Tabla de contenido:

Fitball, beneficios y ejercicios

blank

Hoy vamos a hablar de un útil de entrenamiento que va a aportar novedad y muchos beneficios a nuestra rutina, el fitball.  Veremos qué es exactamente, funciones, beneficios y demás aspectos que nos ayudarán a entender todo sobre el fitball.

 

¿Qué es el fitball?

 

Cuando hablamos de fitball estamos haciendo referencia a una especie de pelota o balón que debido a sus características especiales se emplea como útil de entrenamiento. Realizado a partir de PVC, el fitball presenta una gran elasticidad, que lo hace idóneo para la realización de diversos ejercicios.

 

Funciones del fitball

 

El fitball posee muchas funciones, y a continuación vamos a mencionar las más importantes:

 

Ayuda con el dolor de espalda

El fitball suele emplearse para poder tratar de manera eficaz las molestias en la zona de la espalda. Podríamos decir que uno de los principales motivos por los que nos duele la zona de la espalda es debido a que se tienen poco trabajados los músculos estabilizadores. Dicha falta de entrenamiento hace que el esfuerzo no recaiga en nuestros músculos, sino en las articulaciones, produciendo dolores y molestias. La práctica de ejercicio con el fitball puede ser de gran ayuda para trabajar dichos músculos estabilizadores. Esto se debe a que, el fitball, al ser un útil de entrenamiento inestable requiere estabilidad para su empleo, lo que hace que nuestro cuerpo intente estar en equilibrio, y, por tanto, va trabajando los músculos estabilizadores. No obstante, el fitball no se utiliza exclusivamente para el dolor de espalda, sino que todos nos podemos beneficiar de su uso.

Ayuda con los dolores lumbares

Realizar ejercicios con el fitball puede ser de ayuda también para mejorar las molestias que ocasiona el dolor lumbar. Esto se puede conseguir si nos echamos boca abajo sobre el fitball, quedando este a la altura de nuestra tripa. Nuestras piernas deben permanecer estiradas, y con las puntas del pie apoyadas en el suelo. A partir de aquí se ponen las manos detrás de la cabeza, en la nuca, y se realiza un encogimiento lumbar, con la intención de que nuestra cabeza mire hacia arriba. Se mantiene la posición durante un par de segundos, y se vuelve a la posición inicial, y se harán las repeticiones oportunas.

Músculos estabilizadores más fuertes

Como mencionamos en líneas superiores, los músculos estabilizadores son muy importante para que nuestro cuerpo presente una correcta estabilidad, y que nuestros músculos lumbares y de la espalda no se vean afectados. Cuando entrenamos en el gimnasio nos solemos olvidar de este grupo de músculos, produciéndose por tanto desequilibrios musculares, que pueden derivar en molestias. Un ejercicio simple pero eficaz con el fitball sería mantenerse sentado en este objeto, manteniendo la espalda recta y el equilibrio, con lo que conseguiremos que trabajen los músculos estabilizadores.

 

Beneficios del fitball

blank

A continuación, vamos a ver una serie de beneficios que se obtienen con la utilización del fitball:

 

Optimización de nuestro equilibrio y postura

Como mencionamos en líneas superiores, una de las funciones del fitball es mantener en un buen estado nuestros músculos estabilizadores. Esto hará que mantengamos una buena postura, a la vez que mejora nuestro equilibrio y mantiene nuestra musculatura estabilizadora en buenas condiciones. Debido al trabajo y demás circunstancias, solemos tener problemas de espalda, por la gran cantidad de horas que estamos sentados. Esto hará que nuestros músculos estabilizadores, y demás músculos en general, no estén en plena forma si no se entrenan. Siempre decimos que entrenar unas 4 veces a la semana ayudará a que nuestro cuerpo esté en perfecto estado, evitando así problemas, como los dolores de la zona lumbar o de la espalda. En el caso de la fitball, nos ayudará a entrenar dichos músculos, y fortalecerá la zona, dando como resultado una mejora en el equilibrio, en la postura y, por tanto, un refuerzo de los músculos estabilizadores.

Ideal para las rehabilitaciónes

El fitball suele utilizarse para mejorar las articulaciones y la musculatura periférica, sin que ninguna de éstas sufra por el esfuerzo. Esto es de gran utilidad para una persona que esté en proceso de rehabilitación, y que necesite ejercitarse, pero sin ocasionar un esfuerzo muy grande para el organismo.

Innovación en la rutina

En muchas ocasiones, todos los que llevamos mucho tiempo entrenando vemos que nuestra rutina puede llegar a estancarse, haciendo que innovar sea algo muy importante. El uso del fitball puede ayudar a estimular nuestro cuerpo de manera nunca vista, mejorando nuestro cuerpo como nunca antes habríamos imaginado. Obviamente el fitball por sí solo no provocará un cambio, pues se debe combinar con nuestra rutina y con una buena alimentación.

Para todos los públicos

Se trata de un elemento de entrenamiento funcional, que puede usarlo todo el mundo, independientemente de la condición física, e incluso de la edad. La práctica de fitball, al no poseer ningún impacto articular, está recomendada tanto para niños como para ancianos, pues lo que hará será mejorar su condición física. Además, se pueden hacer una gran variedad de ejercicios, que lo convierten en un útil excepcional en el entrenamiento funcional. Otro ejemplo sería el de las mujeres embarazadas. El uso del fitball en las mujeres embarazadas dará una sensación de relajación, pues al sentarse, la pelvis se posiciona por encima de las rodillas. Además, puede ayudar a relajar la zona pélvica, algo sumamente beneficioso a la hora del post parto.

En cualquier lugar

En cualquier momento: muchas veces nos quejamos por no tener tiempo o disponibilidad para entrenar. Con el fitball podremos entrenar funcionalmente desde casi cualquier parte. Se puede realizar una gran variedad de ejercicios, que nos ayudarán a estimular casi toda la musculatura de nuestro cuerpo.

Ayuda a relajarse

Siempre hemos dicho que el deporte ayuda a reducir los niveles de estrés y ansiedad, algo que también ocurre con el fitball. El uso del fitball puede ayudar a relajarnos y eliminar el estrés.

 

En resumidas cuentas, los beneficios del fitball serían:

 

Optimización de nuestra coordinación y postura

Nos ayuda a ser conscientes de que una buena postura nos traerá muchos beneficios

Nos ayuda a potenciar nuestra zona abdominal, espalda, etc. Esto significa una mejora en la musculatura estabilizadora y postural

Menos estrés y por tanto, una relajación corporal óptima

Mejora de nuestro bienestar

Reducción de riesgos articulares, como lesiones de rodilla o tobillo, por ejemplo

No requiere una edad o un estado físico concreto

Comodidad de uso, pues se puede usar en cualquier momento y lugar

 

Aspectos a tener en cuenta

 

Uso correcto del fitball

Se trata de un útil de entrenamiento funcional, que puede ayudar a todos los públicos, pero lo cierto es que su correcto uso no es tan sencillo. Para ello, deberíamos consultar con nuestro monitor o entrenador habitual, para que nos ayude a utilizar el fitball lo mejor posible.

Cuidado

Al ser un útil que presenta problemas de estabilidad debemos ser conscientes de los riesgos que ello conlleva. Hay que realizar deporte con el fitball en una zona donde no haya riesgo de golpes o caídas, además se debe realizar con ropa adecuada.

No hace milagros

Todo ejercicio o deporte no hace milagros por sí solo, sino que se debe acompañar la práctica de deporte con una alimentación adecuada, para poder alcanzar las metas que se desean.

Ejercicios con fitball

blank

A continuación, vamos a mencionar una serie de ejercicios que se pueden realizar con este gran elemento deportivo:

  1. Nos posicionamos en el suelo y ponemos los pies sobre el fitball, para luego elevar nuestra cadera, asemejándose la posición que obtenemos a un puente.
  2. Situando nuestra espalda, en concreto la zona lumbar encima del fitball, realizamos una elevación de nuestras escápulas, como si estuviésemos haciendo un crunch abdominal habitual.
  3. Flexiones sobre el fitball, poniendo las manos sobre este útil y, por tanto, creando una mayor dificultad, debido a la inestabilidad que se genera.
  4. Planchas abdominales, en donde los pies se sitúan en el fitball, y nuestros brazos hacia el suelo. Esto producirá una gran tensión abdominal, la cual debemos mantener unos 30 segundos como mínimo.
  5. Zancadas, en donde alternamos de pie en el fitball.
  6. Nos sentamos sobre el fitball con las piernas separadas, al igual que el ancho de nuestros hombros. Además, la lumbar debe estar apoyada. Una vez posicionados, se realizan crunches abdominales habituales, algo que será más difícil sobre el fitball.

Diversos usos del fitball

Empleo del fitball en nuestra zona laboral

Desde hace unos años se ha podido observar que diversas empresas han optado por un cambio en las sillas, prefiriendo el uso del fitball. Muchos especialistas han determinado que el uso del fitball, en sustitución a la silla habitual, puede ser de gran ayuda para evitar malas posturas, daños cervicales, lesiones y demás situaciones que comprometen a nuestro cuerpo. Esto se debe a que, al estar sentado en nuestro trabajo en el fitball, trabajaremos la musculatura, y además, evitará el sedentarismo. No obstante, esta opinión no está 100% generalizada, pues hay ciertas opiniones negativas respecto al uso del fitball en el trabajo. Esto se debe a que consideran que no es posible ni sano mantenerse unas 8 horas de trabajo soportando el esfuerzo que implica el uso del fitball. Nosotros consideramos como la mejor opción, ser conscientes de que se tiene una buena postura o no. A la vez, practicar deporte ayudará a que todos nuestros músculos estén en buen estado, y tengamos menos probabilidad de sufrir daños en nuestros músculos.

Uso del fitball en hospitales

Es habitual ver que en los hospitales se usa el fitball para momentos antes del parto. Como mencionamos en líneas superiores, ayuda a relajar la zona pélvica y, por tanto, ayuda en el momento del parto, haciendo que todo sea algo más llevadero.

Útil de fisioterapia

El fitball suele ser una gran herramienta para los momentos de rehabilitación y fisioterapia. Esto se debe a que su práctica no conlleva mucho esfuerzo y, por tanto, nuestras articulaciones no se esfuerzan mucho. Por tanto, con el fitball se puede lograr una mejora de la fuerza, equilibrio y estabilidad, algo que puede ser de gran ayuda en los momentos de rehabilitación.

La altura, un elemento a tener en cuenta

El fitball puede ser usado por todos, independientemente de la edad y del estado físico. No obstante, debemos tener en cuenta un aspecto muy importante para que el uso del fitball sea el correcto, nuestra altura. Acorde a la altura que tengamos vamos a necesitar un tamaño de fitball u otro. Para saber si hemos dado con el fitball correcto, debemos sentarnos sobre este y ver si nuestras rodillas dan lugar a un ángulo recto, es decir, de 90º. Si es así, significa que es el correcto, pero para que lo vean más claro, vamos a dar las cifras en cm, acorde a la altura del individuo y el fitball que debería emplear:

Personas con menos de 1,52 cm: fitball de unos 45cm

Personas que midan entre 1,53-170cm: un fitball de unos 55 cm

Personas que midan entre 1,71-1,80cm: un fitball de unos 65 cm

Aquellas personas que midan más de 1,80cm: un fitball de unos 75 cm

 

Conclusiones

Hoy hemos visto un útil de entrenamiento funcional que es de gran ayuda en muchos aspectos:

  • ayuda a mejorar la postura corporal, y a fortalecer los músculos estabilizadores.
  • optimiza nuestro equilibrio
  • aumenta nuestro nivel de coordinación corporal
  • aumenta la calidad de nuestros músculos
  • es de gran ayuda para las mujeres embarazadas
  • reduce las molestias de espalda, y a nivel lumbar
  • gran aliado para estirar al final de los entrenamientos

Como hemos visto en el post de hoy, el uso del fitball va a aportar una gran variedad de beneficios a nuestro organismo. Consideramos que incorporarlo a vuestras rutinas habituales supondrá un nuevo giro a la rutina, que vendrá de perlas a vuestros músculos.

Esperamos que el post de hoy les haya sido de ayuda. Nosotros nos despedimos aquí, pero solamente hasta el siguiente post. Un saludo a todos de parte del equipo de MyFITBody, y recuerden… ¡siempre a tope!

Carlos J. Soriano Aisa

Entrenador personal y coach nutricional