▷ 【 ¿Por qué ganamos peso cuando hacemos ejercicio? 】

Envío gratuito en pedidos superiores a 29.99 €

blank
Atención al cliente
5/5 - (1 voto)
Tabla de contenido:

¿Por qué ganamos peso cuando hacemos ejercicio?

Hoy vamos a centrar nuestra atención en un tema aparentemente simple pero que en realidad es más complejo de lo que parece. Muchas personas practican deporte por el simple placer de realizar el ejercicio que más les agrada. Pero otras personas realizan deporte por un único fin, bajar de peso.

El sobrepeso y la obesidad son dos de los males más presentes en el siglo XXI. El tejido adiposo en estos casos presenta un gran volumen, que va a repercutir en el estado tanto físico como mental del individuo, haciendo que dicha persona desee mejorar su índice de masa corporal, reducir el porcentaje de grasa que poseen, etc.

Muchas personas llegan a sentirse frustradas en muchas ocasiones, cuando a pesar de practicar deporte su peso se mantiene igual o incluso este ha aumentado. Hoy veremos el porqué de estos aumentos, y diversos aspectos que nos ayudarán a entender este tema de la mejor forma posible.

Ganancias de peso, algo normal si se realiza deporte

Ganancias de peso, algo normal si se realiza deporte

Cuando se realiza deporte es habitual que se genere un aumento de peso debido a un incremento de la masa muscular, a una mayor retención de agua, y por otras muchas causas. Principalmente, una persona que no practica ejercicio de forma asidua, al empezar a hacer deporte puede tener un incremento de peso.

Esto se puede convertir en un problema, sobre todo mental y de motivación para la persona que posee un alto porcentaje de grasa, que se pone a realizar ejercicio con el fin de eliminarla. Tenemos que explicarles que esto es totalmente normal, pues una persona con un alto porcentaje graso y una escasa musculatura no acumula glucógeno en sus músculos.

Para poder explicar esto mejor tenemos que entender que en una persona sedentaria los músculos no trabajan prácticamente nada, y no acumulan glucógeno. Al no tener glucógeno en su organismo no pueden emplearlo como energía, haciendo que se acumule la energía en nuestro cuerpo en forma de grasa.

Cuando este tipo de personas sedentarias deciden ponerse en forma y reducir la grasa que acumulan, el metabolismo realiza un trabajo increíble, transformando la glucosa en glucógeno, que se va a acumular en nuestros músculos, produciendo un aumento de peso por:

 

¿Qué pesa más, la grasa o los músculos?

Para poder entender toda esta problemática debemos centrarnos en un aspecto fundamental, el peso de la grasa y el del músculo. Nuestra musculatura, cuando empieza a crecer absorbe más agua, al tener más glucógeno en su interior, generando un aumento de peso. No obstante, un kilogramo de grasa y un kilogramo de músculo no es lo mismo. Con esto queremos decir que, el músculo pesa más que la grasa y ocupa menos espacio. Por eso, podemos ver personas con obesidad frente a un fisioculturista y pensar que el primer caso pesa más, pero no es así.

Esto se debe a que el músculo y el agua que acumula pesan más que la grasa, y ocupa menos espacio en nuestro cuerpo.

Si se realiza deporte aeróbico de forma frecuente es normal bajar de peso, pero si por el contrario se realiza deporte anaeróbico es lógico que se experimente un incremento de peso, debido al aumento de la masa muscular. En este punto, las personas que desean bajar de peso y realizan ejercicios anaeróbicos se suelen frustrar debido a que la báscula señala el mismo peso o incluso más. No desistan, pues ese incremento de peso se debe a la musculatura, y a medida que tengan más musculatura, van a quemar más grasas.

Esto se debe a que la musculatura va a estimular el metabolismo basal, ayudándonos a que se emplee más energía y, por tanto, a mantener un control de nuestro peso.

Algo a lo que debemos hacer menos caso: la báscula

Cuando se desea bajar de peso siempre estamos pendientes de nuestro peso. Esto supone no solo un error, sino además un condicionante para progresar. Mentalmente nos va a afectar ver 0,1 kilogramos más o menos. En el caso de que sea menos, pensaremos que estamos haciéndolo genial, pero si por el contrario es 0,1 kilogramos más, vamos a pensar que no estamos haciendo lo mejor.

Pesarse en la báscula de forma obsesiva solo va a ocasionar problemas, como inseguridad, falta de motivación y demás problemas que van a condicionar al individuo a bajar de peso adecuadamente. Por eso, les instamos a que se pesen, si así lo desean, 1 vez cada 7-15 días y así vean cómo van progresando. Aun así, como hemos dicho en otras ocasiones, el peso es solo un número. Dos personas pueden pesar 100 kilos y una tener un porcentaje de grasa del 30% y la otra del 10%.

Si lo que desean es un estudio preciso de su cuerpo para determinar cuál es su metabolismo basal, la grasa que poseen y muchos otros datos, no duden en acudir a un especialista, para que valore su caso de la mejor forma posible.

¿El aumento de peso al hacer deporte se da en todas las personas?

Perder peso será posible atendiendo a diversos factores como:

  • Alimentación
  • Horas de sueño
  • Actividad física

Principalmente, para lograr una bajada de peso se debe producir un déficit calórico, es decir, consumir menos calorías de las que quememos en nuestro día a día. Por eso, es fundamental un equilibrio entre deporte y alimentación, pues da absolutamente igual cuanto entrenemos, que si no comemos adecuadamente no vamos a conseguir las metas que nos propongamos. Por eso, es posible que una persona que desee bajar de peso y realice una correcta alimentación y un entrenamiento adecuado baje de peso antes que otra que no cumpla dichos requisitos.

¿Más apetito cuando realizo ejercicio?

¿Más apetito cuando realizo ejercicio?

Obviamente si somos personas sedentarias acostumbradas a poca o nula actividad física, en cuanto hagamos algo de deporte nuestro apetito se va a incrementar. Esto se debe a que se va a producir un gasto calórico que no habían experimentado antes y, por tanto, esa sensación de hambre.

No obstante, es cierto que el tipo de ejercicio que se vaya a practicar va a repercutir en el apetito que se tenga posteriormente. No es lo mismo salir a caminar 1 hora al día que realizar entrenamiento de pesas 1 hora al día. Se trata de ejercicios con intensidades y requisitos calóricos diferentes. Por tanto, podríamos decir que el ejercicio aeróbico no es el único que sirve para eliminar grasa.

Todo va a depender de la alimentación que se tenga, en donde vamos a buscar un déficit calórico que se puede acompañar de una actividad deportiva que eleve la quema de calorías.

Motivos por los que se da un aumento de peso al realizar ejercicio

Retención de líquidos

 

Es totalmente normal que nada más empezar a realizar deporte tras un largo periodo de sedentarismo nuestros músculos retengan más agua de la debida. Esto se debe a que la cantidad de glucógeno en nuestro organismo va a ser mucho mayor, pues sin la práctica de deporte los músculos no acumulan nada de esta sustancia. Además, cuando comenzamos a entrenar nuestros músculos se inflaman, e incluso sufren pequeñas micro-roturas fibrilares (algo totalmente normal), que van a propiciar que nuestro cuerpo acumule más agua de la habitual. Como consejo supremo en estos casos podemos decirles que beban mucha agua, al menos 2 litros de agua al día. Es decir, que si no bebemos la cantidad suficiente de agua, nuestro cuerpo retendrá líquidos con el fin de mantenerse hidratado.

El incremento del glucógeno

Como mencionamos en líneas superiores, el glucógeno va a ser uno de los principales promotores del aumento de peso cuando se practica deporte, puesto que se produce una unión de esta sustancia con el agua para favorecer el grado de nutrición de nuestros músculos, ya que al realizar deporte van a tener que nutrirse. Este incremento de peso por el glucógeno se suele dar solo cuando se comienza a realizar deporte tras un largo periodo de sedentarismo, viéndose disminuido con el paso del tiempo, cuando los músculos se acostumbren al deporte practicado y requieran de menos glucógeno.

Dietas hipercalóricas

La clave principal para bajar de peso es generar un déficit calórico en nuestro organismo. Por eso, es fundamental llevar un control de las comidas y no excedernos en el total de calorías diarias, para así lograr la bajada de peso. En el caso de las dietas hipercalóricas, nos encontramos con un superávit calórico que puede ser beneficioso para deportes con mucha demanda energética, pero si se está comenzando a entrenar y lo que se desea es bajar de peso deben evitar este tipo de dietas que no ayudarán a dicho objetivo.

Dedicación y motivación

El tiempo es oro, en todos los sentidos. Es fundamental ser conscientes de que de la noche a la mañana no vamos a obtener cambios espectaculares. Todo requiere de tiempo, motivación y dedicación para alcanzar nuestras metas.

Aumento de la musculatura

¿Estás viéndote mejor físicamente con la ropa más suelta, los músculos más marcados, pero aun así la báscula te dice que pesas lo mismo e incluso más? No te preocupes, pues esto es totalmente normal. Los músculos pesan más que la grasa. Con esto queremos decir que 1 kilo de músculo no ocupa lo mismo que 1 kilo de grasa, y es totalmente lógico que si se produce un incremento de musculatura, la báscula marque el mismo peso e incluso más, pero no quiere decir que la grasa no esté desapareciendo, pues a medida que se construya más músculo habrá menos grasa, pues la musculatura activa nuestro metabolismo a la hora de consumir más calorías. No obstante, si desean conocer cómo van avanzando y progresando, determinando cuánto porcentaje de músculo y grasa poseen, no duden en acudir a un especialista que señale dichos datos.

Entonces ¿cómo podemos perder peso?

La dieta (propiciando un déficit calórico) y el ejercicio son los dos pilares fundamentales para la pérdida de peso. No obstante, si se pierde la motivación y la ilusión por alcanzar esa meta, dichos pilares se derrumbarán instantáneamente.

Tenemos que ser conscientes de que sin esfuerzo no se logran milagros, y que para ello el tiempo de dedicación va a ser fundamental. No esperen ver cambios notables en 1 semana, ya que se necesitan meses de dedicación para alcanzar las metas que nos propongamos.

Traten de acudir a un nutricionista que les asesore y trace un plan nutricional acorde a sus requisitos. Además, es una buena opción buscar el consejo/opinión de un entrenador personal, para ver cuáles son las mejores opciones para bajar de peso en cada caso.

No hagan caso a las básculas, pues solamente son números que van a condicionar sus avances.

Tiempo, dedicación, disciplina y motivación van a ser las claves para bajar de peso.

Conclusión

Hoy hemos tratado un tema complejo, pues no es solo físico sino también mental. Es complicado ver que entrenas hasta la saciedad y la báscula sigue marcando números semejantes a los presentes antes de entrenar. No desistan, pues probablemente estén mejorando y no lo saben.

Las básculas solo marcan un número, no el porcentaje de grasa ni la cantidad de masa muscular. Es cierto que en el mercado nos encontramos con una gran variedad de básculas profesionales que sí determinan dichos parámetros, pero sinceramente, es mejor acudir a un profesional que lo evalúe de la forma más precisa posible.

Por lo demás, si desean bajar de peso céntrense en dicho objetivo, consuman alimentos sanos y manténganse alejados de las grasas, bollerías, alimentos industriales, bebidas alcohólicas y demás alimentos perjudiciales, que solo van a ser obstáculos hacia la meta.

Un déficit calórico, deporte, equilibrio nutricional, disciplina y motivación van a ser los aliados fundamentales para alcanzar nuestro objetivo. Si ya saben lo que deben hacer ¿a qué esperan?

Nosotros nos despedimos aquí, pero solamente hasta el siguiente post. Esperamos que toda la información que hemos transmitido en este artículo les haya sido de utilidad. Un saludo a todos de parte del equipo de MyFITBody, y recuerden… ¡siempre a tope!

blank
Doctor Luis Miguel Salvador Grande Número colegiado 3704715 : Asesor Médico y Nutricional de MFB myfitbody. Licenciado en medicina y cirugia por Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca master en medicina cirugia cosmetia y nutrición por el Hospital de la Santa Cruz y San Pablo en Barcelona experto en emergencias sanitarias.

blank