▷ 【 ¿Cómo eliminar la retención de líquidos? 】| ¡MyFitBody!

Envío gratuito en pedidos superiores a 29.99 €

blank
Atención al cliente
Tabla de contenido:

¿Cómo eliminar la retención de líquidos?

Hoy vamos a hablar sobre uno de los temas más presentes en la sociedad actual, la retención de líquidos. En el post de hoy veremos qué es, intentaremos dar explicación a la aparición de esta condición en nuestro organismo además de ver qué podemos hacer para remediarla.  

blank

¿Qué es la retención de líquidos?

Cuando hablamos de retención de líquidos estamos haciendo referencia a un tipo de problema muy común en la actualidad, en donde nuestro organismo empieza a retener líquidos que deberían ser expulsados. Suele darse sobre todo en mujeres de mediana edad, pero lo cierto es que es un problema que puede afectar a todos los géneros y a todas las edades.

Principalmente, podríamos decir que la retención de líquidos se puede dar principalmente por malos hábitos en nuestro día a día, como por ejemplo:

  • Consumo de comida basura
  • Alimentos procesados
  • No practicar deporte
  • Sedentarismo
  • Beber alcohol
  • No tener una dieta adecuada

Estos serían ejemplos de malos hábitos que pueden generar una retención de líquidos. No obstante, la retención de líquidos puede aparecer por diversos problemas de salud o diversas situaciones, como el periodo de gestación, la menopausia, etc.

La sintomatología puede variar, desde contemplar nuestro abdomen más hinchado, a ver nuestros tobillos extremadamente agrandados; todo dependiendo del grado de retención de líquidos que se tenga.

Causas de la retención de líquidos en nuestro organismo

Nuestro organismo activa una especie de defensa cuando detecta que estamos bajos de líquidos, siendo esto por un exceso de sodio en el organismo o por tener un déficit en la hidratación. Dicha defensa genera que todo el líquido se retenga y no salga, para así “mantener” el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo.

Esto es habitual en situación como:

  • Menopausia
  • Embarazo
  • Personas de avanzada edad
  • Personas que tengan desequilibrios hormonales
  • Personas con problemas de riñones, que impide la correcta expulsión de agua
  • Personas que no se alimentan adecuadamente o no hacen ejercicio

Todos esto son ejemplos de causas que pueden ocasionar que retengamos líquido en nuestro organismo. Dicha retención siempre se va a observar más en zonas como:

  • Abdomen
  • Muslos
  • Glúteos
  • tobillos

blank

Sintomatología de retención de líquidos

Los principales síntomas de la retención de líquidos son:

  • Hinchazón: la retención de líquidos presenta un síntoma visual muy característico, la hinchazón del tren inferior. Se podrá observar como los pies y las piernas en general están más hinchados, sintiendo como si pesasen más. Los tobillos suelen ser una de las zonas más afectadas, o podremos notarlo simplemente al intentar ponernos el calzado habitual y comprobar que no encaja como de costumbre. Las manos también pueden verse afectadas por la retención de líquidos, e incluso nuestra cara.
  • Incremento del peso corporal: al retener líquidos en nuestro organismo lo lógico es que nuestro peso sea mayor.
  • Fatiga y malestar general: si tenemos cualquier tipo de desequilibrio en nuestro organismo, sin duda alguna nos va a repercutir mentalmente. Además, la retención de líquidos genera una imagen no muy agradable del que la padece, pudiendo llegar a frustrarnos con la situación. Asimismo, al incrementar nuestro peso vamos a sentirnos más cansados de los habitual.

No obstante, en el post de hoy intentaremos darles las mejores soluciones para poder frenar esta situación.

La importancia de la alimentación en la retención de líquidos

Como siempre decimos, la práctica de deporte y una buena alimentación son dos de las claves para gozar de un estado de salud ideal. En el caso de la retención de líquidos será exactamente igual, haciendo ahora hincapié en la alimentación:

  • Proteínas: las proteínas son unos nutrientes fundamentales que si escasean en nuestro organismo pueden ocasionar una reducción de la albúmina. Esta sustancia es una proteína fundamental, pues está muy relacionada con la sangre, y si tenemos un déficit proteico nuestro cuerpo no va a producirla y favorecerá la retención de líquidos en nuestro organismo.
  • Equilibrio de líquidos: es fundamental tener un equilibrio del nivel de líquidos en nuestro organismo. Para ello va a ser fundamental consumir alimentos que nos aporten potasio, como el plátano.
  • Alimentos que no debemos consumir:
  1. Salsas procesadas
  2. Embutidos
  3. Quesos curados
  4. Carnes ahumadas
  5. aceitunas
  6. Alimentos en conserva
  7. Alimentos precocinados
  8. Alimentos fritos
  9. Frutos secos con sal añadida
  • Alimentos que sí podemos consumir
  1. Plátanos
  2. Legumbres
  3. Espinacas
  4. Frutos secos sin sal añadida
  5. Quinoa
  6. coco

Los tratamientos más eficaces frente a la retención de líquidos, la cavitación y la mesoterapia

A continuación veremos qué tratamientos son los mejores frente a la retención de líquidos:

  • Cavitación: estamos frente a un tratamiento reductor de los más empleados para luchar contra la retención de líquidos. Ayuda en gran medida a las personas que retienen grasa y líquidos en el tren inferior, y al no ser invasivo el paciente se recupera rápidamente.
  • Mesoterapia: gracias a este tratamiento se va a conseguir eliminar la retención de líquidos. Esto se debe a que se realizan una serie de infiltraciones de diversos medicamentos en las zonas donde se encuentra dicha retención. Es un tratamiento ideal para mejorar nuestro peso y eliminar la tediosa acumulación de líquidos de nuestro organismo.

No obstante, todos estos tratamientos no van a servir a largo plazo si no se sigue un estilo de vida saludable, en donde el deporte y una correcta alimentación estén presentes.

Los diuréticos y la retención de líquidos

Es muy habitual tomar algún tipo de diuréticos para eliminar líquidos sin prescripción médica, pero esto puede ser un error grave si no se hace adecuadamente, provocando problemas como:

  • Fatiga y cansancio general
  • Sentirse somnoliento
  • Si se consume en exceso pueden producir confusión y convulsiones
  • Pueden provocar calambres musculares

Por eso, antes de tomar ningún tipo de suplemento diurético, lo más adecuado sería consultar previamente con su médico, y que valore su caso personalmente.

No obstante, nos encontramos con ciertos alimentos como la piña, que tiene una función diurética muy buena y que no es perjudicial si se toma adecuadamente. Con su consumo orinaremos más, y se tendrá la sensación de que la hinchazón es menor.

Además, diversos estudios han determinado que el consumo de piña es beneficioso como diurético natural.

Bajar los niveles de sal

Siempre hemos oído que la sal nos produce una acumulación de líquidos. Esto es una verdad como un templo, pues la sal contiene sodio, el mayor aliado para que se de una retención de líquidos en nuestro organismo.

La sal la podemos encontrar en infinidad de alimentos y, por eso, en muchas ocasiones es complicado controlar su consumo. Desde alimentos procesados o enlatados, recibimos cada día una gran cantidad de sodio en forma de sal, que nos hará acumular más y más líquidos cada día. Pero ¿cómo podemos solucionar esto?

Si juntamos unos malos hábitos nutricionales, un sedentarismo general y un consumo elevado de sodio, lo normal es que se produzca una retención de líquidos. Con esto queremos decir que cambiando dichos hábitos nutricionales vamos a evitar que se acumule un exceso de sodio en nuestro organismo, y con la práctica de deporte evitaremos el sedentarismo y nos beneficiaremos de todos los aspectos positivos del deporte.

Todo esto será de vital importancia, pues el exceso de sodio no solo va a provocar un incremento en la retención de líquidos, sino que además puede originar un incremento de la presión arterial. Por tanto, al reducir el consumo de sal no solo vamos a estar controlando la retención de líquidos, sino que además mantendremos una correcta salud cardiovascular.

blank

Consejos para mantener alejada la retención de líquidos

A continuación, vamos a darles los mejores consejos para hacer frente a la retención de líquidos:

  • Alimentación: debemos seguir una dieta sana, variada y equilibrada, que nos aporte los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Además, debemos evitar comer alimentos que estén muy condimentados, que tengan exceso de sal, aditivos, azúcares y grasas poco saludables.
  • Deporte: de la mano junto a una buena alimentación viene la práctica de ejercicio. Las personas sedentarias van a ser más propensas a que su organismo acumule líquidos y además retenga toxinas peligrosas para su organismo. Por eso, es de vital importancia practicar deporte varias veces por semana, para poder evitar todos estos problemas.
  • Beber agua: es fundamental mantenernos hidratados, para que así se eliminen los líquidos que se van reteniendo en nuestro organismo. Como mencionamos en líneas superiores, la carencia de agua puede hacer que nuestro organismo, a modo de defensa, retenga líquidos para preservar los niveles de hidratación, ocasionando una retención de líquidos no deseada y perjudicial para nuestro organismo.
  • Evitar el estrés: el estrés y la ansiedad son problemas muy presentes en la actualidad. El estrés puede causar diversos problemas, que van a repercutir en la salud de nuestro organismo, como por ejemplo:
  1. No dormir adecuadamente
  2. Comer en exceso o incluso no comer
  3. Elevación del cortisol, la hormona del estrés. Esta va a afectar negativamente a nuestro organismo
  4. Alteraciones hormonales.
  • Hierbas aromáticas: el uso de hierbas aromáticas para condimentar nuestros alimentos va a ser fundamental. Con eso reduciremos el consumo de sal y, por tanto, nuestros niveles de sodio no van a verse afectados y no generarán una retención de líquidos. Además de hierbas se pueden usar especias para condimentar los alimentos de muchas maneras.
  • Salsas naturales: los más habitual es consumir las salsas que encontramos en los supermercados, pero lo cierto es que dichas salsas vienen cargadas de aditivos y demás sustancias, como sodio, que solo comprometen a la salud de nuestro organismo. Por eso, les instamos a que realicen sus propias salsas caseras, pudiendo así obtener un alimento sano y nutritivo que no afectará negativamente a su salud.
  • Consumir potasio: el enemigo del sodio es el potasio, pues regula los niveles de sodio y ocasiona un equilibrio en nuestro cuerpo y, por tanto, evita la retención de líquidos.
  • Consumir verduras y hortalizas: alimentos como el apio van a ayudarnos a evitar la retención de líquidos. Su consumo favorece la eliminación de toxinas y de agua, gracias a una sustancia que contiene y que nos ayuda a dilatar los vasos renales y, por tanto, a conseguir una eliminación de líquidos y toxinas de nuestro organismo. Además, para mejorar nuestra retención de líquidos se pueden consumir alimentos como acelgas, espinacas, espárragos o cebollas.
  • Hidratos de carbono complejos: debemos optar por alimentos como las legumbres o los cereales integrales ya que van a ser unos grandes aliados frente a la retención de líquidos. Además, aportan muchos nutrientes, como hidratos complejos y fibra, que nos ayudarán a sentirnos más saciados.
  • Ir al baño a diario: es fundamental tener un tránsito intestinal adecuado. Para poder evitar el estreñimiento una de las claves es mantener nuestro organismo adecuadamente hidratado. Asimismo, comer cereales integrales y frutas serán unos grandes aliados frente al estreñimiento.
  • Consumo de té: diversos estudios han determinado que el consumo de té, como el té verde o la cola de caballo pueden ser de gran ayuda frente a la retención de líquidos.

Conclusiones

Hoy hemos visto cómo poder eliminar líquidos de nuestro cuerpo, cuando estos se retienen en nuestro organismo perjudicando a nuestra salud. A continuación, una serie de conclusiones que se pueden sacar de este post, las cuales serían:

  • Determinar la causa de la retención de líquidos con su médico
  • No auto suplementarse sin la supervisión de un profesional
  • Beber mínimo 2 litros de agua al día
  • Evitar sustancias como la cafeína o el alcohol
  • Controlar el consumo de sal, para así tener unos niveles óptimos de sodio en nuestro organismo, y no provocar un incremento de la retención de líquidos

Esperamos que hayan entendido la importancia de evitar una retención de líquidos, pues no solo afecta a nuestro aspecto físico negativamente, sino que además va a repercutir en la salud de nuestro organismo.

Nosotros nos despedimos aquí, pero solamente hasta el próximo post. Esperamos que el artículo de hoy les haya sido de utilidad y hayan aprendido algo más del fascinante mundo de la nutrición y el deporte. Un saludo a todos de parte del equipo de MyFITBody, y recuerden… ¡siempre a tope!

Carlos J. Soriano Aisa. 

Entrenador personal y coach nutricional.

blank