Tabla de contenido:

​Semillas de Chía, el alimento de moda

 

Muchos son los alimentos que a día de hoy se consumen por sus supuestos efectos milagrosos. En determinadas ocasiones vemos como son modas pasajeras, pero otras veces vemos que son alimentos que vienen para quedarse, como las semillas de chía.

 

Hoy centraremos nuestra atención en estas famosas semillas, que son consideradas por muchos como un alimento excepcional. Intentaremos explicar qué son exactamente, viendo sus propiedades, beneficios y posibles contraindicaciones al consumirlas. Determinando finalmente si de verdad se trata de un alimento tan espectacular como muchos avalan.

 

¿Qué son las semillas de chía?

 

Al hablar de las semillas de chía estamos haciendo referencia a una fuente vegetal que posee muchas vitaminas y minerales en su interior. Posee un sabor semejante al de la nuez, y es empleada en muchas ocasiones en dietas de pérdida de peso, pues nos ayuda a controlar el apetito.

 

Además, poseen una gran cantidad de ácidos grasos poliinsaturados  y proteínas que van a ayudar mucho a las personas veganas, pues es un claro ejemplo de sustitución de los huevos.

 

Función de las semillas de chía

 

Conocidas por muchos por sus grandes cantidades de omega 3 y alto contenido en fibra, se ha convertido en un alimento excepcional para luchar contra el colesterol y el estreñimiento. Además, con la cantidad de ácidos grasos buenos que posee, más las vitaminas y minerales, se convierte en un alimento idóneo para que podamos controlar nuestro peso y eliminar grasa.

 

Asimismo, no contiene gluten, lo cual las hace un alimento ideal para todos.

 

Su valor nutricional es muy grande, pues:

 

  • poseen más calcio que la leche
  • tiene un gran poder antioxidante
  • 3 veces más hierro que las espinacas
  • más fibra que la avena o el gofio
  • el doble de proteínas en comparación a cualquier verdura
  • alto contenido de potasio, superando al existente en los plátanos

 

Beneficios de las semillas de chía

 

Protección de nuestro corazón y disminuye el colesterol

Debido al alto contenido que poseen de omega 3, vemos como este alimento tiene propiedades antiinflamatorias, e incluso ayudan a controlar la presión arterial y el colesterol que tenemos en sangre. Esto se debe a las propiedades vasodilatadoras de las semillas de chía, las cuales ayudan en la disminución del colesterol malo y aumentan el bueno. Además de esto, posee fibra y beta-sitosteroles, que son una serie de compuestos de origen vegetal que ayudan cuando se padece una enfermedad coronaria, y en la lucha contra el colesterol elevado.

Aliado del tránsito intestinal

Las semillas de chía poseen mucha fibra soluble, que se ve incrementada en tamaño al entrar en contacto con el agua. Esto hace que las semillas aumenten su tamaño, ejerciendo presión en las paredes intestinales, lo que provoca el movimiento de los intestinos, mejorando por tanto el estreñimiento. Además, lubrican y mantienen hidratado el tubo gastrointestinal, favoreciéndonos a la hora de expulsar nuestras heces.

Aliado frente a la diabetes

Los diabéticos pueden considerar a las semillas de chía como un alimento estrella. Esto se debe a la alta cantidad de fibra que poseen, pues ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre, evitando que se generen picos de insulina en nuestra sangre.

Adiós exceso de peso

Como mencionamos en líneas superiores, las semillas de chía están indicadas para aquellas personas que desean bajar de peso. Esto se debe a que su consumo ayuda a que nuestro estómago se sienta más saciado, pues tiene una gran capacidad de absorber los líquidos. Además, como mencionamos anteriormente, ayuda a controlar el azúcar en sangre, haciendo que mantengamos el apetito controlado.

Antioxidante excepcional

Al contener una gran cantidad de fenoles, que son unos antioxidantes, la chía ayuda a combatir a los radicales libres. Esto genera que se evite el envejecimiento de nuestra piel.

Huesos fuertes

Con poca cantidad de chía vamos a proporcionar a nuestro organismo una gran cantidad de calcio, que nos va ayudar a que tengamos unos huesos sanos y fuertes. Además, la chía nos aporta boro, el cual es fundamental para que nuestro cuerpo metabolice correctamente el calcio que consumimos.

Sabor a nuez

Muchos alimentos sanos poseen sabores que no gustan a todos los públicos. En el caso de las semillas de chía vemos que su sabor es semejante al de la nuez, siendo por tanto un alimento fácil de consumir y de disfrutar a la vez. Se puede acompañar además en infinidad de platos, teniendo un amplio abanico de posibilidades, en lo que a combinaciones se refiere.

Hidratación 100%

Debido a la alta capacidad de retención de agua de las semillas de chía, hace que se tenga en el organismo unos buenos niveles de hidratación, algo fundamental, por ejemplo, a la hora de hacer deporte.

Fuente de omega 3

Tiene una gran cantidad de omega 3, absorbible por nuestro organismo, siempre y cuando se mastiquen o muelan las semillas.

Más masa muscular

Debido a la gran cantidad de nutrientes que poseen las semillas de chía, como fibra y proteínas, vemos que aportando este alimento a nuestra alimentación se podrá experimentar un aumento de masa muscular. Esto se debe al aporte energético que poseen las semillas de chía, y a la regeneración muscular que fomentan. No obstante, no se trata de un producto milagro, pues por sí solo no producirá dicho efecto. Para ello se debe tener una dieta acorde, y añadir a su vez este alimento.

Formas de usar las semillas de chía

  1. Semillas masticadas: las semillas de chía nos aportarán sus nutrientes y beneficios siempre y cuando se mastiquen.
  2. Mojar y beber las semillas: otra opción es mojarlas en zumo o agua para, hacer más fácil su digestión. Para ello debemos observar cierta hinchazón en las mismas, momento en el que han absorbido la suficiente agua y están lista para consumir.
  3. Complemento: combinar las semillas de chía con batidos de frutas por ejemplo, es una buena opción. Aportará más nutrientes a dicha bebida, y dará muchos beneficios a nuestro organismo. Además, la podemos emplear como complemento en sopas, ensaladas, panes, etc.
  4. Té de chía: podemos encontrar también tés de chía, que poseen efectos relajantes. Tiempo atrás se empleaban para mejorar los estados febriles, y para disminuir la sensación de dolor. Además, fueron empleados para mejorar las molestias de garganta, reducir el colesterol, mejorar la presión arterial, e incluso para paliar diversos inconvenientes respiratorios.

 

Consumo de las semillas de chía

Para poder consumir semillas de chía y beneficiarse de sus efectos, debemos molerlas o masticarlas. En diferentes establecimientos podemos encontrar productos con las semillas ya molidas, siendo algo más cómodo. Pero también podemos optar por triturarlas en una batidora y el efecto será igual.

Otra forma que podemos emplear es consumirlas en crudo, siempre y cuando hayan sido hidratadas previamente. Así, de esta forma podremos asimilarlas correctamente y obtener todos sus beneficios.

Contraindicaciones de las semillas de chía

El uso de las semillas de chía suele estar recomendado para todo el mundo, pues es un buen alimento. Podemos ver que las personas que tienen estreñimiento o que desean bajar de peso y reducir su colesterol, se verán muy beneficiadas por el consumo de las mismas. No obstante, un exceso en el consumo de las semillas de chía puede provocar problemas, como diarrea, hinchazón abdominal, exceso de flatulencias, etc. Esto se debe a su alto contenido en fibra, pues no es bueno un exceso de la misma.

Entrando ya en profundidad, diversos estudios han determinado que el consumo de chía en exceso puede generar alteraciones en diversos medicamentos. Por este motivo, si están siguiendo un plan médico con ciertos medicamentos, no duden en consultar con su médico si el consumo de chía puede modificar los efectos de dichos medicamentos.

Para las personas diabéticas, como mencionamos en líneas superiores, la chía es un gran aliado. El problema reside en que debe haber un control del consumo de chía, pues a pesar de sus beneficios en este grupo de personas, es cierto que puede generar picos de insulina variables, y por eso, los diabéticos han de tener un estricto control.

Otro problema relacionado con la alta cantidad de fibra es que si nos excedemos en su consumo se pueden producir problemas para asimilar el hierro o el calcio. Por tanto, como siempre decimos, todo con cabeza es mejor, pues en exceso todo es perjudicial.

Otra situación a tener en cuenta es el exceso calórico. Unos 100 gramos de chía suelen superar las 500 kcal. A pesar de ser empleada para dietas adelgazantes, por su excepcional efecto saciante, debemos ser conscientes de su alto valor calórico, y no abusar en su consumo, pues un exceso de la misma no nos ayudará a adelgazar.

Por norma general las semillas de chía no entrañan ningún peligro, pero como han visto en estas líneas, si nos excedemos en su consumo podemos ver comprometida nuestra salud en diversos aspectos.

 

¿Cuándo debemos tomar semillas de chía?

El consumo de chía está recomendado de manera estándar para todo el mundo, pero es cierto que podemos ver que las semillas de chía pueden ayudar cuando deseemos:

  • Mantener nuestros huesos, articulaciones y músculos en un estado óptimo.
  • Controlar nuestro apetito, para así poder bajar de peso.
  • Aportar ácidos grasos sanos a nuestro organismo, como el omega-3
  • Evitar y mantener alejados los problemas de estreñimiento

Lo bueno de las semillas de chía es que con poca cantidad vamos a obtener grandes beneficios.

Valor  nutricional de las semillas de chía

Grasas saludables

Observamos que las semillas de chía poseen unos 17 gramos de ácidos grasos saludables, de omega 3 en este caso, por cada 100 gramos de las mismas. Esto convierte a las semillas de chía en una fuente inmensa de este beneficioso ácido graso.

Fibra

Por cada 100 gramos de semillas de chía podemos tener aproximadamente unos 28 gramos de fibra. De manera estándar se recomiendan unos 25 gramos de fibra diaria, así que simplemente con un poco de semillas de chía, y una dieta sana, variada y equilibrada, van a poder aportar la fibra necesaria para el correcto funcionamiento del organismo.

Proteínas

Por cada 100 gramos de semillas de chía vamos a obtener unos 22 gramos de proteínas. Esto es increíble, pues se trata de una fuente vegetal con un alto valor proteico. Además, contiene una gran cantidad de aminoácidos esenciales, que serán de gran ayuda para aquellas personas que no coman alimentos de origen animal.

Minerales y vitaminas

Las semillas de chía poseen vitaminas varias del tipo B, hierro, y calcio.

Las semillas de chía en el deportista

Las semillas de chía poseen una gran cantidad de micronutrientes, que ayudan a mejorar el rendimiento deportivo. Gracias a que contienen altas cantidades de magnesio y calcio, servirán de respaldo a los huesos y músculos de los deportistas. Además, contienen hierro, que ayuda a la hora de quemar los hidratos de carbono mientras hacemos deporte. Por si fuera poco, contienen más potasio que el plátano, ayudando a que los deportistas recuperen sus reservas de glucógeno a una gran velocidad.

Su consumo, acompañado de una dieta acorde, nos ayudará a que aumentemos nuestra masa muscular magra. Esto se debe a que las semillas de chía contienen muchas proteínas y aminoácidos esenciales, que nos ayudarán a recuperar y ganar músculo.

Conclusiones

Las semillas de chía son un gran alimento, eso es incuestionable. Poseen proteínas, fibra, vitaminas, minerales, grasas sanas, etc. Todo esto es sumamente necesario para nuestro organismo. No obstante, por sí solo este alimento no obrará ningún milagro, pues simplemente es un alimento más. Por tanto, deben seguir un plan nutricional acorde a sus requisitos y objetivos, en donde sin duda incluir las semillas de chía siempre será una buena opción.

Consideramos que este alimento no entraña ningún peligro, siempre y cuando se consuma con cabeza y nunca en exceso.

Esperamos que el post de hoy les haya sido de utilidad, y hayan aprendido algo más del fascinante mundo de la nutrición y el deporte. Nosotros nos despedimos aquí, pero solamente hasta el próximo post. Un saludo a todos de parte del equipo de MyFITBody, y recuerden… ¡siempre a tope!

Carlos J. Soriano Aisa. Entrenador personal y coach nutricional.