro. Además, si entrenamos de manera excesiva, nuestra temperatura corporal subirá, siendo algo que no debe suceder en la etapa del embarazo.

 

Y para finalizar, el punto más importante es escuchar a nuestro médico. Es decir, nosotros podemos decir muchos beneficios del deporte en personas embarazadas, pero si una persona tiene un problema que desconoce y este es perjudicial, el deporte puede ser muy dañino. Por tanto, consulten siempre con el médico que les lleve el seguimiento del embarazo, el cual sabrá de primera mano cuál es la mejor opción en cada caso.

Conclusiones

En el post de hoy hemos visto que el deporte, incluso durante el embarazo, es sumamente beneficioso. Por norma general es recomendable la práctica de algún deporte ligero durante el embarazo, pues solamente en casos excepcionales, en los que un médico así lo afirme, son perjudiciales, como en los embarazos de alto riesgo.

En la mayor parte de los casos es de gran ayuda mantenerse activo durante el embarazo, haciendo que nos adaptemos más fácilmente a los cambios que nuestro cuerpo está experimentando, y encima, haciendo que el momento del parto sea más fácil, gracias a la musculatura que hemos trabajado.

Las diferentes opiniones de la comunidad científica han dicho en muchas ocasiones que el deporte comedido no es dañino para el feto. Además, ayuda a que se puedan evitar complicaciones durante el embarazo y el parto, haciendo que todo sea más seguro. No obstante, como hemos reiterado durante el post, cualquier práctica deportiva debe ser consultada previamente con su médico, para que valore si es oportuno o no.

Esperamos que el post de hoy les haya resultado tan interesante como a mí. Nosotros nos despedimos aquí, pero solamente hasta el siguiente post, en donde seguiremos profundizando en el fascinante mundo de la nutrición y el deporte. Un saludo a todos de parte del equipo de MyFITBody,  y recuerden…¡siempre a tope!

Carlos J. Soriano Aisa. Entrenador personal y coach nutricional.