Tabla de contenido:

L-histidina mejora las transmisiones nerviosas al cerebro

Es uno de los aminoácidos esenciales que componen las proteínas del cuerpo humano. Su grupo funcional es un imidazol con carga positiva.

Todos sabemos la importancia de los aminoácidos en la alimentación, ya sea uno deportista o no. De ellos depende el correcto funcionamiento de nuestro organismo, pero lo cierto es que muchas veces nos centramos en el consumo de los habituales, los que nos ayudan a obtener más ganancias musculares y beneficios en el deporte, y dejamos de lados los que no son tan llamativos, por decirlo de algún modo.

Hoy vamos a hablar de la histidina, un aminoácido esencial que muchos no conoceréis pero que se trata de un aminoácido esencial del cual nuestro organismo depende para funcionar correctamente.

¿Qué es la histidina?

La histidina es un aminoácido esencial, es decir, que puede ser fabricado por nuestro propio organismo pero en pequeñas cantidades en su gran mayoría. Esto significa que debemos obtenerlo mediante la alimentación o suplementación para que nuestro organismo funcione correctamente. Este aminoácido puede ser sintetizado internamente por las bacterias, plantas y diversos hongos, haciendo que lo tengo de manera natural.

Este aminoácido es uno de los 20 que conforman las proteínas codificadas genéticamente. Nos lo encontramos en alimentos como los lácteos, la carne como el pollo, e incluso en el pescado. La histidina es un precursor de la histamina. Esta es una sustancia que liberan nuestras células del sistema inmune cuando tenemos una reacción alérgica. Su importancia reside en que participa en el desarrollo y mantenimiento de los tejidos sanos, sobre todo en la mielina, la capa que cubre a las neuronas.

Además, la histidina y la histamina son ambas fundamentales para que nuestro organismo sea capaz de defenderse. Esto se debe a que ambas sustancias ayudan a redireccionar a los glóbulos blancos frente a cualquier amenaza externa que pueda ser perjudicial para nuestra salud.

Utilidades

Este aminoácido es indispensable para la salud y se encarga de la formación de vainas de mielina mejorando las transmisiones nerviosas al cerebro.

Reacciones químicas

Con un PH de 6, sus variaciones se notan en el anillo de imidazol. En su proceso cataliza el nitrógeno básico captando un protón de serina, tironina y cisteína formando parte de ciertas enzimas.

La conversión en glutamato es compleja con respecto a otras degradaciones y da por resultado ácido glutámico y N5-formimino-tetrahidrofolato.

Biosíntesis

La vía de la biosíntesis cataliza al imidazol cumpliendo una función similar a las enzimas ARN, trabajando sobre las proteínas.

La histidina a pesar de poder ser sintetizada de forma compleja en el organismo, se suele considerar esencial. Esto se debe a que no se sabe a ciencia cierta si la biosíntesis cubre todas las necesidades de histidina en nuestro organismo.

Para entender un poco más este tema, tenemos que conocer a la histamina. Se trata de un precursor de la histidina y se produce en los mastocitos por descarboxilación de la histidina mediante la enzima L-histidina decarboxilasa.

La histamina se genera en algunas reacciones alérgicas y es una sustancia muy necesaria en la estructura y función del sistema nervioso, muy importante para que funcione correctamente.

Su degradación se genera de manera principal en nuestro hígado y en las células de la piel. Aquí se produce una diseminación del aminoácido mediante la respuesta de la enzima histidasa, generando el ácido urocánico. Este ácido posteriormente se hidroliza y tras seguidas reacciones da lugar al famoso glutamato.

Tipologías

La histidina se convierte en histamina que es un fuerte vasodilatador e interviene en las reacciones alérgicas. También se encuentra presente en el plasma y en el cerebro.

Usos y beneficios

Muy utilizada en tratamientos de artritis reumatoide, enfermedades alérgicas, úlceras y anemia. En combinación con algunas hormonas favorece la reparación de los tejidos y el sistema cardiovascular.

Este aminoácido considerado esencial, está compuesto por imidazol con base positiva a niveles del PH de fisiología.

En los niños es esencial ya que forma parte de su crecimiento. En los adultos es producida a nivel organismo en cantidades mínimas y debe incorporarse en la alimentación.

Está presente en las proteínas de los músculos y puede convertirse en glutamato en el hígado.

Estado nutricional

Consumir histidina ayuda a que se cubran los requerimientos de este aminoácido. Esto ayuda a que mantengamos diferentes funciones, como la síntesis de proteínas, la histamina e incluso un buen estado de la hemoglobina.

Formación de carnosina

Como ya mencionamos en líneas superiores, la histidina forma parte del dipéptido carnosina, compuesto por beta alanina y L-histidina. El incremento de los niveles de carnosina hace que halla un mayor control sobre la acidosis producida durante la actividad física, generando como resultado la capacidad de esforzarnos más y reduciendo la fatiga durante el entrenamiento. Aumentar los niveles de la carnosina, es una buena alternativa frente al bicarbonato en la reducción de la acidosis generada durante la práctica deportiva.

Protección de la piel

El ácido urocánico que se genera tras la degradación actúa como un protector de nuestra piel. Esto se debe a que tiene cierta capacidad para absorber las radiaciones ultravioletas.

Efecto antioxidante

El consumo de histidina durante un periodo de 12 semanas, ha demostrado en diversos estudios que puede llegar a reducir el estrés oxidativo de nuestras células. Esto se debe a que muchas personas que padecen sobrepeso, tienen en su organismo niveles muy bajos de este aminoácido.

Mejora la presión arterial

Diversos estudios han evidenciado como el consumo de la histidina puede reducir la presión arterial.

Proteger a nuestro corazón

El consumo de histidina puede ser beneficioso para proteger a las personas que sufren de problemas cardiacos. Esto fue comprobado en diferentes estudios en los que se comprobó como con el consumo de histidina ayudaba a disminuir la frecuencia de latidos irregulares en personas con problemas de corazón. Además, se administró histidina a personas recién operadas de corazón, y se pudo ver como mejoraban más prontamente.

Mejora la diabetes

El consumo de histidina puede ayudar significativamente a disminuir la resistencia de la insulina. Esto es muy bueno, pues además ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre.

Optimiza nuestras articulaciones

Un consumo de histidina puede ayudar a combatir la falta de movilidad que genera la artritis reumatoide. Además, las articulaciones no se inflaman tanto con esta enfermedad si se consume histidina.
Mejora general:

Su consumo es recomendado para destruir la anemia, úlceras de todo tipo, es un gran enemigo de las alergias.

Repara tejidos

Si se combina con la hormona de crecimiento y otros aminoácidos, vamos a ver como se reparan en mejor medida los tejidos y se mejora nuestro sistema cardiovascular.

Una digestión rápida

El consumo de histidina fomenta la producción de pepsina y ácido clorhídrico por parte de nuestro estómago. Esto es algo fundamental, pues ambas sustancias favorecen que tengamos una buena digestión.

Escombroidosis

La actividad bacteriana en pescados y carnes produce la descomposición de la histidina generando histamina. Dicha histamina, en altas concentraciones, produce intoxicación llamada escombroidosis.                      

Sus propiedades

La histidina participa en la fisiología del cuerpo y entre sus propiedades más importantes se encuentra su intervención en la oxidación de las células y, por consiguiente, una mejora en la salud.

Suplementos de histidina

Los suplementos que puedes conseguir online son: L-Histidina vegano, L-Histidina altamente dosificada, Abs L-Histidina,    con zinc, B histidina y betahistidina.

Alimentos que la contienen

Se la encuentra en: carnes magras, pescados, legumbres, lentejas, soja, arroz, tomates, avena, maiz, plátanos, fresas y cebollas.

La Histidina se localiza en los siguientes alimentos:

Origen animal

  • Carne: pollo, pavo, cerdo, ternera, cordero, de res

  • Pescado: mero, salmón, caballa, sardina, atún, etc. (solo dos veces por semana)

  • Huevos

Origen vegetal

  • Legumbres y hortalizas: espinacas, berros, coliflor, coles, altramuces, guisantes, fenogreco, habas, soja, algarroba, lentejas, judías, garbanzos, cebollas, tomates, pepinos, etc.

  • Semillas y frutos secos: semillas de girasol, de sésamo, de calabaza nueces, avellanas, almendras, etc.

  • Cereales: trigo, avena, maíz, arroz, cebada, entre otros.

  • Verduras: berenjena, tomate, chayotes, etc.

  • Frutas: fresas, mandarinas, lechosa, plátano, piña, guayaba, albaricoque, etc.

¿Cómo es?

Este aminoácido es el 8% de la hemoglobina y restablece los niveles de eritropoyesis y hemoglobinemia. En el tejido muscular forma parte de los bipéptidos de carnosina y anserina. Esta presencia en el organismo por parte del aminoácido, hace que cubra las necesidades a corto plazo.

Su estructura

La histidina aumenta la biosíntesis de ciertas enzimas, su cadena lateral permite el funcionamiento de la hemoglobina y la hidrólisis de proteína. Además cataliza el PH dentro del metabolismo de los aminoácidos esenciales.

Su denominación es “ácido 2-amino-3-(1H-imidazol-5-il) propanoico” y su fórmula: C6H9N3O2.

Su función

La histidina es usada para equilibrar el sistema inmune, alivia los síntomas gastrointestinales, regenera la piel, recuperación de lesiones musculares y mejora los procesos de oxidación.

La histidina es uno de los aminoácidos más abundantes en nuestra hemoglobina y en las proteínas de nuestros músculos. Durante el proceso de metabolización, además puede convertirse en glutamato en el hígado, haciendo que sea un aminoácido sumamente versátil.

Es aproximadamente el 8% de la hemoglobina, por tanto su importancia es suma. Diversos estudios han visto como en personas cuyas dietas están carentes de histidina, se disminuye en gran cantidad las tasas de sustancias fundamentales en la hemoglobina. Al volver a introducir en su dieta la histidina, estos niveles vuelven a sus niveles habituales.

La musculatura tiene en su interior diferentes dipéptidos de carnosina y anserina. Esto puede sonarnos a chino, pero lo cierto es que la carnosina está formada por una combinación entre beta alanina nuestra protagonista de hoy, la histidina. La carnosina se encuentra fundamentalmente en nuestros músculos, pero la podemos encontrar en otros órganos muy importantes como lo son el corazón y el cerebro.

No obstante, las reservas de histidina no son fáciles de agotar. Encontramos gran cantidad de la misma en nuestro organismo, pudiendo mantener nuestro niveles de histidina, al menos a corto plazo.

¿Cómo se obtiene?

La histidina es la generadora de la histamina, una sustancia química que controla un ataque de virus o bacterias en el organismo. La histidina presente en la hemoglobina colabora con la mielina y protege las células nerviosas.

Propiedades y beneficios

Perteneciente al grupo imidazol tiene funciones que aceleran las reacciones químicas de células y enzimas. Colabora con el metabolismo de los aminoácidos esenciales y es un componente primordial en los niños porque su deficiencia ocasiona problemas de crecimiento.

Colabora con la producción de hemoglobina, repara tejidos, aumenta la absorción del calcio, biosíntesis en neuronas, libera las células del sistema nervioso y estimula la producción de proteínas en el organismo.

¿Dónde se consigue?

Los suplementos de este aminoácido se consiguen en tiendas de productos naturales, gimnasios y farmacias. También pueden adquirirse de forma online.

Alimentos que contienen histidina

Alimento de naturaleza animal: pollo, pavo, ternera, cordero, vaca, salmón, sardina, atún, caballa, huevos y mero.

Alimento de naturaleza vegetal: espinaca, coliflor, berro, coles, guisantes, habas, soja, algarroba, avellanas, almendras, trigo, avena, maíz, arroz,, cebada, berenjena, tomate, fresas, plátanos, guayaba y mandarinas.

¿De qué forma de consume?

La histidina es uno de los aminoácidos esenciales que se obtiene de alimentos o suplementos en pastillas o polvo, en una dosis diaria no superior a 4 o 5 gramos. Si tienes dudas por favor consulta con un especialista.

¿Cuándo consumirla?

En caso de tener una dieta vegetariana o vegana se aconseja consumir histidina en suplemento para evitar enfermedades causadas por su deficiencia. Por otra parte, también conviene consumirla cuando hay anemia, trastornos vasculares, úlceras, hipertensión, impotencia y neuritis.

Dosis de histidina

La histidina se puede conseguir en los alimentos que ya mencionamos. No obstante, si no se llegan a los requerimientos de la misma, se puede optar por el consumo de suplementos de la misma. Estos suelen venir en polvo o en pastillas y no deben sustituir para nada una dieta sana, variada y equilibrada.

La dosis de histidina en menores no es exacta, ni mucho menos para las mujeres embarazadas o lactantes. Las dosis máximas diarias no deberían superar los 5 gramos, ya seas de los grupos ya mencionados o si se tienen problemas renales o hepáticos.

Recomendamos que acudan a un especialista previamente, pues quizás no necesitan este aminoácido y lo consumen sin saberlo.

Cuándo tomar histidina

Se recomienda a las personas veganas o vegetarianas consumir histidina en su dieta. Esto se debe a que este aminoácido no está presente en grandes cantidades en los alimentos cuyo origen no sea animal.

Es muy importante tener las cantidades precisas de cada nutriente en nuestro organismo. Como también si padecemos enfermedades como hipertensión, diabetes, trastornos vasculares, úlceras, neuritis, impotencias, etc; debemos consumir este aminoácido junto a complejos multivitamínicos adecuados para poder reducir los efectos de estas enfermedades y dolencias.

Déficit de histidina

La carencia de histidina en nuestro organismo puede generar una serie de problemas en nuestro organismo, tales como:

  • Ser más propensas a los vómitos durante el periodo de gestación.

  • Tener una respuesta inmunitaria más deficiente, generando la aparición de más enfermedades.

  • Se nos pueden acumular más radicales libres en nuestro organismo.

Descarboxilación del aminoácido

La histidina se logra por la descarboxilación de la enzima, reacción química que sucede en el hígado, produciendo histamina, glutamato y ácido urocánico.

Efectos en el organismo

En concentraciones elevadas, la histidina puede provocar concentración de radicales libres originando malformaciones en el feto, problemas en los huesos y concentraciones elevadas en orina originando histidinemia en los casos en que no está presente la enzima que degrada el aminoácido.

Si no tenemos este aminoácido en nuestro organismo, puede generarnos grandes problemas como:

  • Problemas en el sistema inmune

  • Aumento en la concentración de radicales libres

  • Malformaciones en fetos

  • Problemas en los huevos

  • Vómitos durante el embarazo

  • Fallos intestinales

  • Problemas auditivos

Por otra parte, tener grandes cantidades de histidina en el organismo puede generar problemas como:

  • Histidinemia: se trata de un trastorno hereditario que se genera por la ausencia de la enzima que descompone y degrada a la histidina.

Intoxicación alimentaria

Cuando se produce una intoxicación alimentaria por ciertos pescados, llamada escombroidosis, se produce una reacción química del aminoácido produciendo histamina y ésta provoca diferentes síntomas en el organismo. No es una intoxicación de gravedad se manifiesta como enrojecimiento de la piel.

La histidina como antioxidante

Estudios realizados en mujeres con problemas de obesidad demostraron que los suplementos de histidina incorporados en la dieta durante 12 semanas, ayudan a reducir los efectos de oxidación en las células.  

Disminuye la presión arterial

La histidina ayuda a disminuir la presión arterial en el organismo, en particular si se la incorpora en dosis elevadas.

Protección para el corazón

La histidina en solución con cetoglutarato brinda una protección extra al corazón de las personas con problemas cardíacos.

Reduce la diabetes

Una dieta que incorpore alimentos ricos en histidina, ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre.

Protección para la piel

Es un protector natural de la piel ya que el ácido urocánico tiene la propiedad de absorber los rayos UV.

Precauciones a tener en cuenta

Nos encontramos con un aminoácido seguro. Para nada es tóxico pero sí es cierto que todo en exceso es malo, y por tanto, no se debe ingerir a la ligera. Las personas además que tienen problemas alérgicos relacionados con este aminoácido, deben mantenerse alejados del mismo.

Resumen general

  • La histidina es utilizada para combatir la artritis reumatoide, para equilibrar el sistema inmune, reduce los síntomas de la úlcera péptica y gastrointestinal.

  • Mejora y regenera los tejidos de la piel.

  • Ayuda que la persona se recupere de lesiones musculares.

  • Reduce la aparición de arrugas.

  • Fortalece el sistema

  • Es muy utilizado para el tratamiento de enfermedades degenerativas e inflamatorias en el organismo.

  • Durante la síntesis de las proteínas y los aminoácidos fomenta el crecimiento de los músculos.

  • Trabaja para el buen funcionamiento de las células nerviosas.

  • Fomenta la producción de los glóbulos blancos y rojos en la sangre. Además, impulsa la producción de los linfocitos T.

  • Permite el mantenimiento de las vainas de mielina y protege las células nerviosas.

  • Acelera el crecimiento y reparación de los tejidos.

  • Controla la diarrea y aumenta la absorción de calcio

  • Acelera la transferencia de hierro y cobre al organismo

  • Previene el sangrado interno y la coagulación de la sangre.

  • Reduce la aparición de las arrugas, pues ayuda a recuperar los tejidos de la piel

  • Recupera las lesiones musculares

  • Mantiene el sistema cardiovascular

  • Ayuda a evitar dolores y enfermedades degenerativas e inflamatorias

  • Ayuda a la desintoxicación de metales pesados

  • Permite el funcionamiento sexual normal, por lo que es muy usado para el tratamiento de la impotencia y la frigidez.

  • Mejora la respuesta inmune

  • Ayuda a evitar el vómito en el embarazo

  • Protege al organismo de los daños de la radiación

  • Ayuda a disminuir la presión arterial.

Conclusión

Con este post, hemos querido profundizar más en el tema de los aminoácidos. Conocemos los fundamentales en el mundo del deporte, pero muchas veces obviamos los más pequeños y parecen estar desapercibidos pero que son sumamente importantes para un correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Hemos visto la importancia del mismo, viendo como no presenta ningún problema su consumo. No obstante, reiteramos que se consulte a su médico habitual, valorando los niveles de histidina que posean y viendo si se necesita suplementación de la misma.

En resumidas cuentas nos encontramos con un aminoácido esencial que nuestro organismo genera pero no en grandes cantidades, y por tanto tenemos que consumir alimentos o suplementos que nos lo aporten en caso de necesitarlo.

Esperamos que les haya quedado todo claro, y par cualquier duda les adjunto mi correo al final del post. Un saludo a todos de parte del equipo de MyFITBody y recuerden… ¡siempre a tope!

Carlos J. Aisa. Entrenador personal y coach nutricional.

https://www.linkedin.com/in/carlos-javier-soriano-aisa-3441921a3

blank