Tabla de contenido:

Beneficios de comer mucho en la cena

 

En el post de hoy, vamos a tratar un tema que siempre ha estado en un continuo debate, ¿es bueno comer en la cena menos que en las demás comidas? Comenzaremos con esta premisa y como punto de partida, que muchos de nosotros incluido un servidor, tenemos por costumbre realizar unos copiosos desayunos, en pos de poder dar energía al cuerpo desde recién comenzado el día. Gracias al realizar las comidas de manera decreciente, es decir, desayunando bastante y cenando relativamente poco, ayudará a que no almacenemos grasas en las horas de sueño.

Hasta aquí todo parece sumamente correcto, pero en el post de hoy, vamos a ver como esto no es del todo cierto.

Calorías, ¿cuándo consumir más o menos?

Siempre se suele oír que el consumo de calorías debe ser más restringido a ciertas horas del día. Un caso es la frase típica de reducir el consumo de hidratos de carbono a partir de la tarde, o que comer mucho durante la cena hará que engordemos más fácilmente.

Cada persona es un mundo, y ciertamente, muchas veces ni nosotros somos los que sabemos qué pautas son las más idóneas para nuestra alimentación. Pero lo que sí que es cierto, es que el mito de que cenar mucho engorda, no es más que eso, un mito.

Diferentes estudios han evidenciado como al realizar una gran ingesta de calorías, bajo un régimen de bajada de peso, no se ve afectado según la hora que se consuma. Es decir, que apenas hay modificaciones notorias en la bajada de peso, siendo indiferente si es de noche o de día.

Sin duda, comer bastante al finalizar el día, no engorda en absoluto, siempre y cuando no sea comida basura o comida poco sana. Los beneficios del consumo de más comida en horas nocturnas se han visto en los diferentes estudios que han realizado, viendo como consumiendo más comida por la noche hace que se pierda peso directamente reducido de las grasas, y que se preserve encima más masa muscular.

 

Beneficios rápidos de comer más por la noche

 

  • Sensación de saciedad
  • Menores niveles de insulina y más sensibilidad a la misma
  • Mejor estado anímico
  • Mayor preservación de la masa magra
  • Acompañado de una dieta de pérdida de peso reducirá las grasas del organismo
  • Mejora la salud general

 

El metabolismo en las horas nocturnas

Siempre hemos oído que en las horas previas a dormir, no se debe consumir grandes cantidades de comida, pues se supone que nuestro metabolismo se ve aminorado y hace que no gastemos tanta energía, y por tanto, no quememos lo que hemos aportado en la cena.

Esto es una falacia, pues al comer más en la noche, el cuerpo recibe un ajuste y acelera en gran medida al metabolismo, para así digerir los alimentos que se han consumido. Además, si eres un asiduo del mundo del deporte, por norma general se va a tener un metabolismo acelerado, y por tanto, consumir más alimentos por la noche va a ser un acierto sin duda alguna.

No es necesario realizar un desayuno copioso para realizar las actividades diarias de la mejor forma posible. Si gozamos de un buen estado físico y de salud, ya tendremos energías en las reservas de grasas y del glucógeno de nuestro cuerpo para rendir adecuadamente durante nuestro día a día. No obstante, consideramos que siempre se debe desayunar, no saltarse ninguna comida, y tener una dieta sana y variada, que acompañada con la práctica de ejercicio, supondrá una mejora en nuestro cuerpo de forma general.

Efectos negativos de desayunar demasiado

Como ya hemos dicho, desayunar grandes cantidades de comida está sobrevalorado. Es cierto que es mejor realizar el desayuno al hecho de no hacerlo, pero realizar un desayuno copioso puede entrañar algún que otro inconveniente. Uno de los más importante, y que rompe por completo con ese ideal de energía extra al desayunar mucho, es el efecto sedante. Si realizamos un gran desayuno, hará que nuestro órgano digestivo trabaje más, y si dicho desayuno va cargado de carbohidratos, experimentaremos una elevación en nuestros niveles de triptófano.

Esto generaría que nuestro cuerpo experimente cierta sensación de relajación y sueño, que dista mucho de la energía que se nos promete si realizamos grandes desayunos.  No obstante, si realizamos un desayuno cargado de proteínas y con una carga más ligera de hidratos de carbono, no experimentaremos esa sensación de sueño.

Beneficios de cenar más cantidad de comida

Tras un día duro, llegada la noche vamos a tener una gran necesidad de recuperar las energías que hemos perdido. Por tanto, la cena si se realiza de manera más amplia, puede generar beneficios a la hora de recuperar nuestra musculatura, hacer que tengamos un sueño más reparador, y por tanto, comenzar le día siguiente de una mejor forma.

Además de esto, es importante hablar de la funcionalidad de dicho tipo de plan. Si tenemos un trabajo exigente, que no nos deja comer como es debido, es más fácil realizar comidas más pequeñas o ligeras durante el día, y por tanto, por la noche podemos realizar cenas más grandes, en donde recuperamos toda esa energía perdida durante el día. No solo eso, sino que además, cuando cae el sol es cuando más podemos relajarnos en el calor de nuestro hogar, y por tanto, disfrutar más de la comida y comer más despacio (algo sumamente importante para una correcta digestión).

Conclusión

Darle a nuestro cuerpo más calorías en las horas nocturnas, puede no ser lo habitual que oímos. Un servidor, lo ha puesto a prueba y ha visto como los beneficios son enormes. Es cierto que no debemos caer en comer demasiado, por que puede hacer que la digestión se complique por la noche, rompiendo nuestro sueño y mermando nuestras energías para el día que viene.

Esperamos que con este post hayan visto como se ha podido desmentir en gran parte uno de los mitos más habituales sobre el desayuno y la cena que han existido, viendo como no es así para nada. Nuestro consejo es que consulten siempre con un especialista antes de realizar cambios drásticos en sus hábitos alimenticios cotidiano.

Un saludo de parte del equipo de MyFITBody, nos vemos en el próximo post, y recuerden…¡siempre a tope!

Carlos J. Aisa. Entrenador personal y coach nutricional.