Montar en bicicleta, beneficios y propiedades - MyFitBody

Envío gratuito en pedidos superiores a 29.99 €

blank
Atención al cliente
5/5 - (1 voto)

Montar en bicicleta, beneficios y propiedades

Montar en bicicleta es una de las mejores experiencias que existen, y es que gracias a esta actividad puedes liberar tu mente, dejar el estrés a un lado y encima, mejorar tu salud.

El ciclismo es una manera muy interesante de trabajar el cuerpo, y es que mientras las piernas se llevan un gran trabajo, la cantidad de calorías quemadas es de resaltar.

Si quieres seguir aprendiendo un poco sobre el ciclismo y todos los beneficios que reporta en tu salud, te invito a seguir leyendo este artículo, pues todos esos temas los vamos a destacar. ¡Empecemos!

Consejos de seguridad para cualquier ciclista

Antes de conocer los beneficios del ciclismo, es importante resaltar en primer lugar algunos consejos orientados a tener una mayor seguridad durante los paseos, lo que hará básicamente que se puedan conseguir todos los beneficios que trae consigo andar en bicicleta:

Realiza un correcto ajuste de la bicicleta

Tanto, previo al paseo como al llegar a casa, es fundamental comprobar el estado de la bicicleta, sobre todo antes de salir, pues de esta manera evitarás todos los percances que pueden presentarse en caso que exista cualquier falla.

En ese sentido los elementos más importantes a comprobar son el estado de los frenos, la presión por parte de las cubiertas ñ y también los tornillos del manillar. Del mismo modo, periódicamente realizar un chequeo general también es necesario.

Usa el casco

Es increíble la cantidad de accidentes que terminaron en daños cerebrales e incluso la muerte, por no usar e casco, y es que este artefacto es muy infravalorado por muchas personas, pero que en realidad marca la diferencia entre vivir o morir en un accidente andando, lo dice alguien que ha pasado por esa experiencia.

En ese sentido, da igual el diseño, el tamaño o el modelo, el casco debe ser el primer implemento a tener presente al momento de andar en bicicleta, además, esto te hará sentir esa confianza necesaria al momento de montar bicicleta, y a pesar de que existen muchas recomendaciones de seguridad ninguna es válida sin el uso de casco.

Dota a la bicicleta de la correcta iluminación

Las luces en una bicicleta pueden parecer un accesorio simple y sin tanta importancia, pero tienen su lugar, pues siempre hacen falta en condiciones donde hay poca luz, días nublados o en la noche.

Dichos contextos requieren sí o sí de luces, ya que no sólo te pueden salvar la vida al momento de andar, sino que también la de otra persona, ya que evitarás algún choque.

Asimismo, las luces son necesarias por el hecho de las normas de tránsito, como una luz de cruce o simplemente para ser visible ante los demás vehículos.

Teniendo esto en cuenta, el kit de luces que debe tener una bicicleta se compone de una luz roja y blanca (LED). A su vez, si puedes incluir algunos detalles reflectantes, el nivel de seguridad por esta parte estará completo.

Deja a un lado los dispositivos móviles

Es común ver en redes sociales a una gran cantidad de influencers mostrar sus recorridos en bicicleta al mismo tiempo que están andando, así como hacerse fotos y demás detalles que pueden parecer estar de “moda”, pero esto solo significa atentar contra su bienestar y la del resto de peatones.

Más allá de todo el riesgo que representa, también hay que destacar las sanciones y multas que se pueden recibir por cometer una infracción de este estilo.

En fin, durante el recorrido, la atención debe estar puesta en el camino. Claro, siempre hay lugar para tomar una foto del camino o del paisaje donde se hace el recorrido, pero, al sacar el móvil se debe primero parar la bicicleta.

Sigue la vía

La vía está marcada para seguirla, lo mismo pasa con las normas de tránsito, y es que el hecho de andar en bicicleta no quiere decir que estas normas no se acaten.

En ese sentido, seguir el semáforo, el paso peatonal, los carteles de reducir la velocidad, de pare y demás, todos estos elementos se deben seguir, de esta manera podrás tener un paseo en bicicleta agradable, preservando tu seguridad y la del resto de peatones. Además, te vas a evitar un gasto innecesario de dinero por pagar una multa.

Existen muchas recomendaciones a tener en cuenta, pero con estas cuentas con los conocimientos necesarios para montar bicicleta y gozar de sus beneficios, que los mencionaremos más adelante.

Beneficios de montar bicicleta

A continuación, te presentamos una serie de beneficios que están relacionados con andar en bicicleta:

Mejora el VO2 máximo

Denominado también como la capacidad aeróbica, el VO2 indica la máxima cantidad de oxígeno que las personas pueden procesar, asimismo, se mide en mililitros por cada kilogramo de peso por minuto.

En ese sentido, a mayor sea la cifra, mayor será el oxígeno que llegue a los músculos, logrando así mayor rapidez o, mayor capacidad de resistencia en la carrera.

Equilibra tu mente

A ver este es un beneficio que la actividad física en general te aportará, pero en el caso del ciclismo sucede algo muy similar a la carrera, y es que se logra un bombeo notable de sangre en todo el cuerpo a una velocidad bastante alta.

A su vez, esto desencadena una difusión rápida de endorfinas y demás sustancias positivas para, como la serotonina, la norepinefrina y la famosa dopamina.

Refuerza rodillas y demás articulaciones

Al igual que en la carrera (siempre que exista una buena técnica), la Articulación de la rodilla se verá beneficiada, pues recibirá un estímulo positivo que la hace más fuerte, resistente y por ende, con mayor salud.

En el caso del ciclismo, sucede lo mismo, con el agregado que puede ser una alternativa muy importante de cara a tener un buen trabajo cardiovascular de bajo impacto, logrando fortalecer las articulaciones, siendo la rodilla la más beneficiada. Obviamente, siempre se deberá acompañar con los alimentos correctos.

Disminuye el colesterol

Andar en bicicleta de manera frecuente manteniendo una intensidad moderada, es una herramienta bastante productiva para aumentar el “colesterol bueno”, el HDL, mientras que el LDL, es decir, el “colesterol malo”, así como los niveles de los triglicéridos se ven reducidos.

Por supuesto, el ciclismo y el ejercicio físico en general son buenos para ello, pero hay otro componente muy importante, y es que como ya comentaba, la alimentación es clave, seleccionar los alimentos correctos y lo más importante, realizar periódicamente los respectivos chequeos y análisis.

Mejora el rendimiento deportivo

Saliendo un poco del enfoque únicamente de la salud, es decir, pensando en mejorar las aptitudes físicas, el ciclismo es un complemento ideal, y es que así no se tenga un objetivo específico en mejorar en la bicicleta, realizando sesiones semanales de ciclismo potencia notablemente el rendimiento hacia otras disciplinas, además que hace más dinámica la preparación deportiva, saliendo un poco de esa rutina del deporte en concreto de cada atleta.

Un ejemplo de ello es el entrenamiento de fuerza, y es que el ciclismo se muestra como la mejor alternativa para hacer cardio, pues mejora la capacidad aeróbica, al mismo tiempo que brinda un trabajo muscular, sobre todo en el tren inferior.

Cabe destacar, que al momento de optar por la bicicleta, es necesario que el trabajo de la carrera esté separado, es decir, a no ser que seas un triatleta, el cual entrena y cuenta con una debida planificación para ello, lo mejor no es hacer ambas actividades inmediatamente después de terminar una, pues el riesgo de sobre entrenarse es mayor.

Fortalece la musculatura

Si bien puede parecer que la única musculatura que interviene en una sesión de ciclismo, son las piernas, la verdad es no es así, y es que a pesar de que los músculos del tren inferior se llevan un trabajo mayor, los músculos centrales, es decir, nuestra zona central, es la encargada de mantener una correcta postura corporal durante el tiempo que dure la sesión.

Del mismo modo, puede ser interesante contar con un trabajo enfocado en el core, pues se trata del núcleo del cuerpo, lo que ayudará así a potenciar el rendimiento en el ciclismo.

Con respecto al tren inferior, no hay nada que no se haya dicho, y es que el cuádriceps, femoral y glúteo cuentan con un trabajo constante sea de manera directa o indirecta al momento de andar en bicicleta.

Igualmente, como ya comentaba, si se desea potenciar el rendimiento en el ciclismo resulta óptimo hacer un trabajo adicional en la musculatura de las piernas, obviamente, sin que genere interferencia a nivel de fatiga para lograr así afrontar sin problemas la actividad del ciclismo.

Alivia el aburrimiento

Cuando se trata de vencer al aburrimiento, la actividad física en general es una alternativa, pero como ya vimos en puntos anteriores, el ciclismo cuenta con una serie de agregados que hacen de este deporte una opción perfecta para esos momentos cuando no sabemos que hacer.

Además, el ciclismo nos brinda la gran ventaja de andar en el aire libre, donde podemos ir a cualquier lugar de manera dinámica, y un claro ejemplo de ello es el ciclismo de montaña, donde se recorren paisajes naturales bastante atractivos y dignos de admirar.

Por otra parte, este es un deporte especial de cara a conocer nuevas personas y pasar un rato agradable entre amigos, pues el hecho de salir en grupo, recorrer nuevos lugares, o auxiliar a otro ciclista que se pinchó a medio camino, son pequeñas cosas que hacen de montar bicicleta una experiencia muy gratificante.

Ayuda a mejorar la recuperación

Después de hacer sesiones de entrenamiento bastante rudas, donde las piernas quedan agotadas y acalambradas, obviamente no provoca hacer nada más que dormir y descansar, sin embargo, andar en bicicleta puede ser una alternativa.

Aunque no lo parezca, siguiendo lo comentado por el triatleta Linsey Corbin, el ciclismo puede ser un beneficio para cualquier corredor, y no sólo para un mejor rendimiento, sino que también para optimizar su recuperación, y esto lo hace ayudando a las piernas a liberar toda esa tensión.

Eso sí, esto sucede con paseos a intensidades bajas, pues lo ideal no es sumar fatiga, solo lograr un bombeo de sangre en la musculatura de las piernas.

Llegado a este punto, te estarás preguntando: ¿Cómo realizar otro tipo de actividad física puede ayudarme a recuperar después de un trabajo intenso?

Esto se debe, ya que el ciclismo incrementa el flujo de sangre en la zona de las pantorrillas, glúteos, cuádriceps e isquiotibiales, músculos que no sólo son los que intervienen en la carrera, sino que, al hacerlo en el pedaleo, se ven las mejoras en el sentido de la recuperación.

Asimismo, dicha mejora en el flujo sanguíneo lo que hace es eliminar el ácido láctico en la musculatura, por lo que hace que su reparación se vea optimizada.

Otro aspecto que resulta beneficioso radica en el hecho que, a nivel muscular y articular el movimiento de pedaleo resulta interesante de cara a reducir la rigidez, por lo que el riesgo de lesión también se verá reducido.

Como recomendación, es importante realizar una rutina ligera de flexibilidad al final de estas sesiones tan intensas, y por supuesto, complementar con una alimentación correcta y un buen descanso.

Mejores el sistema inmunológico

Con seguridad, si le preguntas a un ciclista, o a una persona que ande frecuentemente en bicicleta, cuántas veces se enferma en un año, solamente necesitará una mano para contarlas, y es el que ciclismo si destaca por algo, es por su capacidad de rejuvenecer al sistema inmunitario, así lo indica un estudio reunido por la revista Aging Cell.

En ese sentido, la investigación señala como los ciclistas conservan un óptimo nivel de salud a lo largo de los años, así como los niveles de testosterona en los hombres que practican este deporte se mantienen notablemente altos.

Del mismo modo, los efectos del ciclismo de cara optimizar el sistema inmunitario son notables. Además de tratarse de una práctica que fortalece la salud ósea y muscular, por lo que la calidad de vida de los ciclistas y personas que andan en bicicleta con frecuencia se ve mejorada.

blank
Doctor Luis Miguel Salvador Grande Número colegiado 3704715 : Asesor Médico y Nutricional de MFB myfitbody. Licenciado en medicina y cirugia por Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca master en medicina cirugia cosmetia y nutrición por el Hospital de la Santa Cruz y San Pablo en Barcelona experto en emergencias sanitarias.

Tabla de contenido: