▷ 【 ¿Qué es la ortorexia? Tratamiento y Sintomatología 】| ¡MyFitBody!

Envío gratuito en pedidos superiores a 29.99 €

blank
Atención al cliente
5/5 - (1 voto)
Tabla de contenido:
Ortorexia ¿Que es? Tratamiento, Sintomatología

Ortorexia  ¿Qué es? Tratamiento, Sintomatología

En pleno siglo XXI la alimentación es algo fundamental para muchos, llegando a tales extremos que se llega a convertir en algo obsesivo, convirtiéndose en un trastorno.

Hoy vamos a centrar nuestra atención en un trastorno de la alimentación que es desconocido por muchos, pero que, sin saberlo, lo padecen. Nuestra protagonista de hoy va a ser la ortorexia, de la cuál veremos muchos aspectos como, qué es, a quiénes afecta, las causas de este trastorno y otras muchas cosas más que nos ayudarán a comprender este trastorno a la perfección.

¿Qué es la ortorexia?

Cuando se tiene una obsesión excesiva con la comida sana es cuando tenemos el trastorno alimentario denominado ortorexia. Este trastorno alimentario hace que la persona que padece esta obsesión no coma alimentos como las grasas, las carnes o cualquier tipo de sustancia artificial, porque piensan que no es nada sano para su organismo.

Las personas que tienen este problema van a ver condicionado su estado de salud, llegando a padecer enfermedades y grandes déficits nutricionales, debido a su obsesiva y pobre alimentación. La persona ortoréxica quita alimentos y no los sustituye por otros que les puedan aportar nutrientes, ocasionando problemas como:

  • Anemia
  • Falta de minerales y vitaminas
  • Fatiga crónica
  • Carencia general de nutrientes
  • Problemas de salud general, siendo más propenso a tener enfermedades

¿A qué personas les afecta la ortorexia?

Todos podemos desarrollar problemas de conducta alimentaria, pues no deja de ser un problema psicológico que se puede experimentar de muchas formas. Generalmente, las personas muy estrictas que planifican todo en su día a día son más propensas a sufrir este tipo de problemas. Además, si este tipo de personas tan planificadora desea comer sano, pueden desarrollar una conducta obsesiva que los lleve a no consumir ciertos alimentos, y terminar por ser ortoréxicos.

El punto clave: la obsesión por comer sano

Muchas veces vemos personas que han tenido problemas de salud, como obesidad o sobrepeso, que han tenido una mala imagen física y, por tanto, quieren mantenerse alejadas por completo de ese estado físico. Dicha actitud puede derivar en un comportamiento compulsivo, en donde solo se consuma comida “sana”, por miedo a volver a dicha situación.

Los jóvenes suelen ser el grupo social más afectado por la ortorexia, aunque también nos encontramos personas de todas las edades. Las personas más jóvenes en muchas ocasiones necesitan tener un buen aspecto físico, para destacar y ser aprobados por la sociedad. Esto es algo absurdo pero muy cierto, pues hoy en día los jóvenes que destacan por su físico siguen degradando a los que no.

Por tanto, dichas personas se pueden llegar a obsesionar tanto con la comida que puede derivar en una conducta obsesiva que genere la ortorexia. Otros ejemplos de enfermedades o trastornos alimenticios habituales en las personas jóvenes serían la anorexia y la bulimia, en donde la comida y el peso corporal son obsesivamente importantes para el individuo que padece dichos trastornos nutricionales.

Además, las personas que practican deporte y tienen controlada en gran medida su alimentación también son personas con altas probabilidades de sufrir ortorexia, pues en su día a día consumen alimentos concretos y, por tanto, ya limitan en mucho su alimentación. Esto último no significa que no sea sano, ni mucho menos, pero lo cierto es que es un grupo de riesgo de padecer ortorexia.

Esta enfermedad puede aparecer en muchos tipos de personas, como vimos en líneas superiores, pero lo cierto es que suele haber una predisposición genética a tener ciertas actitudes obsesivas y compulsivas.

Sintomatología de la ortorexia

Sintomatología de la ortorexia

El síntoma más habitual de la ortorexia es el de un control excesivo de la alimentación, pues el ortoréxico se preocupa de eso en exceso. La persona que padece ortorexia estará gran parte del día planeando qué comer, de manera muy obsesiva, hasta tal punto que si no cumplen con su “plan nutricional” llegará a imponerse más restricciones, como ayunos o dietas más restrictivas, a modo de castigo.

Otro de los síntomas de las personas ortoréxicas es que eliminan muchos alimentos de su dieta por no considerarlos sanos, como el azúcar. Es cierto que un consumo de azúcar excesivo puede traer serios problemas de salud, pero la verdad es que en su justa medida es necesaria, y si la persona ortoréxica no tiene el azúcar suficiente en sangre puede desarrollar una hipoglucemia severa, y muy perjudicial para la salud.

Por si fuera poco, la actitud de las personas ortoréxicas dista mucho de la de las personas que sufren otros problemas o trastornos alimenticios. Uno de los síntomas más peculiares de las personas ortoréxicas es que presumen ante los demás, orgullosos de su estilo de alimentación, al contrario que otros trastornos alimenticios. Además, rechazan otros estilos nutricionales diferentes al suyo, generando así problemas de rechazo social a este tipo de personas.

Síntomas físicos visibles serían los cambios de peso, viendo como la persona que padece ortorexia tendrá unas grandes bajadas de peso.

Maneras de prevenir la ortorexia

No obsesionarse con la comida puede ser una ardua tarea para muchas personas. Para evitar obsesionarse podemos aportar ciertos consejos como los siguientes:

  • Dieta sana, variada y equilibrada: tenemos que comprender que la carencia de nutrientes solo va a perjudicar a nuestra salud. Por eso, tener un equilibrio nutricional es clave para evitar problemas en nuestro cuerpo. Para ello, es fundamental tener una conciencia nutricional desde que somos pequeños, para comprender y entender bien qué es comer sano.
  • Ayuda psicológica: en el caso de tener sobrepeso, obesidad, u otros problemas de peso es importante acudir a un psicólogo, en el caso de verse sobrepasado por la situación. Esto es de vital importancia, para que no se modifique la conducta por miedo a engordar y así mantenerse alejado de la ortorexia.
  • Evitar estereotipos: la sociedad y los medios, como la televisión, nos venden la idea de que, si no tenemos un cuerpo de superestrella de Hollywood, no “molamos”. La sociedad está estableciendo unos cánones de belleza que están bloqueando psicológicamente a muchas personas, sobre todo a los jóvenes. Esto se puede evitar enseñando en casa y educando de la mejor forma posible, para que no sean aceptados este tipo de estereotipos, y que la evitar que se llegue a la ortorexia.

¿Qué tratamiento debe seguir la persona ortoréxica?

La terapia psicológica puede ayudar a prevenir la aparición de la ortorexia, pero una vez se tiene esta condición, lo más habitual es la necesidad de tratamiento y la ayuda de un psiquiatra. Gracias a esto se podrá intentar volver a un estado nutricional más estable, en donde el paciente empezará a comer otro tipo de alimentos que de verdad le van a aportar nutrientes.

Problemas que ocasiona la ortorexia en nuestro organismo

  • Carencia de nutrientes: lo más habitual en la ortorexia son los déficits nutricionales. Al no comer debidamente, el cuerpo va a experimentar una carencia de nutrientes que repercutirán por completo en el estado de salud del paciente.
  • Enfermedades varias: la persona ortoréxica puede tener problemas de salud, como anemia o carencias de micronutrientes.
  • Niveles bajos de sodio
  • Pancitopenia: descenso de la cantidad de glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas en nuestro organismo.

En resumidas cuentas, la ortorexia es muy perjudicial para nuestra salud, pues rechaza una correcta alimentación.

Otros trastornos de la alimentación

Otros trastornos de la alimentación

  • Pica: se trata de un trastorno más habitual en niños, en donde el pequeño ingiere sustancias no comestibles, como las tizas, el pegamento y diversas sustancias.
  • Permarexia: se trata de una conducta perjudicial, pues las personas que la padecen suelen optar por dietas estrictas para verse mejor, llegando a ocasionar serios problemas a la larga.
  • Potomanía: este trastorno, muy ligado a la anorexia y a la bulimia, es aquel en donde el paciente bebe agua en exceso, llegando a consumir hasta más de 4 litros al día, con el fin de quedarse saciado y no ingerir comida.
  • Pregorexia: trastorno nutricional relacionado con las mujeres embarazadas, en donde estas tienen miedo de engordar y comen menos, siendo esto una conducta muy perjudicial para ella y su bebé.
  • Vigorexia: es la obsesión por tener un perfecto estado de salud, en donde la musculatura sea la principal protagonista. Las personas vigoréxicas siempre están desconformes con su cuerpo, pues a pesar de ser muy musculosos siempre se suelen ver flacos. Por eso, optan por dietas extremas, e incluso usan anabolizantes con el fin de verse más grandes.

 

Conclusión

Hoy vemos visto la ortorexia y hemos hablado brevemente de algún que otro problema alimenticio. Solo podemos decir como conclusión: NO obsesionarse.

Debemos cuidarnos, eso sin duda, pero sin llegar a ser obsesivos-compulsivos de la alimentación, pues eso podría acarrear problemas mentales y físicos, como hemos visto en el post de hoy.

Hagan deporte, cuídense y disfruten de la vida. Esperamos que el post de hoy les haya sido de utilidad, y hayan aprendido algo más del fascinante mundo de la nutrición y el deporte. Un saludo a todos de parte del equipo de MyFITBody. Nos vemos en el siguiente post y recuerden… ¡siempre a tope!

blank
Doctor Luis Miguel Salvador Grande Número colegiado 3704715 : Asesor Médico y Nutricional de MFB myfitbody. Licenciado en medicina y cirugia por Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca master en medicina cirugia cosmetia y nutrición por el Hospital de la Santa Cruz y San Pablo en Barcelona experto en emergencias sanitarias.

blank