Tabla de contenido:

​El desayuno ideal.

Hoy vamos a hablar de algo tan antiguo como la vida misma, pues desde que nacemos lo realizamos. Estamos hablando del desayuno. Esta comida es fundamental en muchos sentidos, como veremos en el post de hoy. Pero lo cierto es que muchas personas optan por saltarse esta comida fundamental del día. 

En el post de hoy vamos a hablar de la importancia de realizar un correcto desayuno. Además, hablaremos de algo que muchos desconocen, y son los desayunos bajos en hidratos de carbono. Estos nos ayudarán a bajar de peso, mantenernos saciados por más tiempo y encima nos mantendrán más activos. 

En resumidas cuentas, como podrán ver son todo ventajas, las cuales deseamos que vean y entiendan en el post que comenzamos ahora mismo.

La importancia de un buen desayuno

Es muy importante empezar el día con un buen desayuno. Esto se debe a que tras las horas de sueño, nuestro cuerpo necesita energía para poder desenvolverse correctamente a lo largo del día. De ahí la importancia de un desayuno saludable que nos aporte desde primera hora de la mañana una gran cantidad de nutrientes, vitaminas y energía.

Esto se debe a que mientras dormimos incluso quemamos calorías. Al despertarnos estamos con un déficit calórico y por tanto es necesario que aumentemos nuestra energías. Esto se aplica en todos los niveles, da igual que vayas a trabajar o a hacer deporte, pues siempre se debe desayunar. Podríamos ver como diversos estudios han comprobado que las personas que no desayunan tienden a comer más a lo largo del día. Esto en definitiva lo que genera es una mayor ingesta de comida para saciar el hambre, y sin embargo, con un buen desayuno ese apetito voraz se puede controlar en mejor medida.

Motivos por los que no evadir el desayuno.

Como ya mencionamos,la ingesta de alimentos nada más despertarse es fundamental, pues nos encontramos sin energías tras las horas de sueño. Además, el desayuno nos impulsa el metabolismo y acelera la pérdida de peso. Por tanto, tienen que ser conscientes de que saltarse el desayuno no es opción por diversos motivos como:

  1. Al no desayunar, nuestro metabolismo sufre una ralentización. Esto se debe a que al no recibir alimentos, este entra en un estado de almacenamiento. Esto lo que hará será preservar los hidratos que tenemos en nuestro interior y solo hará que tendamos a subir de peso. Si comemos, nuestro metabolismo se va acelerando, como si del motor de un vehículo se tratase, funcionando correctamente.
  2. Si desayunamos podemos reducir el apetito en nuestro día a día, evitando así comer entre horas y en exceso. Muchas veces, cuando no desayunamos, nuestro apetito se va acumulando y cuando ya no podemos más, optamos por consumir comida rápida o basura para así calmar esas ansias. Estas opciones suelen ser nefastas, pues con su consumo solo aumentaremos de peso sin remedio.
  3. Realizar un ayuno extendido en el tiempo puede aumentar la respuesta de nuestro cuerpo a la insulina. Esto se traduce en un aumento del almacenamiento de la grasa, generando un fuerte aumento de peso. Por eso mismo, diferentes estudios han evidenciado esto, viendo como determinados grupos de personas que no desayunan tienen sobrepeso.

¿Es posible adelgazar con el desayuno?

Sí. Sin ninguna duda. Diversos estudios han comprobado como un desayuno bajo en carbohidratos ayuda a controlar el hambre. Para ello, el desayuno debe ser alto en proteínas, lo cual nos ayudará a controlar los ataques de hambre y los caprichos entre horas, siendo sumamente beneficioso para poder controlar correctamente nuestro peso.

Las claves para un correcto desayuno que nos ayude a adelgazar.

Antes que nada, tenemos que entender que la grasa se pierde teniendo un balance calórico adecuado. Con esto queremos decir que cada persona necesita una cantidad de calorías diferente y que para poder bajar de peso, se tiene que consumir menos de las que se necesitan.

Como ya hemos hablado en otras ocasiones, en internet nos encontramos múltiples aplicaciones que nos ayudan a calcular la ingesta de calorías que necesitamos al día, acorde a diferentes patrones como nuestra edad, peso, nivel de actividad y otros rasgos.

Entrando en materia, tenemos que ser conscientes de la importancia de los hidratos de carbono. Estos junto a las grasas son nuestra mayor fuente de energía y si nosotros realizamos una dieta baja en ellos, vamos a ver como al no tener nuestro cuerpo de dónde obtener energía, utiliza a los lípidos. Esto se traduce que con una dieta baja en hidratos, empezando por el desayuno, vamos a hacer que nuestro nivel de grasa corporal descienda sin lugar a dudas.

Entonces, nuestro desayuno ideal para bajar de peso debe ser uno en el que halla:

  • Proteínas
  • Vitaminas
  • Minerales

La importancia de las proteínas en el desayuno

Siempre las proteínas son un grupos importante en la alimentación. Además, en el desayuno que proponemos para conseguir una bajada de peso, son sumamente importantes. Las proteínas tienen la función de evitar el catabolismo muscular, es decir, la pérdida de músculo. El catabolismo muscular es usual en las etapas de definición muscular por el déficit calórico. Con el consumo de proteínas vamos a poder proteger a nuestros músculos, además de saciarnos en gran medida. Esto es muy bueno para evitar comer entre horas.

En resumidas cuentas, nuestro desayuno ideal para que así lo sea, debe tener una gran cantidad de proteínas para que su función sea la correcta.

Ideas de desayunos con pocos hidratos de carbono

  • Mueslis con proteínas.
  • Batido de proteínas de suero de leche
  • Tortitas proteicas con plátano y algo de crema de cacahuete.
  • Smoothie con frutos rojos.
  • Té (verde, rojo…) con una tortilla francesa de 2 huevos con medio aguacate.
  • Leche desnatada con 40 gramos de copos de avena y una pieza de fruta.
  • Zumo de naranja natural con una tortita de maíz con pavo y tomate.
  • Tortilla de dos huevos con espinacas.
  • 2 tostas pan integral con aguacate y huevo
  • Tortilla francesa con jamón de pavo o jamón ibérico.
  • Queso fresco con posibilidad de acompañar con jamón de pavo o ibérico, además de frutos rojos.
  • Huevos revueltos con tomate.
  • Aguacate con un huevo cocido y un café realizado con leche desnatada.
  • Yogur griego acompañado de huevo y aguacate.
  • Pan con queso bajo en hidratos de carbono.
  • Pan de calabaza (delicioso)

No obstante, esto son ejemplos muy genéricos. Un nutricionista que les valore individualmente en persona, podrá hacerles un plan nutricional acorde a sus necesidades. Esto es meramente ilustrativo.

Las grasas vs los hidratos de carbono

Es más que obvio que ambas son necesarias en su justa medida, pero lo cierto es que a la hora del desayuno se ha podido demostrar como una es mejor que otra. Un estudio con determinadas personas, concluyó que el consumo de grasas en el desayuno mantiene nuestro metabolismo normal, pero que el consumo de hidratos de carbono en el desayuno ralentizan nuestro metabolismo y hace que acumulemos más grasas.

Conclusiones

Desayunar es algo fundamental. Eso en primera instancia nunca se debe olvidar. Luego, en el post de hoy hemos visto la importancia de un desayuno bajo en hidratos de carbono puede ayudar a que adelgacemos. Para ello, tenemos que hacer desayunos con apenas hidratos de carbono pero sin con sus fuentes de proteínas, grasas, vitaminas y minerales. 

Con ello, conseguiremos muchos logros como bajar de peso, estar más activos en nuestro día a día, no comer a deshora, evitar esa ansiedad por comer, etc etc. 

En resumidas cuentas, debemos desayunar por diversos motivos: 

  • Tu cuerpo consume calorías mientras duermes, por eso necesita que le aportes energía después de levantarte.
  • Las proteínas son un componente esencial de las dietas pobres en hidratos de carbono.
  • La clave para una pérdida de peso exitosa es un déficit calórico saludable.

Con el post de hoy hemos querido que vean que es posible hacer un desayuno muy sano sin ingerir hidratos de carbono. Solemos desayunar un café, con algún sandwich o cereales. Aquí nos encontramos una gran carga de hidratos de carbono que solo nos servirán de obstáculos para nuestro objetivo.

Piensen que las proteínas son sus aliados, les van a proteger sus músculos cuando estén bajando de peso, además de ayudarles a saciarse en mejor medida. Nosotros consideramos que una dieta sana y equilibrada acompañada de práctica deportiva supone el principio del camino hacia el éxito de nuestro cuerpo. No obstante, cada persona es un mundo, y reiteramos que acudan con un especialista en persona que les valore personalizadamente.

Esperamos que el post les haya sido de ayuda y les haya mostrado el camino a seguir para realizar una dieta baja en hidratos. Aquí nos despedimos, pero solo hasta el próximo post. Reciban un cordial saludo de parte del equipo de MyFITBody y si tienen alguna duda, no duden en contactar con nosotros. Hasta la próxima amigos y recuerden… ¡siempre a tope!

Carlos J. Aisa. Entrenador personal  y coach nutricional.

blank