Tabla de contenido:

Los secretos de la Dieta Metabólica

En pleno siglo XXI, vemos como son muchos los que practican deporte y tienen una vida sana. Vemos como existen infinidad de dietas y suplementos enfocados para mejorar nuestra condición física y, por ejemplo, bajar de peso. Lo cierto es que todo esto no nos servirá de nada si no tenemos una dieta acorde a los objetivos que deseamos alcanzar.

Hoy vamos a hablar de un tipo de dieta que está siendo muy usada de forma general para bajar de peso, sobre todo. Estamos hablando de la Dieta Metabólica, de la cual hablaremos en profundidad explicando su funcionamiento, en qué consiste, posibles beneficios y riesgos de la misma y muchos otros puntos para así dejarles todo claro y sin ninguna duda.

Esperamos que, con este post, entiendan qué es esta dieta y cuál es su función. Al final del artículo tendremos una serie de conclusiones por las cuales veremos si esta dieta es apta para todos los públicos o no. Antes de comenzar, queremos dejar claro que se trata de un artículo meramente descriptivo y que en ningún momento recomendamos o dejamos de recomendar esta herramienta. Si tiene curiosidad por saber la opinión de nuestros colaboradores, manténgase atento al blog.

Gracias de antemano por otro día más con nosotros en MyFITBody.

¿Qué es la dieta metabólica?

Nos encontramos con una dieta que lo que pretende es de manera simple que adaptemos nuestra dieta, dependiendo de cada uno. Es decir, se va a hacer un ajuste en nuestra alimentación acorde a nuestros hábitos alimenticios y a nuestra complexión física, sobre todo limitando el consumo de hidratos de carbono, algo que explicaremos más adelante en profundidad.

Mediante un lapso variable de tiempo (desde una semana hasta más tiempo), vamos a ver como se pierde peso incrementando el proceso de nuestro metabolismo. Durante este tiempo, tenemos que actuar con cabeza. Esto quiere decir que vamos a tener menos nutrientes de los habituales en nuestro organismo, y por tanto no podemos entrenar en exceso pues si no vamos a ver como nuestros nutrientes se descompensan en demasía.

En resumidas cuentas, esta dieta metabólica defiende la idea de adaptar la alimentación a las necesidades de cada persona. De esta forma, podemos optimizar nuestro cuerpo y mejoraremos nuestro estado de salud sin lugar a dudas.

Funcionamiento de la dieta metabólica.

Principalmente, vamos a aumentar el consumo de alimentos altos en proteínas y vamos a dejar de lado casi en su totalidad a los alimentos ricos en carbohidratos por un periodo de tiempo que varía acorde a las necesidades de cada uno. Dichos tiempos pueden ser de 1 semana, dos semanas, 8 semanas, etc. 

Además, se deben reducir las calorías consumidas a lo largo del día, para así poder ver los mejores resultados posibles

Alimentos no permitidos durante la dieta metabólica.

  • Carnes y pescados con elevadas cantidades de grasas: salmón, cerdo y ternera.
  • Hidratos de carbono: arroz, pasta, pan, harinas, patatas.
  • Frutas con alto contenido de hidratos de carbono: plátano, uvas.
  • Grasas y aceites: mantequilla, aceite de girasol o de oliva
  • Otros: alcohol, tabaco, bollería industrial, bebidas gaseosas,etc…

Es cierto que las dietas muy restrictivas en lo que a alimentos se refiere, no nos garantiza que vayamos a bajar de peso inmediatamente. Pero si acompañamos esa correcta alimentación con deporte, vamos a ver como poco a poco nuestro cuerpo va mejorando a cotas inimaginables.

La dieta metabólica y la pérdida de peso.

El metabolismo es un claro protagonista en la pérdida de peso. Se trata de un termino asignado a todos los proceso que realiza nuestro organismo a la hora de procesar los nutrientes que obtenemos mediante nuestra alimentación. Otro proceso vinculado, sería el catabolismo, en donde nuestro cuerpo genera energía de los alimentos que hemos ingerido previamente. Aquí es donde por ejemplo, los macronutrientes son descompuestos y los hidratos de carbono se ven divididos en azúcares simples o monosacáridos. Luego nos encontramos con los proceso anabólicos, en donde la energía que tenemos a nuestra disposición es utilizada para la producción de otras sustancias más complejas, como las proteínas.

Como podemos ver, todos estos procesos están muy ligados y es aquí donde entra en juego la dieta metabólica. Como ya mencionamos, esta dieta consiste en reducir los carbohidratos que ingerimos, y aumentar la ingesta de proteínas. Esto genera que nuestro cuerpo se vea obligado a buscar energía, y al no haber hidratos de carbono, va a por las grasas. 

Por tanto, consumiendo más proteínas y menos hidratos, vamos a perder grasas sin duda alguna, ya que estas la necesita nuestro cuerpo para así poder obtener energía. Por si fuese poco, con el consumo de proteínas extra vamos a garantizar que nuestro organismo no busque energía en nuestro músculos, evitando así el temible catabolismo muscular

La verdadera función de la dieta metabólica

Con esta dieta, vamos a conseguir que nuestro cuerpo obtenga energía a partir de las reservas de grasas de nuestro organismo. Sumado a esto el déficit calórico y la carencia de hidratos de carbono, vamos a experimentar una pérdida de peso muy notable.

No obstante, una vez finalizada la dieta, si se vuelven a los viejos hábitos, puede suceder que aumentemos de peso otra vez. Esto se debe a que nuestras células de grasas se rellenan velozmente, y por tanto tenemos que seguir controlando la comida a pesar de haber finalizado con esta dieta. Por todo esto, este tipo de dietas son idóneas para bajar de peso rápidamente, pero no por ello se va a mantener el peso obtenido una vez realizada. Para ello, se deben seguir pautas que mencionaremos más adelante, como deporte y comida sana, para hacer que el peso conseguido perdure.

Cómo funciona la dieta metabólica

La dieta metabólica lo que pretende es reiniciar el cuerpo, dándole así un descanso y haciendo que el metabolismo sea mejor. Para entender todo esto, tenemos que hablar de dos metabolismos:

  • Metabolismo A: es el metabolismo que poseen las personas que son delgadas.
  • Metabolismo B: es el metabolismo que poseen las personas con exceso de peso.

Cada persona es un mundo, como siempre solemos decir. Y cada metabolismo un universo. Muchas veces pecamos al pensar que con bajar las calorías es suficiente para ver una bajada de peso. Esto es cierto en personas deportistas o delgadas en su gran mayoría, pero cuando se tiene exceso de peso, el metabolismo no funciona como debiera. Esto se debe a que las personas con exceso de peso no pueden usar adecuadamente la glucosa, lo cual genera que se acumula una mayor densidad grasa.

Para entrar más en profundidad, tenemos que ahondar la problemática de la insulina. Esta hormona está estrechamente ligada al metabolismo. Es la responsable de la disminución de la concentración de glucosa en nuestra sangre y un exceso de ella, es muy perjudicial. Esto se debe, y para explicarlo sencillamente, a que un exceso de insulina hace que nos apetezca dulce, lo cual implica carbohidratos simples. Si no los comemos, nos da esa sensación de hambre y solemos luego comer demasiado, haciendo que se nos acumule la insulina, aumentando la glucosa en sangre y haciendo que se almacenen más grasas en nuestro organismo. En definitiva, un círculo vicioso.

Por tanto, las persona con un tipo de metabolismo A, van a quemar grasas y bajar de peso más fácil y rápidamente que los que posean un metabolismo B.

Etapas de la dieta metabólica

Etapa 1

Aquí vamos a hacer que el páncreas no genere tanta insulina. Para ello, se comienza con una reducción casi total de los hidratos de carbono. Esta parte suele ser la más dura, pues estamos acostumbrados a los hidratos de carbono en nuestro día a día.

El periodo de tiempo como ya mencionamos, es variante. Nosotros consideramos que consulten antes con un nutricionista o con su médico habitual si son aptos para este tipo de dietas, pues una mala realización de la misma puede hacer más daño que beneficio.

La idea de esta etapa es consumir meramente 25 de hidratos de carbono al día. Esto quiere decir que si hacemos 5 comidas al día, se deben consumir 5 gramos de hidratos en cada una de ellas. Esto se debe hacer por un periodo de tiempo no superior a 8 semanas y bajo supervisión especializada siempre. Prolongar en más en el tiempo este tipo de prácticas puede ser dañino, recuérdenlo.

Esta etapa como ya mencionamos es dura, pero no solo por quitar los hidratos de carbono de nuestra dieta casi en su totalidad. Debido a dicha supresión, vamos a ver como empezamos a sentir diferentes sensaciones:

  • Cansancio
  • Menos fuerza
  • Irascibilidad
  • Más hambre
  • Vértigo

Esto sucede debido al no ingerir los carbohidratos que estamos habituado a ingerir, haciendo que nuestro cuerpo se vaya adaptando poco a poco. Al pasar un par de días, dichos efectos pasarán ya desapercibidos, pues nuestro cuerpo se irá adaptando a este plan nutricional.

Etapa 2

Ahora estamos en la fase en donde vamos a ver como se va perdiendo peso. En este punto, no debemos consumir más de 60 gramos de hidratos de carbono al día. Como podrán ver, la cifra de hidratos es más cómoda que en la anterior etapa, haciéndola más llevadera. En este punto, el cuerpo está muy adaptado a la dieta metabólica.

Etapa 3

Esta etapa es la definitiva, y la idea es que perdure en el tiempo hasta el final de nuestra vida. Nos encontramos con un plan nutricional nada restrictivo, pues gracias a los dos pasos anteriores, nuestro cuerpo se ha ido adaptando y ha ido perdiendo peso. Aquí vamos a consumir hidratos de carbono, pero nunca en exceso. Controlando su ingesta y sin consumir comida basura o bollería industrial.

La idea aquí es calcular nuestro metabolismo basal, para así poder saber posteriormente cuántas son las calorías que debemos consumir diariamente acorde a diferentes puntos:

  • Actividad física
  • Edad
  • Sexo
  • Altura
  • Peso

Para los que no lo sepan, el metabolismo basal es la cifra de la energía mínima que necesita nuestro organismo para subsistir. Esta se calcula mediante una fórmula muy conocida en el mundo del deporte y la nutrición, pero para hacerles más fácil esta tarea, les adjuntamos un enlace a continuación en donde podrán hacer dicho cálculo más rápidamente.

https://es.calcuworld.com/salud/metabolismo-basal/

Con estos datos, podrán ver cuánta energía necesitan en su día a día para subsistir, y les dará los resultados aproximados de cuantas calorías necesitan para subir, bajar o mantener el peso.

Características de los alimentos a consumir en cada etapa

  • Etapa 1: tenemos que obviar el consumo de hidratos de carbono simples y compuestos. Esto quiere decir que tenemos que olvidarnos de las frutas, pastas, arroces, panes, etc. aquí sobre todo se van a comer alimentos altos en proteínas, grasas vegetales ligeras, verduras y meramente los hidratos de carbono necesarios que nos aporten 5 gramos de los mismos en cada comida, como por ejemplo yogures.
  • Etapa 2: Añadimos a los alimentos permitidos en la etapa 1, el consumo de granos, cereales, pan integral, frutas no dulces y otros alimentos con hidratos de carbono pero en ligeras cantidades.
  • Etapa 3: en esta etapa lo que se debe tener en cuenta es las porciones de los hidratos de carbono que ingerimos. Evitando el consumo de alimentos refinados, bollería industrial, etc.

Condiciones de esta dieta

  • Se debe beber como mínimo 5 vasos de agua al día.
  • Condimentar con especias las comidas, siempre y cuando dichos condimentos no tengan hidratos de carbono.
  • Comer entre 4-5 veces al día mínimamente.
  • No se come entre comidas.
  • Evitar los alimentos enlatado y optar por frutas y vegetales frescos.
  • Quitar la piel de las carnes, pues ahí se concentra mucha grasa.
  • Evitar bebidas tratadas como jugos y refrescos.
  • Evitar el consumo de postres y bollería.

Beneficios de la dieta metabólica

  • Con esta dieta vamos a conseguir que nuestro cuerpo esté en su peso ideal.
  • Ayuda al sistema cardiovascular.
  • Nos aporta vigor, siendo bueno para los huesos y los músculos.
  • Nos ayuda a bajar de peso, pues sin hidratos de carbono nuestro cuerpo obtiene energía de las grasas que tenemos en nuestro organismo.
  • Estimula la producción de hormonas fundamentales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

A tener en cuenta

  • Debemos llevar una alimentación sana para que esta dieta tenga efecto. No va a hacer magia por si sola. Se debe llevar una dieta sana y variada, a la vez que se practica ejercicio para obtener los mejores resultados.
  • Además, debemos llevar una supervisión médica, pues esta dieta mal hecha puede generar ciertos problemas como carencias de nutrientes que puede derivar en problemas mayores aún.
  • NO es una dieta milagro.
  • Hay alternativas más saludables y sin riesgo de carencia de nutrientes. Meramente con bajar la ingesta calórica y hacer más deporte, vamos a ver como nuestro cuerpo empieza a perder grasas, y por ende, bajaremos de peso.

Conclusiones 

En el post de hoy hemos visto qué es esta dieta metabólica, y hemos llegado a diversas conclusiones: 

  1. Debemos ingerir muy pocos hidratos para poder realizar correctamente esta dieta. En sus primeros días va a hacer que nos sintamos débiles, sin mucha fuerza e irascibles, pero en unas 72 horas de su comienzo, cesarán. Esto se debe a que nuestro cuerpo se adecua a la ausencia de hidratos de carbono.
  2. Debemos además tener un déficit calórico y aportar a nuestro cuerpo más proteínas.
  3. Este tipo de dietas potencia nuestro metabolismo.
  4. Nosotros consideramos que todo en exceso es malo, como también excederse en la supresión de alimentos. No solo por el físico, sino que nuestra mente puede sufrir. Consideramos que deberían consultar previamente con un especialista, el cual valore cada caso individualmente.
  5. El efecto rebote puede estar presente en este tipo de dietas, por tanto se debe controlar siempre la ingesta de hidratos de carbono, incluso después de poner en práctica esta dieta. Esto se debe a que los efectos de la dieta metabólica no son a largo plazo. 

En definitiva, es una opción considerable pero que entraña ciertos riesgos si no se hace con exactitud o si no se tiene una noción precisa de la misma. Por eso reiteramos que se debe visitar a un especialista que analice cada caso personalmente. 

Nosotros consideramos que la vida son dos días, y tenemos que disfrutar de todas las maneras. Comer es un gran placer, y por eso, consideramos que se puede comer de todo, pero jamás en exceso. En vez de comer una tableta de chocolate entera de una vez, coger una pequeña porción por ejemplo. Si comemos con cabeza, y a la vez hacemos deporte, vamos a poder ver grandes resultado. 

No obstante, existen personas con metabolismo complicados, que no les resulta fácil bajar de peso. Esto puede ser ocasionado por infinidad de causas, por eso consideramos que dichas personas acudan a su médico y les valore adecuadamente. 

Esperamos que el post de hoy les haya resultado ameno a la par de ilustrativo. Nosotros nos despedimos aquí, pero solo hasta el próximo post. Un cordial saludo de parte del equipo de MyFITBody y recuerden… ¡siempre a tope!

Carlos J. Aisa. Entrenador personal y coach nutricional.

Dieta metabólica consideraciones por Miguel Salvador Grande Médico Especialista en Cirugía estética y nutrición

Vamos a hacer un pequeño y ligero análisis de las dietas metabólicas o hiperproteicas sus beneficios y algún efecto secundario

Según la OMS la ingestión media diaria recomendada de proteína es de 0,83 gr/kg/día, debido a que los requerimientos diarios vienen a ser de 0,66 gr/kg/día es muy fácil cubrir nuestras necesidades diarias, normalmente la recomendación de ingesta de proteínas para la población adulta<65 años abarca un 15-20% del valor energético si superáramos ese nivel podríamos considerar la dieta como hiperproteica.

Por otro lado, el departamento de agricultura de Estados Unidos define como un aporte aceptable de proteína aceptable hasta un 35% de aporte, para persona > 65 años podríamos subir la ingesta hasta 1-1,2 gr/kg/día.

¿Cómo funcionan las dietas hiperproteicas?

Uno de los primeros investigadores que comenzó con este tipo de dietas fue allá por 1974 un cardiólogo llamado Robert Atkins, este famoso médico pensó que si para disolverse la proteína y la grasa y descomponerla en pequeñas micro gotas para poder ser absorbidas por intestino delgado necesitábamos los hidratos de carbono sobre todo los más refinados, se preguntó si los eliminó e la dieta no se absorberán se eliminarán y por más que coma no engordar y además adelgazar. Y así fue adelgazó, pero no analizo las consecuencias a largo plazo de llevar este tipo de alimentación.

En el momento actual la comunidad científica no se acaba de poner de acuerdo en cuanto a los beneficios y perjuicios de esta dieta.

Muchos de ellos atribuyen a este tipo de dieta aumentos de lípidos en sangre, ácido rico y alteraciones a nivel de la filtración renal, otros atribuyen estos efectos a largo plazo es decir si estamos mucho tiempo con esta alimentación. Así mismo se atribuyeron a este tipo de dietas déficit vitamínicos con pérdida de cabello y fragilidad de uñas.

En definitiva, se trata de llevar al organismo a un estado de cetosis con aumento de urea en sangre y acidez del medio.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta es el tipo de proteína que tomamos en exceso siendo la más valorada la proteína del suero de la leche.

Mi experiencia con este tipo de dietas

Como sabéis dentro de mi experiencia está la de máster en dietética y cirugía cosmética por la universidad de San Pau.

Estuve trabajando con este tipo de dietas unos 10 años aproximadamente viendo una media de 15 pacientes diarios os cuento mi experiencia.

Antes de comenzar hacia una exhaustiva historia clínica y una analítica completa para poder comparar durante el transcurso de la realización de la dieta.

Al comenzar la dieta y sobre todo la primera semana es fantástica debido sobre todo por la pérdida de líquidos, a medida que van pasando las semanas los pacientes me dicen que van perdiendo el apetito, pero notan un gran estreñimiento y un horroroso mal aliento, por lo cual empecé a acompañar esta dieta con suplementos de fibra tipo glucomanano aun así y sobre todo en mujeres necesitaba poner laxantes más fuertes.

Al cabo de un tiempo los pacientes sobre todo del sexo femenino comenzaron a decirme que se le rompían las uñas y que estaban perdiendo pelo así que comencé a suplementar con un complejo vitamínico.

Al comenzar a pedir analíticas de control había un porcentaje de un 40/50% que habían aumentado sus cifras de colesterol triglicéridos y ácido úrico, así como alteraciones en la función renal.

A partir de aquí comencé a plantearme que había 3 maneras de adelgazar una es quitando hidratos otra disociando las comidas y otra quitando calorías, así que comencé a intercalar de vez en cuando días enteros de fruta y verduras y dietas hipo calóricas muy ricas en hidratos de carbono con ello conseguí dos cosas seguían adelgazando y los parámetros analíticos mejoraron drásticamente.

Por su puesto para ayudar a la filtración renal les obligaba a beber un mínimo de 2 litros de agua al día.

Una vez conseguida la pérdida de peso les recomendaba venir unas semanas para aprender a comer de todo y de qué manera podían controlarse.

Conclusiones

Las dietas hiperproteicas son muy cómoda de hacer porque no necesitas medir las cantidades

Las proteínas estimulan el centro de la saciedad por lo que pierdes apetito

– A corto plazo y para perder no muchos kilos me parecen muy aceptables

– Por contra producen cefaleas, halitosis, estreñimiento

Metabólicamente y a largo plazo aumentan el colesterol triglicéridos ácido úrico, así como alteraciones en la función renal.

– Son carentes en vitaminas por lo que pueden producir alteraciones del cabello piel y uñas.

Miguel Salvador Grande. Médico Especialista en Cirugía estética y nutrición

El peligro de las etiquetas: la dieta metabólica por Carlos Pérez Morillas

Antes de comenzar, quiero darte la bienvenida una vez más al Blog de MyFitBody y agradecer que hayas decidido invertir tu tiempo en nosotros. Si has estado atento a los últimos artículos que hemos subido, sabrás que hace poco hablamos sobre una nueva tendencia en el mundo de la nutrición: la dieta metabólica. Si no lo has leído, puedes acceder desde aquí.

En dicho artículo se explican los pormenores de dicha dieta pero, a modo de síntesis, te los resumo rápido:

  • Se vende como una dieta eficaz a la hora de perder peso.

  • Te insta a reducir drásticamente o eliminar cualquier fuente de hidratos de carbono (cereales, tubérculos, frutas, legumbres…) y grasas “no saludables”.

  • Achaca su eficacia a un supuesto potenciamiento del metabolismo y al hecho de obligar al cuerpo a usar las grasas como única fuente de energía, favoreciendo así la pérdida de peso de forma rápida.

Te recuerdo que puedes sacar mucho más partido a esta réplica si antes has leído el artículo principal.

Desde mi punto de vista, y cabe decir que no poseo cualificación reglada como profesional de la nutrición (aunque poseo amplia experiencia y autoformación que me permiten hablar sobre esto con cierto criterio), considero que esta dieta es una herramienta que no necesitamos en nuestras vidas.

Como profesional de la salud, ejercicio físico y entrenamiento, mi misión es mejorar el rendimiento y estado físico y mental de las personas. Es un requisito indispensable en mi forma de trabajar que mis clientes entiendan el por qué de las cosas con el fin de que los cambios que consigamos sean sostenibles en el largo plazo.

Considero cualquier etiqueta o marca una forma de limitar las posibilidades y poner nuestro foco en una única forma de hacer las cosas, perdiéndonos todo lo bueno del resto del universo.

Quiero que entiendas que, tanto en el mundo de la nutrición, el entrenamiento o la vida en general, no hay una mejor forma de hacer las cosas. Existen infinitas variables con las cuales podemos interactuar para lograr el mismo objetivo, aunque debemos conocer cuál será la forma más eficaz acorde a nuestras posibilidades y contexto individual. Y, por supuesto, conocer el precio o aspectos negativos de cada decisión que tomemos.

Mi objetivo con el artículo de hoy es aportarte información objetiva sobre ciertos aspectos para que tú tengas la información necesaria y puedas decidir con criterio si es o no para ti:

  • Se trata de una dieta restrictiva, lo que quiere decir que prohíbe según qué tipos de alimentos durante el período de tiempo que dure la dieta. Esto hace ver que no persigue la creación de un hábito para que a lo largo de tu vida sepas cómo cuidarte y estar sano, sino un plan de acción rápido que te facilite la vida, provocando una distorsión de la realidad y del esfuerzo necesario para conseguir tus objetivos.

  • Presenta una visión simplista del metabolismo. Desde aquí quiero dejar claro que el metabolismo no es una caldera que puedas apagar o encender a tu antojo, estamos hablando del funcionamiento de un organismo vivo, del cual desconocemos mucho más de lo que conocemos. Desconfía de cualquier método que te presente una visión dicotómica o simple del metabolismo.

  • No vas a perder peso por favorecer la quema de grasas. Vas a perder peso porque, al restringir la ingesta de hidratos de carbono y grasas, te va a costar mucho más llegar a obtener la energía que necesitas para mantenerlo.

  • No vas a perder peso exclusivamente de la grasa acumulada. El cuerpo también puede obtener energía de las proteínas y, sorpresa, éstas forman parte de tus músculos. Con mucha probabilidad perderás masa muscular, algo que va en contra de tu salud.

  • Si encuentras a un profesional que se atreva a supervisarte este tipo de dietas, ya que se necesita un conocimiento muy alto en fisiología para entender la respuesta de tu cuerpo a estos parámetros y las necesidades y carencias que vas a presentar, asegúrate de que te cobra bien, porque dicho conocimiento no es barato.

  • Desconfía, a priori, de cualquier plan nutricional que prohíba frutas o verduras. Las vitaminas y minerales que estos alimentos contienen son esenciales para una vida sana y son muy difíciles de suplir con otros alimentos o complementos alimenticios.

Voy a concluir con un mensaje que quiero que no se te olvide:

QUIÉRETE A TI MISMO/A, la vida no es ni cómoda ni fácil y conseguir el cuerpo de tus sueños tampoco lo es. Busca crear y CONOCER hábitos saludables. Puede que al principio sean incómodos o te den pereza, pero si consigues asentarlos como parte de tu estilo de vida, jamás tendrás que buscar en internet dietas o rutinas milagro. Estos productos esconden detrás un precio mucho más alto que el que pagas cuando los compras, y te darás cuenta tarde. Lleva una alimentación variada, practica ejercicio físico con regularidad, duerme lo suficiente, sé buena persona y sonríe.

Y, por favor, si no sabes cómo hacer cualquiera de las premisas anteriores, contrata a un buen profesional que te ayude desde el conocimiento y la buena fe.

Muchísimas gracias por confiar en nosotros un día más.

Carlos Pérez Morillas

https://www.linkedin.com/in/carlos-p%C3%A9rez-morillas-970441138/

https://www.instagram.com/calistenia_eficiente/