Como utilizar los geles para correr uso y funcionamiento | MyFitBody
5/5 - (1 voto)

Infinidad de suplementos para el deportista existen en la actualidad, ya sean aminoácidos en pastillas, proteínas en polvo o pastillas de cafeína para aumentar el rendimiento. Estos suplementos e infinidad más van a emplearse en infinidad de disciplinas, pero ¿cuál sería el más indicado a la hora de correr?

Hoy vamos a cenar nuestra atención en uno de los mejores suplementos que emplean los corredores para mantener y recuperar sus energías de forma casi inmediata gracias al uso de geles. Veremos qué son estos geles para corredores, qué aportan, cómo se usan y otros muchos aspectos que nos ayudarán a entender todo sobre ellos.

¿Qué son exactamente los geles para correr?

Cuando hablamos de geles para correr estamos hablando de un suplemento deportivo que viene en un pequeño envase que principalmente, aporta hidratos de carbono al deportista de forma casi inmediata con el fin de elevar o reponer sus niveles de deportistas. Este tipo de suplementos suelen venir acompañados de otras sustancias como estimulantes, minerales y vitaminas, algo que hablaremos en mayor profundidad posteriormente.

Presentan diversos sabores, siendo esto ideal para todos los gustos. Además, al ocupar poco espacio, estos se pueden llevar con suma facilidad durante la práctica deportiva. Su uso está indicado para prácticas deportivas superiores a los 60 minutos y de forma continua, es decir, ideal para corredores. Esto se debe a que, si se practica menos, su uso no va a ser necesario pues de media, son unos 60 minutos de ejercicio continuo lo que generará un agotamiento de nuestras reservas de glucógeno, momento en donde estos geles serán ideales.

Dicho aporte de energía se debe a que aporta en nuestro cuerpo hidratos de asimilación rápida que van directo a nuestros músculos y evitan que estos se agoten. Además, al ser de asimilación rápida, generará un incremento de la glucosa en sangre, favoreciendo nuestra capacidad de concentración mientras realizamos nuestra actividad física.

El funcionamiento de los geles

Hasta hace pocos años, los corredores meramente bebían agua y si eso, algún refresco con hidratos para reponerse y mantener los niveles energéticos durante las carreras. Los avances en el mundo deportivo han dado sus frutos, poniendo a nuestra disposición estos increíbles suplementos energéticos que favorecen la entrada del glucógeno a nuestros músculos.

Para entender esto, tenemos que centrarnos en qué utiliza nuestro cuerpo como energía. Principalmente, nuestro cuerpo emplea grasas e hidratos de carbono. No obstante, las grasas no sirven como combustible cuando se realizan carreras de alta intensidad. Es aquí donde los hidratos de carbono van a ser los principales protagonistas a la hora de aportar energía a nuestro organismo, pues a medida que más corramos, mayor será la cantidad de energía que percibamos de dichos hidratos de carbono.

No obstante, el almacenamiento de los hidratos de carbono es limitado a nivel muscular, por eso, da igual si ingerimos ingentes cantidades de este macronutriente que finalmente nos veremos desprovistos del glucógeno muscular. Es aquí el momento donde toman el control los geles pues su papel es el de reponer dichas reservas de hidratos de carbono, evitando así que estas aminoren. No obstante, lo cierto es que no es inmediato dicho aporte, algo que veremos en el apartado siguiente.

La composición de los geles para correr

Si han llegado a este punto del artículo, se habrán dado cuenta que los hidratos de carbono van a ser el elemento principal de los geles energéticos para corredores, pues es la sustancia ideal para darnos energía a la hora de correr. Esto se debe a que se transformarán dichos hidratos en glucógeno muscular, pero además de esto, pueden poseer en su interior sustancias como:

Electrolitos

Mantener el balance de fluidos de nuestro organismo es algo fundamental para el correcto flujo de energía a través de todo nuestro cuerpo. Esto se consigue gracias a los electrolitos, los cuales suelen venir en el interior de los geles energéticos. Principalmente, nos podemos encontrar con magnesio, sodio, calcio y potasio.

Aminoácidos y proteínas

Elementos fundamentales para nuestros músculos y que poco a poco se han ido incorporando a la composición de los geles energéticos. Además, ayudarán a que se evite el catabolismo muscular cuando nuestro cuerpo esté desprovisto de energías y tienda a consumir proteínas de los músculos.

Estimulantes

Principalmente nos vamos a encontrar con ligeras cantidades de cafeína en el interior de los geles, buscando así aumentar el rendimiento del deportista, además de ayudar en otros aspectos como mejorar la concentración, mejorar el consumo de glucógeno corporal ahorrándolo y disminuyendo la sensación de dolor en el deportista.

Uso y consumo de los geles energéticos

Ya que hemos visto qué son los geles energéticos, qué nos aportan y cuáles son sus ingredientes, toca responde esta pregunta, ¿cómo debemos usarlos? Sin duda alguna, los geles energéticos están pensados para ejercicios aeróbicos de alta intensidad en donde nuestras reservas de glucógeno se vean aminoradas en gran cantidad y tengamos que aumentarlas para poder seguir realizando nuestra práctica deportiva.

Su consumo se deberá realizar antes de que empecemos a notarnos cansados, pues si nos lo tomamos una vez hayamos agotado nuestras reservas, no vamos a experimentar ese incremento de energía hasta pasados unos 10 minutos de su consumo. Además, la ingesta de estos geles deberá venir acompañadas de un consumo de agua (200-300 ml aproximadamente) para así garantizar la adecuada asimilación de dicho suplemento.

El consumo de estos podría realizarse antes de la carrera, siempre y cuando se haya comido horas antes adecuadamente pues el consumo de geles no sustituye a una alimentación equilibrada.

Contraindicaciones de los geles energéticos

Se tratan de unos suplementos totalmente seguros pues contienen sustancias ordinarias como hidratos de carbono, minerales y estimulantes. No obstante, hay ciertos grupos de personas que deberán tener cuidado con su consumo, destacando los siguientes:

  • Personas diabéticas: debido al alto contenido de hidratos de carbono simples en la composición de los geles energéticos, las personas diabéticas no podrán optar por su consumo. No obstante, su médico habitual y atendiendo al caso de cada usuario, podrá recomendar ciertos tipos de suplementos a pesar de ser diabéticos y así poder optimizar su rendimiento deportivo.
  • Personas con problemas a los estimulantes: aquí nos encontramos con personas con problemas de corazón, hipertensión o que tengan una mayor sensibilidad a los estimulantes.

Por lo demás, no nos encontramos con otros grupos poblacionales que puedan experimentar problemas con el uso de este tipo de suplementos. No obstante, si tienen dudas de su consumo, consulten a su médico o especialista habitual su caso, pues como siempre recordamos, cada persona es un mundo.

Consejos sobre los geles energético

  • Consumo previo: con esto queremos decir que debemos haberlos probado antes de la competición, pues así sabremos qué efectos nos aportan, si nos sientan bien o no, etc. Pudiendo así saber si nos serán óptimos en el día de la competición.
  • En distancias adecuadas: como adelantamos al principio del artículo, correr a una intensidad elevada hará que nuestras reservas de glucógeno se agoten alrededor de los 60 minutos. Esto quiere decir que el uso de estos suplementos no está indicado para carreras cuyas distancias sean cortas.
  • Agua: los geles energéticos deben ser ingeridos con agua a su vez ya que, si no, no solo no vamos a poder asimilarlo adecuadamente si no que nos puede generar molestias a nivel estomacal como molestias, nauseas e incluso mareos.
  • No es inmediato: lo repetiremos hasta la saciedad pues los efectos de los geles energéticos pueden tardar alrededor de 10 minutos en manifestarse. Esto hace que sea fundamental ingerirlos cuando aún nos queden energías y no cuando ya estemos agotados, pues sin duda va a repercutir en el devenir de la carrera.

Conclusión

Hoy hemos centrado nuestra atención en un suplemento fundamental para los corredores, pues se convierte en una herramienta ideal para evitar quedarnos desprovisto de combustible. El papel fundamental de estos suplementos es el de aportar hidratos de carbono a nuestro organismo. Esto se consigue cuando los ingerimos, pues se digieren y dan paso a nuestro torrente sanguíneo y, por ende, a nuestros músculos. El tiempo de asimilación será de unos 10 minutos, momento en el cual empezaremos a notar sus efectos y se podrán prolongar entre 45-70 minutos, todo dependiendo de la composición de el gel que hayamos consumido (si posee cafeína se prolongará más en el tiempo).

Su consumo deberá realizarse con agua para evitar molestias en el estómago y así facilitar su asimilación y ver los resultados en la carrera. No obstante, estos suplementos no deben tomarse a la ligera pues un exceso de estos no nos generará más que complicaciones. Además, no podemos considerarlos como alimentos y, por tanto, no sustituyen a una adecuada nutrición. Por ello, si queremos dar todo de nosotros en la competición, debemos haber seguido un plan de alimentación y entrenamiento pertinente, siendo este tipo de suplementos una mera herramienta que nos ayudará a no perder energías.

Esperamos que el artículo de hoy les haya sido de utilidad y hayan aprendido algo más del fascinante mundo de la nutrición y el deporte.

blank
Doctor Luis Miguel Salvador Grande Número colegiado 3704715 : Asesor Médico y Nutricional de MFB myfitbody. Licenciado en medicina y cirugia por Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca master en medicina cirugia cosmetia y nutrición por el Hospital de la Santa Cruz y San Pablo en Barcelona experto en emergencias sanitarias.
Shopping cart0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0