Tabla de contenido:

La cafeína, ¿amigo o enemigo?

 

Hoy vamos a hablar de una sustancia que es protagonista en nuestro día a día desde que sale el sol, la cafeína. Vamos a ver en qué consiste y cuáles son los efectos que su consumo nos genera, viendo si hay beneficios o riesgos en ello.

 

 

¿Qué es la cafeína?

 

Se trata de una sustancia que se encuentra en más de 50 plantas naturales. Presenta  un sabor amargo y lo podemos encontrar en la hojas de té, en los granos de café e infinidad de plantas.

 

Con el avance tecnológico, la cafeína ha sido sintetizada por el hombre, pudiendo añadirla a diferentes alimentos o bebidas para así potenciar los efectos del mismo. También podemos encontrar como en diferentes medicamentos, existe cierta cantidad de cafeína sintética, la cual puede ayudar en la mejora de ciertas condiciones médicas.

 

Beneficios de la cafeína en el deporte

 

  • Mejora el rendimiento en deportes de resistencia, disminuyendo la percepción de fatiga, permitiendo mantener la actividad a una intensidad superior durante un periodo más largo.
  • Estimula el Sistema Nervioso Central, aumentando la capacidad de alerta, concentración, tiempo de reacción y memoria.
  • Aumenta la movilización y utilización de grasas durante el ejercicio, retrasando el vaciamiento de las reservas de glucógeno (reservas de glucosa en nuestro organismo). He de decir que este efecto es breve e irregular; no todos los deportistas responden de igual forma, por lo tanto, sería necesario más estudios al respecto para llegar a una conclusión más sólida .

Fuentes alimenticias de cafeína

 

Como ya mencionamos, podemos encontrar la cafeína tanto de forma natural como de forma procesada:

 

Natural

Procesada

Hojas de té

Chocolate

Café

Medicamentos

Granos de cacao

Bebidas energéticas

Nueces de cola

Chicles y chucherías

 

 

¿Cuáles son los efectos de la cafeína en el cuerpo?

 

El consumo de cafeína puede generar diferentes efectos en nuestro organismo:

 

  • Más energía, pues estimula el sistema nervioso central. Esto hace que nos sintamos más despierto y con una mayor cantidad de energía.
  • Ayuda a eliminar la sal y el agua extra que retenemos en nuestro cuerpo, siendo así un gran diurético.
  • Su consumo puede generar acidez, pues aumenta la liberación de esta en nuestro estómago. Esto puede desembocar en molestias estomacales.
  • Limita la absorción del calcio en nuestro organismo.
  • Aumenta la presión arterial.
  • Nos mantiene alerta.
  • Puede alterar el ritmo cardiaco, siendo desaconsejado su consumo para personas con problemas cardiacos.

 

¿Cuáles son los efectos secundarios de consumir demasiada cafeína?

 

Hay personas que toleran más, y otras que toleran menos la cafeína. De forma general, se pueden consumir hasta casi 400 mg de cafeína al día. Exceder esta cifra puede traer consigo diversos problemas como:

 

  • Nerviosismo y temblores
  • Cefaleas
  • Ansiedad
  • Deshidratación
  • Problemas para conciliar el sueño
  • Mareos
  • Problemas en el ritmo cardiaco

 

 

¿Qué son las bebidas energéticas y por qué pueden ser un problema?

 

En pleno siglo XXI, las bebidas energéticas ocupan un lugar importante en las ventas de infinidad de negocios. Consumidas por muchas personas, sobre todo gente joven que necesita un plus de energía a la hora de estudiar o trabajar, su consumo entraña un gran problema poco visible en nuestra sociedad.

 

Las bebidas energéticas son refrescos con una gran cantidad de azúcar en su interior, a la que encima se le añade una cantidad ingente de cafeína. Es cierto que muchas vienen enriquecidas con vitaminas y demás elementos que podríamos considerar beneficiosos, pero con las disparatadas cantidad de azúcar y cafeína que trae en su interior, esos beneficios quedan en un tercer plano.

 

Estos productos son vendidos bajo la descripción de bebidas que nos ayudan a mejorar nuestro rendimiento, tanto físico como mental. A pesar de esta afirmación, la comunidad científica no ha encontrado ninguna evidencia de lo dicho. Lo cierto es que su consumo es peligroso por la alta cantidad de azúcar que tiene y las altas dosis de cafeína que hay en su interior.

 

Por si fuese poco, como ya mencionamos en post anteriores, la población más joven suele mezclar estas bebidas con alcohol cuando salen de noche. Esto lo hacen pensando que les va a dar más resistencia al alcohol y para poder así aguantar más la noche. Pero muy lejos de la realidad, esto entraña un grave problema, pues el consumo de estas sustancias puede ser una bomba de relojería y generar serios problemas.

Nosotros desaconsejamos el consumo de bebidas energéticas, pues su valores nutricionales no son los más óptimos, y por que traen en su interior cantidades exageradas tanto de azúcares como de cafeína.

 

¿Quién debe evitar o limitar la cafeína?

La cafeína es una gran aliada, pero consideramos que su consumo se debe consultar previamente con un especialista, ya que bajo diferentes situaciones su consumo se debe limitar o anular:

 

  • La mujeres embarazadas deben evitar el consumo de cafeína por completo, pues esta puede pasar por la placenta y llegar a absorberla el bebé.
  • Durante la lactancia tampoco, por que la cafeína puede llegar a pasarse al bebé.
  • Personas con problemas de insomnio.
  • Cualquier persona con cefaleas.
  • Personas con problemas de estrés o ansiedad, deben mantener a raja tabla el consumo de cafeína, pues puede agravar los síntomas.
  • Personas con la presión arterial alta o con problemas de corazón.
  • Los niños deben mantenerse alejados del consumo de cafeína, pues su tolerancia es casi inexistente.

¿Qué es la abstinencia de la cafeína?

 

Un consumo exagerado de cafeína puede generar una abstinencia de la misma, generando diferentes síntomas que solo se van pasado unos días:

 

  • Cefaleas
  • Náuseas
  • Somnolencia
  • Irascibilidad
  • Poca o nula capacidad para concentrarse

 

¿Qué cantidad de cafeína es excesiva?

 

El consumo de cafeína no debe exceder las 4 tazas, aproximadamente unos 400 mg de cafeína. Esto equivale también a dos latas de bebida energética aproximadamente. Si nos pasamos con este consumo, podemos experimentar los problemas mencionados en líneas superiores.

La Cafeína y los medicamentos

 

Actualmente, los medicamentos pueden contener en su interior cafeína, por eso si además consumimos cafeína, se puede estar consumiendo una ingesta muy elevada. El consumo de medicamentos con cafeína genera estos efectos:

 

  • estimulante del sistema nervioso central
  • reduce el cansancio y la sensación de fatiga
  • vasoconstrictor a nivel cerebral, usado para los episodios de migrañas
  • estimula el músculo esquelético y cardiaco
  • aumenta la secreción gástrica

 

Los medicamentos con cafeína se suelen usar para contrarrestar los efectos de la somnolencia que generar los antigripales al igual que para paliar los efectos de los medicamentos para el mareo. Son un gran aliado, pero se aconseja que mientras se tomen medicamentos de este tipo, el consumo extra de cafeína desaparezca.

 

Conclusión

 

Tras este post, hemos visto como el consumo de cafeína es beneficioso siempre y cuando se haga en su justa medida. Si optamos por consumir cafeína a mansalva y sin control, vamos a experimentar una gran variedad de efectos adversos que solo perjudicarán nuestro organismo. Y recuerden, consulten previamente con un especialista si el consumo de cafeína les será beneficioso.

Aquí toca despedirse, pero solo hasta el próximo post. Reciban un cordial saludo de parte del equipo de MyFITBody, y recuerden… ¡siempre a tope!

 

Carlos J. Aisa. Entrenador personal y coach nutricional.

blank