Tabla de contenido:

Cúrcuma, ¿medicina o solo para la cocina?

 

Hoy vamos a hablar de una planta que ha sido empleada en la India desde tiempo ancestral, en alimentos y medicamentos, para gozar del mejor estado de salud posible. La cúrcuma será la protagonista de hoy, veremos qué es exactamente, sus beneficios, funciones y otros aspectos que nos ayudarán a saber si es cierto o no, todo lo que se dice sobre esta planta.

 

¿Qué es la cúrcuma?

 

La cúrcuma es una planta originaria de la India, empleada durante mucho tiempo a nivel gastronómico, debido a sus beneficios a nivel medicinal. Se supone que su consumo puede ser de gran ayuda para controlar el colesterol, e incluso, mejorar los síntomas de la artrosis.

 

Esta planta, de la familia del increíble jengibre, da un polvo amarillento que está cargado con cierta cantidad de curcumina, que es la que nos aportará los beneficios que mencionaremos más adelante en este post.

 

Por tanto, podríamos decir que la curcumina es el componente que habita dentro de la cúrcuma. Suele empleare como aditivo y colorante en ciertos alimentos, y la cúrcuma suele contener un 5% de esta.

 

Valor nutricional de la cúrcuma

La cúrcuma es una planta increíble, pues posee muchos nutrientes. Esto se debe a que en su interior tenemos sustancias como:

  • Proteínas
  • Fibra
  • Vitaminas c, e, k
  • Sodio
  • Calcio
  • Hierro
  • Magnesio
  • Potasio
  • Zinc
  • El aminoácido esencial niacina

No obstante, a pesar de tener tantos nutrientes, lo cierto es que al consumir muy poca cantidad de curcumina, estos no se obtienen en grandes cantidades. Pero esto se puede solucionar mediante el empleo de suplementos nutricionales de cúrcuma, haciendo que tomemos cantidades más elevadas. Sin embargo, esto solo se debe hacer si así lo aconseja un médico, pues incrementar las dosis de cúrcuma de manera muy elevada puede ocasionar problemas digestivos.

Beneficios de la curcumina

La curcumina existente dentro de la cúrcuma ha sido considerada desde hace mucho tiempo como una sustancia con beneficios curativos, pues posee propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Estos son algunos de los beneficios que se han ido reportando a lo largo de la historia:

Ayuda en la indigestión

Un consumo moderado, que no excesivo, puede mejorar la digestión cuando realizamos comidas copiosas.

Puede ayudar a las personas que tienen problemas de corazón

Diversos estudios han determinado que el consumo de cúrcuma y, por lo tanto, de dosis de curcumina, puede ayudar a pacientes con problemas de corazón. Esto siempre sujeto a la supervisión médica.

Puede ayudar a la prevención de diversos tipos de cáncer

Diversos estudios han determinado que es posible que la curcumina pueda ayudar a evitar que aparezca algún cáncer en nuestro organismo. Esto es debido a que la curcumina bloquea las células cancerosas, para que evitar que crezcan los tumores, impidiendo la irrigación sanguínea a los mismos. No obstante, esto son hipótesis y estudios, que no han dado nada concluyente al 100%, pero es interesante mencionarlo.

Óptima salud cardiovascular

Diversos estudios han determinado que es posible que la curcumina ayude a prevenir los problemas de corazón, al igual que también puede contibuir en la regulación de la presión sanguínea. Además, puede ayudar a disminuir el colesterol malo.

Cero problemas digestivos

Siempre se ha dicho que las especias y plantas de la India son de gran ayuda a la hora de tener un sistema digestivo sano y fuerte. La cúrcuma no es una excepción, pues con la curcumina se logra una estimulación de la vesícula biliar. Esto hace que se genere bilis, aliviando así diversos problemas a nivel digestivo, como los gases, la hinchazón del estómago o la indigestión.

¿Para qué se emplea la cúrcuma?

El empleo de la cúrcuma está indicado para eliminar radicales libres, pues es un gran antioxidante, y para usarse como antiinflamatorio. Diversos estudios han indicado que un consumo moderado de cúrcuma puede ayudar a reducir el colesterol, mejorar los síntomas de enfermedades en la piel, o disminuir los síntomas de la artrosis. No obstante, como mencionamos antes, se trata de estudios no concluyentes, en los que no hay evidencia médica suficiente como para dar estas afirmaciones por verdaderas.

Efectos secundarios de la cúrcuma

El consumo de cúrcuma puede producir problemas diversos si no se consume como es debido, como por ejemplo:

  • Diarrea
  • Náuseas
  • Dolor estomacal
  • Hinchazón abdominal
  • Las mujeres embarazadas no deben consumirla, pues puede poner en peligro al bebé. En el caso del periodo de lactancia no hay resultados exactos, y por eso, para prevenir se desaconseja su consumo en esta etapa.
  • Las personas que tengan problemas de coagulación o tomen medicamentos para ello, deben mantenerse alejados de la cúrcuma, pues puede poner en riesgo su salud. Algo semejante pasa con aquellas personas que tengan enfermedades como cáncer o diabetes. Al no haber una veracidad 100% exacta sobre este nutriente, se desaconseja su empleo en estas situaciones.

1 gramo de cúrcuma sería lo recomendable a nivel terapéutico, pero lo cierto es que, al tener una baja solubilidad, no va a llegar mucha cantidad a nuestra sangre. Aquí es donde la gente opta por suplementos, que hacen que sea más rápida su absorción y aporte, pero esto es algo peligroso, pues como hemos dicho, no hay estudios científicos que respalden a la cúrcuma al 100%. 

Consideramos que la cúrcuma se puede tomar de forma normal, para condimentar sin problema. Son dosis tan pequeñas que no harán nada a nuestro organismo. Si por el contrario, lo que desean es su consumo con algún fin terapéutico, no duden en consultar previamente con un médico que lo valore personalmente, pues como siempre decimos, cada persona es un mundo.

La cúrcuma y el cáncer

Muchos artículos realzan la importancia de la cúrcuma a la hora de prevenir diversos tipos de cáncer, incluso de tratarlos. Esto no es del todo cierto, pues las evidencias médicas no son suficientes para afirmar dicha premisa y por ello, se sigue investigando.

Debido a que la cúrcuma posee diversas propiedades antioxidantes se están estudiando sus posibilidades en la lucha contra el cáncer. Esto se debe a que la inflamación tiene cierta importancia a la hora de entender los cánceres, y de cómo poder hacerles frente.

Los diversos estudios que se han realizado (en animales), indican que es posible que el uso de cúrcuma pueda hacer que el cáncer se disperse más lentamente. Esto sería de gran ayuda, haciendo más efectivos los métodos como la quimioterapia y la radioterapia.

Por otra parte, los estudios de los efectos de la cúrcuma en el ser humano están en sus inicios, y no son nada concluyentes.

La absorción de la curcumina, lo más importante

 

Es importante saber que la cúrcuma y su ingrediente activo, la curcumina, tiene ciertos aspectos que debemos entender:

 

Pocas cantidades de curcumina

La cúrcuma es una planta que, a pesar de aportar curcumina, lo cierto es que la aporta en pequeñas cantidades. Estas no llegan a superar el 5%. Por tanto, para obtener sus supuestos beneficios se deberían ingerir cantidades ingentes.

Difícil absorción

Se trata de un nutriente que, debido a su baja solubilidad, cuesta mucho que nuestra sangre lo absorba. Se deberían tomar altas cantidades, unos 10 gramos, para poder lograr que esté en nuestra sangre. Esto es sumamente peligroso, pues altas cantidades de cúrcuma nos van a ocasionar los inconvenientes previamente mencionados. Además, para poder gozar de los beneficios en su plenitud se tendrían que ingerir exageradísimas dosis de este nutriente, algo desaconsejable en todos los sentidos

 

Conclusión

Las investigaciones sobre los efectos y beneficios de la cúrcuma siguen en pie, y a día de hoy no hay nada concluyente que nos diga que podemos usar la cúrcuma para todos los beneficios que dicen que tiene. Consideramos que es buena idea siempre hablar con su médico o nutricionista cuando van a añadir o quitar algo de su alimentación, pues muchas veces desconocemos las cosas que podrían desencadenar en nuestro organismo.

Es cierto que la cúrcuma podría tener ciertos beneficios a nivel médico, pero por ahora, mejor usémosla como especia en nuestras comidas, pues la verdad es que con su aroma conseguiremos platos excepcionales.

Tenemos la clave para poder gozar de un estado de salud ideal: seguir una dieta sana, variada y equilibrada, que incluya todos los nutrientes, además de practicar deporte de forma asidua. Haciendo esto, no duden que podrán verse y sentirse espectaculares.

Esperamos que el post de hoy les haya servido para entender que muchas veces podemos toparnos con ciertos alimentos que a través de la historia los han vendido como milagrosos y medicinales, pero lo cierto es que en la actualidad no hay evidencias que respalden esas afirmaciones.

Gracias por estar otro día más con nosotros, aprendiendo un poco más sobre este fascinante mundo de la nutrición y el deporte. Aquí nos despedimos, pero solamente hasta el próximo post. Un saludo a todos de parte del equipo de MyFITBody, y recuerden… ¡siempre a tope!

Carlos J. Soriano Aisa.

Entrenador personal y coach nutricional.