Desequilibrios hormonales ¿Qué es? Soluciones profesionales y Propiedades

Envío gratuito en pedidos superiores a 29.99 €

blank
Atención al cliente
5/5 - (1 voto)
Tabla de contenido:

Desequilibrios hormonales ¿Qué es? Soluciones profesionales

Muchas veces en nuestro día a día podemos sentirnos cansados, de mal humor o incluso un poco apáticos. Esto puede ser debido a causas superfluas, pero también puede ser ocasionado por problemas mayores. Las hormonas son unas sustancias protagonistas en muchos aspectos del organismo, cuyo déficit o exceso puede ser un problema, y es lo que se conoce como desequilibrios hormonales.

Hoy vamos a centrar nuestra atención en los desequilibrios hormonales que se producen en nuestro organismo y que pueden repercutir negativa o positivamente en nuestro cuerpo y mente. Por eso, entre otros aspectos veremos qué son las hormonas, qué es un desequilibrio hormonal y las causas de este, lo que nos ayudarán a entender este tema a la perfección.

Las hormonas, ¿Qué son?

Las hormonas, ¿Qué son?

Las hormonas son unas sustancias químicas que se producen en nuestro cuerpo, las cuales tienen una gran importancia para el correcto funcionamiento del organismo. Estas sustancias se originan en las glándulas endocrinas, y gracias a ellas se producen diversos procesos fundamentales en nuestro organismo, como la reproducción o el correcto funcionamiento metabólico.

Hormonas sumamente importantes para nuestro organismo serían:

Estrógenos: se trata de la hormona sexual femenina Melatonina: gracias a la cantidad adecuada de melatonina podremos gozar de una mejor calidad de nuestras horas de sueño
Leptina: fundamental para el control de nuestro peso Insulina: hormona fundamental para la regulación de los niveles de azúcar en sangre
Testosterona: hormona fundamental en los hombres, siendo esta la hormona masculina Cortisol: hormona vinculada al estrés

¿Qué es un desequilibrio hormonal?

Cuando tenemos más o menos cantidad de una hormona, se genera un desequilibrio de esta en nuestro organismo. Esto puede darse en muchas ocasiones a lo largo de nuestra vida, pero lo cierto es que, si esto sucede en demasiadas ocasiones, o los niveles aumentan o descienden demasiado, puede ser algo sumamente peligroso para nuestro cuerpo.

Síntomas de desequilibrios hormonales

Cuando nos encontramos con un desequilibrio hormonal podemos tener diversos síntomas, como los siguientes:

  • Incremento de peso: muchas veces nos encontramos con un incremento de peso, o que nos cuesta mucho bajarlo, esto puede ser ocasionado por diversos desequilibrios hormonales. Cuando los niveles de ciertas hormonas, como la insulina, el cortisol y el estrógeno se incrementan, se puede producir un aumento en la acumulación de grasa abdominal.
  • Disminución de la lívido sexual: cuando se producen alteraciones en los niveles de progesterona y de estrógenos se puede ver disminuido el deseo sexual. Al igual que cuando disminuye la testosterona en los hombres.
  • Pérdida de pelo: la caída de pelo puede deberse a estrés o simplemente con los cambios estacionales. No obstante, es cierto que si la caída es excesiva puede deberse a diversos desequilibrios hormonales. Cuando nos encontramos con exceso de cortisol, generado este por un estrés continuo, la densidad del cabello va a disminuir en gran medida. También, si se tiene hipotiroidismo, en donde la hormona tiroidea va a escasear, la caída de pelo es muy frecuente.
  • Cansancio frecuente: cuando dormimos mal o menos de lo debido es habitual sufrir de estrés, e incluso ansiedad. Si a esto añadimos un desequilibrio hormonal de tiroxina es lógico sentirse cansado muy frecuentemente.
  • Acné: después de la adolescencia, si se experimentan desequilibrios hormonales es posible seguir padeciendo de acné severo. Esto se debe a desequilibrios hormonales con la testosterona, la cual, si se encuentra de manera más elevada de la adecuada, producirá acné.
  • Catabolismo muscular: la pérdida de masa muscular es algo muy frecuente cuando se tienen desequilibrios hormonales. Además, un incremento del cortisol generado por un estrés continuo va a hacer que nuestros músculos vayan disminuyendo.
  • Inconvenientes digestivos: cuando se tienen alteraciones en los niveles de hormonas sexuales, como los estrógenos, podremos sufrir de problemas intestinales, como diarreas, náuseas o dolores abdominales.
  • Otros síntomas presentes en desequilibrios hormonales:
Problemas de sequedad vaginal y escozor Problemas con las menstruaciones, siendo estas más abundantes, o más ausentes o irregulares Incremento o disminución del ritmo cardiaco
Ansiedad y problemas de humor Dolores y rigidez muscular Problemas para dormir
Hiperpigmentación Tics nerviosos Debilidad muscular
Depresión Irascibilidad Estreñimiento

La carencia de hormonas y los desequilibrios que generan

La carencia de hormonas y los desequilibrios que generan

A continuación, vamos a mencionar diversas hormonas y los desequilibrios que generan:

Estrógenos

 

Un desequilibrio de esta hormona es de los más habituales. Cuando las mujeres tienen la menstruación se puede producir un desequilibrio de esta hormona de forma natural, pero si se prolonga mucho en el tiempo debe ser controlado. Cuando se genera lo que se conoce como estrógeno dominante (más estrógeno del debido) se pueden presentar diversos síntomas como:

Dolores durante la menstruación Molestias en los pechos Incremento de la grasa en el cuerpo, sobre todo la abdominal
Aparición de fibromas Incremento del sangrado Migrañas
Ansiedad Cambios de humor Problemas a la hora de retener líquidos

 

En el caso de que se tenga menos estrógenos de los debidos, se pueden presentar diversos síntomas:

Ausencia de lívido Aumento de los sofocos Molestias en las relaciones sexuales
Piel seca Menos energía Descenso de la capacidad de memoria
Infecciones en la vejiga más frecuente Problemas de depresión Melasma (manchas en nuestra piel)

 

Cortisol

 

Esta hormona es conocida como la hormona del estrés. Debemos tenerla controlada en el punto justo, pues si está muy alta vamos a experimentar:

Ansiedad Infertilidad Hipertensión
Incapacidad para concentrarse. Estar distraído y poder hacer muchas cosas a la vez, pero no se puede concentrar en una sola Problemas para dormir, como insomnio Inquietud y sensación de estar acelerado
Menstruación esporádica o una ausencia de esta Sensación de alerta constante, a la vez que uno se siente cansado Incapacidad para relajarse

 

Por otro lado, cuando se tienen los niveles de cortisol bajos se pueden experimentar los siguientes síntomas:

Nos cuesta levantarnos por la mañana Mareos frecuentes Irascibilidad
Cansancio, aunque se duerma mucho Sueño ligero, en donde nos podemos despertar por cualquier cosa Hipotensión
Facilidad para llorar Negatividad general Incapacidad para manejar correctamente las situaciones de estrés

 

Hormona tiroides

 

Cuando se tiene hipotiroidismo vamos a tener una falta de hormonas tiroideas. Los síntomas más frecuentes son:

Cansancio anormal Cabello seco Pérdida de pelo
Hipersensibilidad al frío Ausencia de interés por las cosas Depresión
Sequedad en la piel Aumento del sangrado Incremento de peso de manera anormal

 

Testosterona

 

Hormona sexual por excelencia del hombre, pero que puede repercutir también en gran medida en la mujer. Los síntomas serían:

Exceso de testosterona Falta de testosterona
Problemas de próstata Ausencia de lívido
Irascibilidad Lubricación vaginal escasa
Piel grasa Catabolismo muscular
Síndrome de Ovario Poliquístico Poca motivación y ganas de hacer nada
Acné Molestias vaginales en las relaciones sexuales
Calvicie Problemas de fertilidad
Hiperglucemia o hipoglucemia Incremento de peso de manera más fácil
Ansiedad y estrés Menos autoestima

 

 

Remedios para los desequilibrios hormonales

Cuando se experimentan desequilibrios hormonales podremos sentir los síntomas previamente mencionados. Si consideran que pueden tener algún problema hormonal, lo más adecuado es que acudan a su médico habitual, y que les haga el análisis pertinente para salir de dudas.

Como remedios ante los desequilibrios hormonales podemos optar por la medicación pertinente que se ajuste a nuestro caso, pero nosotros consideramos que el mejor remedio que hay de forma general para evitar o corregir los desequilibrios hormonales son los buenos hábitos.

Con esto queremos referirnos a que debemos seguir hábitos saludables, que aporten beneficios a nuestra salud, evitando dietas pobres en nutrientes, consumo de bebidas alcohólicas y de drogas. Además de esto, podemos seguir diversas pautas para mantener alejados los desequilibrios hormonales:

  • Controlar nuestro peso
  • Practicar ejercicio asiduamente
  • Controlar el estrés
  • Descansar debidamente
  • Reducir e incluso suprimir el consumo de alcohol
  • Consumir alimentos como: nueces, salmón, aguacate, aceitunas, chocolate negro, etc.

Además, podemos ingerir ciertos alimentos acorde al desequilibrio hormonal que tengamos, para así poder mejorar su situación:

  • Cuando tenemos exceso de estrógenos: es fundamental comer alimentos que contengan azufre e indol-3-carbinol. La importancia de estas sustancias reside en que ayudan a eliminar hormonas innecesarias en nuestro organismo. Alimentos que podemos consumir que nos aporten estas sustancias serían el brócoli, la coliflor, el repollo, etc.
  • Carencia de estrógenos: las legumbres aquí van a ser los mejores aliados, pues van a contener fitoestrógenos, que nos ayudarán a regular dicho desequilibrio.
  • Ovario poliquístico: el uso de grasas saludables como las que habitan en alimentos como los frutos secos, aguacates y pescados azules van a ser de lo más beneficioso en estos casos.
  • Poca testosterona: los alimentos que contienen zinc van a ser de gran ayuda frente a este desequilibrio. Las lentejas, las carnes rojas y los moluscos van a ser los alimentos más idóneos en estos casos.
  • Hipertiroidismo: el consumo de algas marinas va a ser de gran ayuda, pues contienen grandes cantidades de yodo, siendo este ideal para estas situaciones. Además, el selenio puede ser un gran aliado, pues transforma las hormonas tiroideas para que nuestro organismo pueda emplearlas.
  • Hipotiroidismo: para evitar esta situación se debe tener un equilibrio nutricional, en donde tengamos una dieta sana, variada y equilibrada, que nos aporte todos los nutrientes que necesitamos para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Diversos consejos para evitar los desequilibrios hormonales

Diversos consejos para evitar los desequilibrios hormonales

Una vez se tiene algún desequilibrio hormonal, la atención médica suele ser habitual. No obstante, para evitar que estos se den podemos optar por diversas medidas, que nos ayudarán a evitar cualquier tipo de desequilibrio hormonal de forma general:

  • Comida sana y equilibrada: debemos comer lo más sano posible. Con esto queremos decir que debemos evitar alimentos pocos nutritivos y centrarnos en aquellos que nos aporten una mayor variedad de nutrientes.
  • Dormir adecuadamente: como hemos hablado en muchas ocasiones, dormir es algo fundamental para que nuestro cuerpo esté optimizado al máximo. Si no dormimos adecuadamente nuestras funciones corporales no van a estar a pleno rendimiento, repercutiendo en nuestros físico y mente.
  • Hacer deporte de manera asidua: la práctica de ejercicio es fundamental para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. 3-5 días a la semana y estaremos recibiendo grandes beneficios, a la vez que se evitan diversos desequilibrios emocionales.
  • Decir adiós a sustancias dañinas: las drogas, el alcohol y el tabaco son sustancias perjudiciales para nuestro organismo, cuyo consumo va a ocasionar desequilibrios hormonales. Además, el azúcar también entra aquí como sustancias dañinas. Esta solo aporta calorías y nada de nutrientes. Un consumo habitual de esta hará que nuestros niveles de azúcar en sangre aumenten, repercutiendo esto en la insulina y, por ende, en nuestro peso corporal. Además, fomenta la aparición de diabetes.
  • Cero estrés: siempre hemos dicho que el estrés es nefasto para nuestro cuerpo. Si tenemos más estrés del debido nuestro equilibrio hormonal se va a ver afectado. Por eso, podemos optar por técnicas de relajación, que nos ayuden a reducir y controlar el estrés, como el yoga o el tai-chi.

Conclusión

Hoy hemos visto un tema fundamental que hasta que no es considerado como un problema no solemos prestarle atención. Las hormonas son unas pequeñas sustancias que a pesar de ser ínfimas son de suma importancia para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

En este post hemos querido que vean los diversos tipos de hormonas que hay, y los problemas que generan los desequilibrios de estas. En resumidas cuentas, podemos decir que, ante cualquier síntoma de esta índole, no duden en acudir con su médico, y que para poder evitar este tipo de desequilibrios lo más importante es tener un estilo de vida sano:

  • Dieta sana, variada y equilibrada
  • Evitar el consumo de sustancias como drogas, esteroides, alcohol, azúcar y tabaco
  • Realizar deporte asiduamente
  • Dormir 7-8 horas diariamente
  • Controlar los niveles de estrés
  • Un análisis al año no hace daño

No obstante, cada persona es un mundo y podemos encontrarnos casos en los que estos consejos no se apliquen debido a causas excepcionales. Por norma general, si se siguen estas pautas podrán tener un correcto equilibrio hormonal.

Esperamos que el post de hoy les haya sido de utilidad y hayan aprendido algo más del fascinante mundo de la nutrición y el deporte. Aquí nos despedimos, pero solamente hasta el próximo post. Un saludo a todos de parte del equipo de MyFITBody, muchas gracias por seguirnos y recuerden… ¡siempre a tope!

blank
Doctor Luis Miguel Salvador Grande Número colegiado 3704715 : Asesor Médico y Nutricional de MFB myfitbody. Licenciado en medicina y cirugia por Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca master en medicina cirugia cosmetia y nutrición por el Hospital de la Santa Cruz y San Pablo en Barcelona experto en emergencias sanitarias.

blank