El ácido fólico el aliado durante el embarazo | MyFitBody
5/5 - (1 voto)

Muchas vitaminas y nutrientes son fundamentales durante toda nuestra vida para que podamos gozar del mejor estado de salud posible. No obstante, hay un momento en concreto de nuestra vida, el embarazo, en donde una vitamina se torna total protagonista y debemos tener las cantidades adecuadas de ellas para la correcta formación de la vida que vendrá.

Hoy vamos a hablar del ácido fólico, una vitamina que todos hemos oído hablar pero que no se conocen a vox populi todos su beneficios y propiedades, algo que veremos en el artículo de hoy.

¿Qué es exactamente el ácido fólico?

Cuando hablamos de ácido fólico estamos haciendo referencia a un tipo de vitamina B fundamental para la creación de nuevas células en nuestro organismo, haciendo que esta vitamina sea fundamental. Como veremos más adelante en el artículo, la importancia del ácido fólico se incrementa para los deportistas, pero sobre todo para las mujeres antes y durante el proceso de gestación, pues garantizará el correcto estado de salud del bebé.

El ácido fólico se puede obtener mediante suplementación, pero es su mejor fuente de obtención los diversos alimentos que mencionamos a continuación:

  • Frutas y verduras
  • Nueces
  • Guisantes
  • Alimentos hechos con granos y cereales
  • Entre otros que mencionaremos a lo largo del artículo

El ácido fólico es una vitamina hidrosoluble, es decir, que las cantidades de esta vitamina que nuestro cuerpo no absorba serán eliminadas mediante la micción en nuestra orina. Esto es importante a la hora de comprender que tener un exceso de esta vitamina es sumamente complicado. Además, esto se traduce en que nuestro cuerpo no guarda el ácido fólico, siendo importante su administración diaria mediante la nutrición y en el caso de que sea necesario, mediante la suplementación de ácido fólico.

Introducción sobre el ácido fólico y el folato

El ácido fólico es nuestro protagonista hoy, pero no podemos dejar de lado al folato. Mientras que el folato es la vitamina B que se encuentra de forma natural en infinidad de alimentos, el ácido fólico es un folato sintético, es decir, realizado artificialmente.

Ambos hacen referencia a la vitamina B9, pero no son exactamente lo mismo.

Las funciones más destacadas del ácido fólico, por ende, el folato, son las siguientes:

  • Optimización celular: con esto queremos decir que el ácido fólico es fundamental para nuestras células, optimizando su trabajo y ayudando al aumento del crecimiento a nivel de tejidos en nuestro organismo.
  • Uso de proteínas: esto hace referencia a que facilita la utilización y descomposición de las proteínas, además de la creación de nuevos elementos proteicos fundamental en nuestro cuerpo. Esto lo consigue gracias a que coopera con la vitamina C y la B12.
  • Aliado frente a la anemia: gracias al ácido fólico vamos a poder frenar la anemia e incluso prevenirla. Esto se debe a que el ácido fólico ayuda en la creación de más glóbulos rojos, fundamentales para el organismo y el correcto flujo de nutrientes, garantizando que nos mantengamos alejados de la anemia.

Esto son una serie de beneficios, además de otros muchos. No obstante, no podemos obviar los problemas que podría generarnos un déficit de esta vitamina tan importante:

  • Problemas digestivos como diarrea y molestias estomacales
  • Incremento de la aparición de canas en nuestro pelo
  • Aparición de molestas úlceras bucales
  • Problemas relacionados con el crecimiento de niños y bebés
  • Inflamación de la lengua
  • Aparición de anemia

El ácido fólico en la salud

A continuación, vamos a ir desengranando uno a uno los diversos aspectos beneficiosos que supone el consumo de ácido fólico para nuestra salud gracias a las diversas investigaciones médicas que se han ido realizando sobre este tema a lo largo de los años:

Defectos congénitos

Antes y durante el periodo de gestación, son momentos en los que las mujeres deben tener una alimentación adecuada y precisa que les permita preservar su salud y la del futuro bebé. Acorde a los estudios de “Suárez T, Torrealba M Villegas N, Osorio C, García-Casal M. Deficiencias de hierro, ácido fólico y vitamina B12 en relación con la anemia, en adolescentes de una zona con alta incidencia de malformaciones congénitas”, en estos momentos el ácido fólico se convierte en un aliado fundamental para prevenir defectos congénitos como espina bífida o problemas cerebrales que se desarrollan a lo largo del crecimiento del nonato. Es por eso por lo que se aconseja el consumo de alimentos e incluso suplementación de ácido fólico.

Salud mental

Todos sabemos que una adecuada práctica deportiva, así como una correcta alimentación va a ser fundamental para nuestra salud física y mental. en el caso de la salud mental, estudios han podido determinar que personas con pocas cantidades de ácido fólico y, por ende folato, presentan un mayor riesgo de tener problemas mentales como ansiedad o depresión. Además, un déficit de esta vitamina podría ocasionar que los medicamentos frente a la depresión no sean efectivos debido a la incorrecta cantidad de folatos en nuestro cuerpo.

Cáncer

Según estudios sobre el folato y el ácido fólico, su uso puede prevenir el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer. No obstante, esto está sujeto a la opinión médica y casos determinados, pues como forma de prevención sirve, pero una vez se presenta algún tipo de cáncer no se debería consumir en exceso pues podría incrementar la velocidad de la reproducción de las células cancerígenas.

Salud cardiovascular

Estudios recientes han determinado que combinar el ácido fólico con otras vitaminas del grupo B puede ayudar a la salud cardiovascular. Además, su uso nos podrá ayudar a reducir el riesgo de problema de corazón.

Prevención de autismo

Estudios recientes arrojan información sobre la posibilidad del ácido fólico a la hora de disminuir el riesgo de sufrir autismo. A pesar de no ser datos concluyentes, se ha podido determinar que podría ser de ayuda durante el embarazo para asegurar que el desarrollo cerebral sea el adecuado y se eviten problemas de esta índole.

El ácido fólico y su relación con el deporte

Además de los mencionado en líneas superiores, el ácido fólico es fundamental en otros aspectos como en el mundo del deporte. Principalmente, el ácido fólico es muy beneficioso para la creación de glóbulos rojos, además de otros aspectos como la mejora anaeróbica y aeróbica, lo cual viene a significar que seremos más resistentes y tendremos más fuerza.

Un déficit de esta vitamina en el deportista puede generar problemas como:

  • Falta de fuerza muscular (debilidad)
  • Fatiga crónica
  • Problemas de sueño (insomnio, sueño ligero, etc.)
  • Alteraciones del estado anímico

La importancia del ácido fólico en mujeres

Como hemos ido mencionando a lo largo del artículo de hoy, la importancia del ácido fólico y del folato es suma en todo tipo de personas. No obstante, hay un grupo en concreto que va a necesitar tener unas adecuadas cantidades de esta vitamina para poder gozar de un estado de salud adecuado, las mujeres embarazadas. A continuación, veremos por qué es tan importante el ácido fólico durante el periodo de gestación:

  • Protección: el ácido fólico va a ser como herramienta de protección ante las diversas enfermedades congénitas que puede sufrir un bebé durante su proceso de desarrollo en la gestación. Además, sirve para evitar el aborto espontáneo. Esto hace que su uso sea ideal antes y durante de la gestación.
  • Evita anemia: mantener un correcto estado de la sangre es fundamental que tengamos un adecuado crecimiento de glóbulos rojos. Esto es algo que va a fomentar el ácido fólico, pues su carencia va a generar lo que se conoce anemia por déficit de folato, repercutiendo den la salud sanguínea.
  • Ayuda al embarazo: estudios sobre este tema han indicado que el consumo adecuado de ácido fólico es sumamente importante para lograr que una mujer quede embarazada.

Por tanto, podemos determinar que el uso de ácido fólico va a ser fundamental para mujeres en proceso a quedarse embarazadas o que ya lo estén, garantizando la seguridad del feto y suya.

Preguntas y respuestas

¿Es lo mismo ácido fólico que folato? ¿Para qué sirven?

Muchas personas suelen confundir ambos términos, pero a pesar de estar vinculados, no son lo mismo. El folato es la forma natural de esta vitamina, la cual podemos encontrar tanto en frutos secos como verduras y frutas; mientras que el ácido fólico es una vitamina sintética del grupo B cuyo origen viene del folato.

Ambos son fundamentales en diversos aspectos como en la prevención de anemia. Esto se debe a que genera una mayor creación de glóbulos rojos en nuestro organismo, ayudando a que el oxígeno y los nutrientes se distribuyan adecuadamente por nuestro organismo y no tengamos problemas de salud como la anemia.

¿Cuáles son los síntomas más habituales cuando se presenta un déficit de ácido fólico?

Tener déficit de ácido fólico es posible, algo que podemos evidenciar si presentamos la siguiente sintomatología:

  • Problemas en el crecimiento durante la gestación y a posteriori
  • Úlceras en la boca y péptidas
  • Ritmos cardiacos inadecuados (taquicardia)
  • Cefaleas
  • Hinchazón de la lengua
  • Irascibilidad
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Fatiga crónica

Consideramos oportuno que si presentan alguno de estos síntomas acudan con su médico habitual para determinar el origen de ello.

¿Se puede obtener ácido fólico y folato mediante la nutrición o solo mediante suplementación?

Ambas opciones son correctas, siendo mejor en primera instancia buscar dichos nutrientes mediante la ingesta de alimentos. En el caso de tener un déficit de esta vitamina podemos optar por la suplementación, siempre y cuando nuestro médico lo considere oportuno.

Los alimentos que nos pueden aportar folato son:

  • Vegetales que presenten hojas de color verde (como las espinacas)
  • La naranja
  • Diversos frutos secos
  • Pavo, pollo y todo tipo de carnes de aves
  • Las carnes rojas
  • Alimentos cuyo origen sea de granos integrales

El ácido fólico se encuentra presente en este tipo de alimentos:

  • Principalmente alimentos procesados o refinados
  • Cereales industriales
  • Harina
  • Arroz blanco
  • Pan
  • Pasta

No obstante, en el caso de estos alimentos, no debemos excedernos en el consumo de alimentos procesados o refinados, siendo más saludable optar por alimentos que sean lo más natural posible.

¿Qué es la anemia por déficit de folato?

La anemia es una condición que genera un incorrecto flujo sanguíneo debido a una cantidad insuficiente de glóbulos rojos. Esta se puede dar por déficit de folato, algo muy habitual en diversos contextos:

  • Gestación
  • Uso de alcohol y drogas
  • Medicamentos antidepresivos o vinculados con la ansiedad

Los síntomas más habituales que se presentan con este tipo de anemia son:

  • Coloración de la piel más blanca de lo normal
  • Molestias bucales, tanto en la lengua como en la boca
  • Dolores en la cabeza de forma continua
  • Fatiga y cansancio aumentado

Solucionar esto es posible, cambiando nuestra alimentación e incorporando alimentos que nos aporten folato y ácido fólico. Además, si acudimos con nuestro médico puede recomendarnos algún suplemento para solucionar este déficit y decir adiós a la anemia por déficit de folato.

Conclusión

El ácido fólico y el folato son unas vitaminas del grupo B que podemos obtener mediante la alimentación o mediante el uso de suplementos. Son fundamentales para nuestro organismo y por eso no debemos escatimar en ellas. Un superávit de esta vitamina es muy difícil, pues no es acumulada en el organismo y las cantidades que no se absorben se eliminan mediante la orina.

Esta vitamina es de vital importancia para las mujeres embarazadas, pues ayudará a asegurar la salud del feto y de la mujer en sí. Además, muchos estudios han evidenciado sus beneficios para la salud mental, la salud cardiovascular, la optimización del deportista y en otros aspectos. Por tanto, debemos tener en nuestro día alimentos que nos aporten ácido fólico y folato para poder gozar del mejor estado de salud posible.

Esperamos que el artículo de hoy les haya sido de utilidad y hayan aprendido la importancia del ácido fólico, sobre todo para las mujeres embarazadas. Nosotros nos despedimos aquí pero solamente hasta el próximo post en donde seguiremos profundizando en otros temas sobre el mundo de la nutrición y el deporte.

Bibliografía

  • Barón MA, Peña E, Sánchez A, Solano L. Estado de ácido fólico en embarazadas adolescentes y adultas en el primer trimestre del embarazo
  • Brito A, Hertrampf E, Olivares M, Gaitán D, Sánchez H, Allen LH, Uauy R. Folatos y vitamina B12 en la salud humana
  • Suárez T, Torrealba M Villegas N, Osorio C, García-Casal M. Deficiencias de hierro, ácido fólico y vitamina B12 en relación con la anemia, en adolescentes de una zona con alta incidencia de malformaciones congénita
blank
Doctor Luis Miguel Salvador Grande Número colegiado 3704715 : Asesor Médico y Nutricional de MFB myfitbody. Licenciado en medicina y cirugia por Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca master en medicina cirugia cosmetia y nutrición por el Hospital de la Santa Cruz y San Pablo en Barcelona experto en emergencias sanitarias.
Shopping cart0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0