Tabla de contenido:

Diferencias entre tonificar y marcar un músculo

Tonificar y marcar suelen tomarse como sinónimos pero tienen significados diferentes y, por tanto, en el músculo logran efectos distintos.

 

Cuál es la diferencia substancial entre tonificar y definir

Tonificar es trabajar el músculo para adquirir el tono muscular justo. En otras palabras, es endurecer dicho músculo, mientras que marcar es definir la forma natural que posee mostrando sus fibras, sus uniones y para lo cual debe eliminarse la grasa, o sea, gastar las calorías que sean necesarias.

Un músculo tonificado no siempre está definido pero sí un músculo definido es asequible que esté tonificado.

En definitiva, si vas a adquirir tu tono muscular deberás hacer muchas repeticiones con poco peso y si quieres perder grasa y definir, vas a hacer menos repeticiones pero con mucho peso.

 

Qué significa tonificar el músculo

El tono muscular es diferente en cada persona como si fuera una huella digital, por eso no hay que esperar tener los mismos músculos que tal persona sino ir en busca del propio diseño que la naturaleza nos dio. El músculo se tonificará hasta llegar a su máximo y si sigues con la misma ejercitación solamente harás mantenimiento pero no lograrás más dureza que la máxima que pueda dar dicho músculo.

Si quieres un orden primero busca tonificar y luego comienzas a marcar si tu objetivo es lograr el trabajo completo.

Si solamente tonificas el músculo no va a aumentar de tamaño pero sí lograrás que disminuya el tejido adiposo. Recuerda que la grasa desdibuja la forma del músculo. En la medida en que disminuya comenzará a aflorar su forma y sus fibras. Trabajando la definición vas a adquirir volumen.

 

Qué significa definir en todo su potencial

Definir es marcar la forma natural del músculo con los ejercicios adecuados y aumentar, por consiguiente, su volumen. De esta forma, vas a conseguir que quede visible toda su estructura y sus uniones.

 

Cuáles son los motivos por los que sientes dolor muscular en algunos entrenamientos y en otros no

El cuerpo humano tiene una gran cantidad de grupos musculares que se activan de forma diferenciada dependiendo de la actividad física que hagamos. Por ejemplo, si estás acostumbrado a practicar natación y de pronto decides cambiar al tenis, verás que sentirás dolor localizado en algunas zonas de tu cuerpo por más que tu entrenamiento anterior haya sido excelente. Eso se debe a que los grupos musculares que trabajan no son los mismos para una actividad que para la otra y, por consiguiente, el músculo empieza a doler.

Pero a veces, a pesar de realizar la misma rutina, aparece dolor y esto es causa de preocupación y es importante que conozcas cuáles son sus causas.

En general, estos dolores aparecen por micro-desgarros producidos en el músculo porque éste se trabajó más de lo normal. Se generan inflamaciones cuando esto sucede entre las 24 y 72 horas posteriores al trauma. Es necesario que estas lesiones se curen para conseguir fortaleza en el músculo a futuro.

El dolor que sientas va a depender de la frecuencia con que entrenas por tanto, al aumentar dicha frecuencia es muy probable que sientas dolor. También se puede generar dolor si aumentas el peso con el que trabajas o varías tu rutina.

Otro punto a considerar en el dolor es que la hormona estrógeno tiene una función protectora sobre la musculatura y una acción curativa estimulando la regeneración de los pequeños desgarros, es por eso que las mujeres tienen la posibilidad de sentir menos dolor que los hombres.

 

Ejercicios simples que tonifican los brazos

Tonificar los brazos logrando su tono muscular requiere mucha constancia y dedicación ya que es la parte del cuerpo que más sufre con los cambios de peso y con la edad. Por tanto, tu entrenamiento no debe ser moderado sino más bien del tipo intenso si quieres conseguir que tus brazos se vean espléndidos.

Ahora voy a contarte qué tipos de ejercicios de tonificación te convienen para adquirir el tono muscular ideal.

Para empezar puedes hacer 3 series de 20 repeticiones cada una por ejercicio. A medida que te ejercites puedes aumentar la cantidad de series.

Elevación lateral y frontal de brazos: posición inicial de pie con una pesa liviana en cada mano, con brazos a lo largo del cuerpo y las manos con puño cerrado sosteniendo la pesa apoyando los dedos en las caderas. Se elevan ambos brazos hacia los laterales hasta la altura del hombro, luego se bajan, posteriormente se elevan hacia adelante también hasta la altura del hombro para luego volver a bajarlos. Estas dos posiciones trabajan principalmente los hombros. Es un ejercicio combinado.

Flexión del codo para bíceps: con la misma posición inicial que el anterior pero con las manos sosteniendo las pesas apoyando sobre la pierna el dorso de la mano. Se flexiona el codo levantando hacia adelante solamente el antebrazo y dejando quieta la zona superior del brazo, luego se baja hasta la posición inicial.

Flexión del codo para tríceps: posición inicial de pie con los brazos estirados hacia arriba, las manos sosteniendo las pesas enfrentadas entre sí, se flexiona el codo llevando el antebrazo detrás de la cabeza para volver a la posición inicial.

Flexión del codo: con la misma posición inicial que el anterior pero con las pesas en la misma línea horizontal, flexionar el codo hasta llevar las pesas a la altura de las orejas y luego llevarlos a la posición inicial.

Si tienes constancia para realizar estos ejercicios todos los días con las series y repeticiones indicadas, obtendrás muy buenos resultados.

Entradas relacionadas

Full Body vs Weider ¿Cual es mejor?

Tabla de contenido:Full Body vs Weider Actualmente, en el mundo del fitness, nos encontramos con infinidad de rutinas con múltiples beneficios. Nosotros en este post, vamos a hablar sobre dos rutinas en concreto, las...

Unete a MyFitBody: Registrate antes de comprar para obtener un 10% de descuento inmediato y si tu compra es superior a 100€ añadimos otro 10% de descuento en tu carrito.

Envío gratuito a partir de 25€