Tabla de contenido:

​¿Cómo tener una buena salud cardiovascular?

 

Nuestro corazón, motor de nuestro cuerpo que bombea la sangre y permite que podamos hacer mil y una acciones. Hoy vamos a hablar de la salud cardiovascular, viendo qué debemos hacer y qué no debemos hacer para poder estar a pleno rendimiento.

 

Antecedentes: enfermedades cardiovasculares

 

Al hablar de la salud cardiovascular, es lógico hablar de cuáles son los problemas relacionados con nuestra salud cardiovascular. Este tipo de afecciones, que afectan a todo lo relacionado con nuestro corazón, se pueden dar por diversos factores:

 

  • Genéticos
  • Ambientales
  • Nutricionales
  • Sedentarismo

 

Debido a estos y demás factores se pueden desarrollar diversas enfermedades relacionadas en el ámbito cardiovascular, como por ejemplo:

 

  • Aterosclerosis: acumulación de sustancias en nuestras arterias, como el colesterol y demás grasas.
  • Enfermedades coronarias: como infartos y diversos problemas de corazón.
  • Accidentes vasculares, tanto a nivel cerebral como cardíaco.

 

¿Por qué suceden las enfermedades cardiovasculares?

 

Todas estas enfermedades son provocadas por diferentes factores, como los mencionados anteriormente. Las causas principales que generan estas enfermedades, que van a interferir en la buena salud de nuestro sistema cardiovascular son:

 

Problemas de peso

Cuando se tiene sobrepeso y/o obesidad, nuestra salud cardiovascular se ve en peligro, pues puede ocasionar problemas de hipertensión, aumento de la cantidad de colesterol en nuestro organismo, y aparición de enfermedades peligrosas, como la diabetes.

Cero actividad física

Cuando nos mantenemos sin hacer ejercicio durante mucho tiempo, nuestro cuerpo no va a quemar esas calorías de más y, por tanto, no solo se producirá un incremento del peso, sino que además aparecen problemas, como más colesterol y problemas de la tensión arterial.

Malos hábitos

Fumar o beber alcohol son grandes factores, que pueden propiciar un aumento de la posibilidad de tener enfermedades del corazón.

Problemas de tensión

Cuando se tiene una tensión elevada, la probabilidad de padecer enfermedades cardiovasculares es más elevada. Si se llega a reducir la tensión, se reduce mucho la probabilidad de sufrir enfermedades de este tipo.

 

La salud cardiovascular en diversas situaciones

 

El deporte y las enfermedades cardiovasculares

El deporte, como hemos dicho en infinidad de ocasiones, es algo fundamental para nuestra salud en todos los sentidos. Con hacer algo de deporte a la semana, unas 4 veces y unos 30 minutos por sesión, ya sea trotando, nadando o boxeando, nuestro corazón se verá fortalecido. No solamente veremos nuestra figura más tonificada y fuerte, sino que además nuestra salud se encontrará en el mejor de los estados cuando practicamos deporte. Gracias a la práctica deportiva se queman calorías y, por tanto, se puede bajar de peso o mantenerlo. Además, ayuda a eliminar el estrés y nos ayuda a sentirnos mejor, gracias a que el deporte fomenta la segregación de las endorfinas.

La alimentación y el corazón

No solo el deporte es fundamental para poder gozar de un correcto estado de salud cardiovascular. Debemos ser conscientes de que alimentos son perjudiciales para nuestra salud, limitando su consumo y optando por tomar alimentos más sanos. Si nuestra dieta es sana, variada y equilibrada, en donde comamos cereales, pescados, frutas, carnes sin grasas y verduras, podremos gozar de un perfecto estado de salud. Lo más importante es reducir la comida basura, bollería industrial, alimentos con exceso de grasas saturadas, y demás alimentos que no nos aporten nutrientes de calidad.

El enemigo de la salud cardiovascular  el alcohol

La mayor parte de la población consumo a diario algo de alcohol. Se tiene la falsa creencia de que, si es poca cantidad no es perjudicial, pero no es así. El alcohol ha sido aceptado como un hábito social, típico de reuniones, o en momentos de ocio. Se trata de una droga semidura, que puede afectar en general a nuestra salud, como por ejemplo a nuestro corazón. Excederse en el consumo de alcohol puede ocasionar problemas, como arritmias, tener una presión arterial alta, y diversas enfermedades, no solo relacionadas con el ámbito cardiovascular. Además de esto, el alcohol aporta una gran cantidad de calorías vacías, que solo hace que nuestro cuerpo las acumule y, por tanto, con el tiempo aumentemos de peso. La idea más sensata es optar por bebidas con baja graduación, y sin excederse en su consumo.

La ansiedad y el estrés, factores negativos para nuestro corazón

Todos sabemos que la ansiedad y situaciones con mucho estrés son perjudiciales para nuestra salud. Cuando se tienen situaciones complejas a nivel emocional, nuestro sistema inmune se debilita, haciendo que sea más frecuente la aparición de enfermedades. Además, las personas que tienen problemas de corazón deben mantener un equilibrio emocional, que les aleje de la ansiedad y el estrés, pues estos son dos factores de riesgo para nuestra salud cardiovascular.

 

Consejos para gozar de un perfecto estado cardiovascular

 

A continuación, vamos a dar una serie de consejos que pueden ser de ayuda para poder gozar de un buen estado de salud cardiovascular:

 

Frutas y verduras a tutiplén

El consumo de verduras y frutas es fundamental para poder tener un fenomenal estado de salud. En cuanto a la salud cardiovascular vemos que, comiendo brócoli o legumbres vamos a poder mejorar los niveles de colesterol en nuestro organismo. Otro ejemplo sería el de las nueces, las cuales con sus ácidos grasos saludables ayudan a la protección del corazón. En definitiva, nuestra dieta debe ser variada y equilibrada, en donde nunca debemos olvidar las frutas y las verduras.

Reducir la sal y el azúcar

Un exceso de sal va a incrementar el sodio de nuestro cuerpo. Esto está estrechamente ligado con los problemas de hipertensión. Además de esto debemos reducir el azúcar, pues un exceso de está solo nos va a generar un incremento del peso, un aumento del apetito, y una mayor posibilidad de la aparición de enfermedades como la diabetes.

Los ejercicios aeróbicos

El deporte, como ya mencionamos en líneas superiores, se trata de algo fundamental para nuestra salud cardiovascular. En el caso de los ejercicios aeróbicos vamos a ver como nuestro corazón se fortalece. Con practicar algo de ejercicio cardiovascular, unas 4 veces a la semana, nuestro corazón se mantendrá sano y fuerte.

Observemos nuestra dentición

Diversos estudios han determinado que la salud dental está estrechamente ligada a los problemas de corazón. Esto se debe a que las bacterias que se originan en la boca son responsables de enfermedades como la gingivitis, y llegan a nuestro corazón por la sangre, haciendo que se incremente el riesgo de padecer problemas de corazón. Para poder evitar esto debemos cuidar nuestros dientes, cepillándolos 3 veces al día, y teniendo una revisión anual.

Evitar alimentos perjudiciales

Debemos ser conscientes de que consumir alimentos precocinados, industriales, o con exceso de grasas y/o azúcar van a ocasionar problemas a nuestra salud cardiovascular, además de generar incremento de nuestro peso, de los niveles de colesterol, y problemas relacionados con la tensión arterial.

Deporte general

Ya sea aeróbico o anaeróbico, el deporte es fundamental. Artes marciales, natación, levantamiento de pesas, etc. Con la práctica deportiva conseguiremos mantener nuestros músculos fuertes, presentando una buena imagen corporal, a la vez que se goza de un buen estado de salud.

Tener un buen descanso

Dormir es algo necesario que nos va a ayudar a poder disfrutar de un buen estado de salud. Durmiendo unas 7 horas al día veremos que nuestro organismo se encuentra a pleno rendimiento. Dormir ayuda a que nuestro cuerpo se recupere tras los entrenamientos, ayuda a controlar la presión arterial, y demás factores positivos para nuestra salud.

Visita anual al médico

Con esto queremos decir que una revisión al año no hace daño. Muchos problemas del sistema cardiovascular no presentan síntomas en sus inicios, y para saber si gozamos de un perfecto estado de salud cardiovascular debemos acudir a nuestro médico. Un análisis al año puede ayudarnos a saber si estamos bien o no, y en el caso de no estarlo tomar las medidas oportunas, para mejorar lo antes posible.

Tener un peso óptimo

La obesidad y el sobrepeso son factores de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares. Practicar deporte, y llevar un plan nutricional acorde a las circunstancias es fundamental para corregir nuestro peso.

La sal hay que reducirla

La tensión arterial es algo muy importante, pues si esta es muy alta producirá problemas a nivel cardiovascular. La sal aumenta el sodio que tiene nuestro organismo, si no se consume con cautela producirá una subida de la tensión. Por eso, es importante reducir el consumo de la sal, y así poder tener una tensión arterial correcta.

 

Conclusiones

 

Hoy hemos querido dar diversos consejos a seguir, para poder gozar de un óptimo estado de salud cardiovascular. Tenemos que ser conscientes de que casi todos los problemas cardiovasculares tienen solución. Estos pueden ser tratados y prevenirse, simplemente cambiando hábitos a nivel general. Ya sea teniendo una alimentación más sana, o practicando más deporte, y dejando de lado el consumo de alcohol y tabaco podremos ver que nuestra salud cardiovascular está resplandeciente.

 

Consideramos oportuno visitar una vez al año a su médico, para hacerse una revisión y un análisis, y así poder evitar cualquier problema. Por lo demás, practicando deporte de manera asidua y teniendo una dieta sana variada y equilibrada, podrán gozar de un espléndido estado cardiovascular.

 

Esperamos que el post de hoy les haya sido de utilidad, y sigan con nosotros aprendiendo un poco más de este apasionante mundo de la nutrición y el deporte. Aquí nos despedimos, pero solamente hasta el próximo post. Un saludo a todos de parte del equipo de MyFITBody, y recuerden… ¡siempre a tope!

 

Carlos J. Soriano Aisa.

Entrenador personal y coach nutricional.