Tabla de contenido:

Ácido clorogénico 

Hoy vamos a hablar de algo sumamente interesante que es desconocido para muchos, pero que su empleo puede ayudar en múltiples aspectos. Cuando hablamos de alimentación y nutrición, solemos relacionarlo directamente con proteínas, hidratos, grasas, vitaminas y minerales. No obstante, la nutrición es más compleja de lo que parece, con pequeñas sustancias que no solemos tener en cuenta pero que son de gran ayuda para el ser humano. 

El tema que vamos a tratar hoy es el consumo de ácido clorogénico y sus beneficios para el ser humano.

Los alimentos son conocidos por su contenido en minerales, proteínas, vitaminas pero hay otros nutrientes que poseen aunque no son tan conocidos. Entre ellos, el ácido clorogénico, que suele conocerse en los círculos de las personas que buscan adelgazar.

Este ácido brinda muchos beneficios al organismo y se encuentra en la naturaleza formando parte de distintos alimentos como el café verde o las alcachofas.

¿Qué es y cuál es su función?

Si hablamos del ácido clorogénico, estamos hablando de un compuesto fenólico que está formado por la presencia de un ácido químico y un cinámico, siendo en este caso de los cafeolquínicos.

La función principal del ácido clorogénico por la cual es tan conocido, es por la capacidad que tiene para ayudar a quienes lo consuman a perder grasa y por tanto, a bajar de peso. Esto sucede gracias a que el ácido clorogénico hace que nuestro metabolismo mejore, aumentando la capacidad para disminuir los ácidos grasos y estos a su vez transformarlos en energía. Esto además generaría que se distribuya la grasa en nuestro cuerpo de una manera más eficiente. Por si fuese poco, el ácido clorogénico posee una cualidad que lo hace sumamente interesante, y es que nos da esa sensación de estar saciados. Gracias a esto, podemos controlar más la ingesta de alimentos y podremos reducir nuestro peso en mayor medida.

Nos encontramos además con que tiene una función principal en lo que a la regulación de la glucosa se refiere, siendo sumamente beneficioso para personas que padezcan diabetes tipo II.  Además, las personas que tengan un elevado colesterol en su organismo se van a poder ver beneficiadas con su consumo, ya que ayuda a la reducción del tedioso colesterol. No obstante, el ácido clorogénico no hace milagros por sí solo, sino que es necesario realizar deporte y una dieta sana, variada y equilibrada para poder conseguir todas las metas que nos propongamos.

Las personas que padezcan hipertensión van a poder beneficiarse en gran medida con el ácido clorogénico. Esto es así pues su consumo ayuda a que se disminuya la presión arterial. Sin embargo, se debe tener en cuenta que el ácido clorogénico suele encontrarse en alimentos que poseen mucha cafeína, siendo esta perjudicial para las personas con hipertensión. Por tanto, consideramos que previamente a su consumo consulten con su médico habitual, el cual les pueda aconsejar de una manera más personalizada.

Por si fuese poco, el consumo del ácido clorogénico es muy beneficioso para reducir el riesgo de padecer piedras en el riñón. Esto se debe a que el ácido clorogénico posee propiedades antiinflamatorias y antibacterianas que lo hacen idóneo para poder prevenir los cálculos biliares.

Entre otros beneficios, nos encontramos con:

  • Reduce la aparición de radicales libres
  • Frenar el envejecimiento celular
  • Disminuye la aparición de ciertas enfermedades

El ácido clorogénico en la alimentación 

Café verde: el ácido clorogénico se encuentra en diversos alimentos, pero en el café verde es donde se encuentra en mayor cantidad. El café verde tiene en su haber una gran cantidad de este ácido, y mientras menos procesado se encuentre el café verde, mayores efectos nos aportará. Se suele aconsejar que el consumo de granos de café sea sin tostar, pues así se puede aprovechar mucho más los beneficios de este alimento en estado natural. Si se tuesta, el ácido clorogénico reduce su presencia en el café verde.

Cacahuete: nos encontramos con un fruto seco muy interesante, ya que no solo tiene ácidos grasos saludables, sino que su consumo es beneficioso para poder reducir el colesterol y cuidar la salud de nuestro organismo. Posee varios ácidos en su interior, como el araquídico, oleico, linoleico y el clorogénico. Es cierto que el consumo de cacahuetes no se debe tomar a la ligera pues es un alimento que posee muchas calorías, unas 500 por cada 100 gramos de producto. Pero loo cierto es que los frutos secos como el cacahuete, si se consumen de forma moderada, nos va a aportar muchos beneficios a la salud, como la reducción del colesterol y para poder mantener un corazón fuerte y sano.

Alcachofas: este alimento suele estar indicado para dietas con objetivo de pérdida de peso. Esto es así por que en su interior hay ácido clorogénico, el cual ya mencionamos que tiene ese efecto de quemar grasas. La alcachofa es una hortaliza que tiene muchos antioxidantes gracias al ácido clorogénico. Se trata de un diurético natural que lo convierte en un alimento depurativo que es una gran ayuda para el hígado.

Canela: este alimento los usamos en infinidad de alimentos para dar sabor por ejemplo. Pero no sabemos la importancia que tiene su consumo en la salud. Su consumo nos aporta una gran cantidad de nutrientes, tales como el protagonista de hoy, como ácido clorogénico, fósforo, potasio, calcio y vitamina C. Nos encontramos frente a un nutriente que es sumamente habitual encontrar en nuestras cocinas y que nos aporta muchos beneficios. Además, se trata de un inhibidor del apetito pues hace que los picos de insulina no se descontrolen y nos de ese hambre voraz de repente.

Tomate: esta hortaliza contiene en menor medida que los otros alimentos ácido clorogénico, pero además posee polifenoles y carotenoides. Se trata de un buen alimento que lo podemos combinar de infinitas formas para así obtener una dieta sana, variada y equilibrada.

Propiedades

El consumo de ácido clorogénico se ha ido asociando en los últimos años a una serie de beneficios para nuestra salud, tales como:

  • Mejora la acción de la insulina: nos encontramos con una sustancia que puede modular el metabolismo de la glucosa, siendo esto un efecto sumamente interesante pues sería como un antidiabético. Diversos estudios han comprobado como mejora la acción de la insulina. No obstante, la cantidad de ácido clorogénico existente en los alimentos no aporta la cantidad necesaria para poder garantizar sus efectos beneficiosos en el cuidado de la diabetes.
  • Cataratas: su consumo está ligado a la prevención del desarrollo de enfermedades de la vista generadas por la diabetes, como las cataratas. Diversos estudios realizados han determinado que un consumo de ácido clorogénico puede ser beneficioso para poder disminuir los efectos de la diabetes en nuestra vista.
  • Menos grasa: podríamos decir que el ácido clorogénico es el enemigo de la grasa y el sobrepeso. Como ya vimos en líneas arriba, pudimos comprobar como el ácido clorogénico es un inhibidor de la acumulación de grasas y por tanto, nos ayudará a perder peso. No obstante, esto es una opinión no avalada al 100%, ya que es cierto que hay casos que así lo testimonian, no todos experimentan lo mismo.
  • Menos problemas cardiovasculares: el ácido clorogénico ayuda en la reducción del riesgo relativo de enfermedades cardiovasculares. Además, mejora en gran medida la vasorreactividad humana, es decir, la capacidad que tienen los vasos sanguíneos de cambiar su diámetro gracias a un sistema de autorregulación.
  • Reducción de la hipertensión: diversos experimentos en ratas y humanos han dado como resultado una disminución en la hipertensión arterial.
  • Piedras en el riñón: gracias a sus efectos antioxidantes , nos encontramos frente a una sustancia que minimiza las probabilidades de tener cálculos biliares.
  • Menos probabilidad de sufrir Alzheimer.
  • Se trata de una sustancia antibacteriana.

Estudios

En diversos ensayos en laboratorios, los ácido clorogénicos han demostrado que poseen posibles efectos antioxidantes, algo que puede prevenir el daño celular a largo plazo. No obstante, las evidencias científicas de los efectos preventivos de este ácido frente a enfermedades crónicos siguen siendo débiles. Esto es así pues el ácido clorogénico se descompone muy rápido en nuestro organismo, dando como resultado unos beneficios perecederos.

Es cierto que en general se han llegado a notificar muchas mejoras en el metabolismo de la glucosa. Además, se ha comprobado como su consumo ayuda a controlar nuestro peso, mejora nuestra salud mental, entre otros efectos.

El café verde y el ácido clorogénico

Como ya mencionamos, el café verde es el alimento con más cantidad de ácido clorogénico. Esto lo convierte en un suplemento ideal para bajar de peso, ya que hace que se aumente la lipólisis y regula nuestra producción de azúcares. Además, el consumo de esta sustancia hace que nuestro metabolismo se acelere y nos aporta sustancias anticancerígenas. 

El consumo de ácido clorogénico es muy interesante, pues puede inhibir dos enzima, las cuales se encargan de la disminución de la absorción de la insulina, lo cual lo hace muy destacable para las personas que padezcan diabetes.

El ácido clorogénico aumenta la oxidación de las grasas, lo cual genera una disminución de las mismas, repercutiendo no solo en nuestro peso sino además en el porcentaje de grasa corporal que tenemos. Teniendo además en cuenta su poder antioxidante, nos encontramos con una sustancia que previene el envejecimiento celular, además de muchas enfermedades.

Lo cierto es que a pesar de sus beneficios, estos quedan en duda ya que no todos sus estudios han dado los mismos resultados. Es cierto que su consumo, acompañado de una dieta y rutina deportiva acorde, ha dado grandes resultados, consiguiendo una bajada de peso. Con eso les instamos a que entiendan que no hay productos milagros, pues todo se consigue con perseverancia. Para ello, aconsejamos que se acuda a un especialista. Un nutricionista que les haga un plan de dieta acorde a sus necesidades y objetivos, además de un entrenador que les pueda aconsejar cómo llegar y alcanzar todos los objetivos que se proponga.

Nosotros consideramos que si se tiene una dieta sana, variada y equilibrada y se realiza deporte de manera frecuente, no se necesita suplementación fuera de lo normal. Es importante, como siempre recomendamos, consultar con un médico antes de consumir este tipo de sustancias, ya que se puede reunir ciertas características, como hipertensión, en las que no es recomendable consumir esta sustancia.

Efectos secundarios

Es cierto que el ácido clorogénico no tiene unos efectos secundarios reconocidos de forma general, pero es cierto que se ha comprobado en diferentes personas como se puede llegar a tener insomnio, molestias estomacales o que su consumo de un efecto laxante.

En el caso de tomar medicinas indicadas para el insomnio o para la depresión, se debe consultar antes de consumir ácido clorogénico, pues su consumo acompañado de estas medicinas puede generar algún que otro inconveniente.

No hay una cantidad máxima permitida de consumo de ácido clorogénico, pero tenemos que ser serios y responsables. No debemos consumir nada en exceso, pues sabemos que todo en exceso es malo.

Sus efectos secundarios apuntan a sufrir de insomnio o efecto laxante. En lo que refiere a su dosis, la medicina no establece un valor máximo ni mínimo, prefiriendo su consumo a través de un nutriente natural incorporado a la dieta como alimento. Se aconseja moderación cuando se consume por primera vez.

En conclusión, sus efectos secundarios se reducen a molestias que desaparecen con el cambio de alimentación y no afectan seriamente la salud.

ÁCIDO CLOROGÉNICO O CGA

El ácido clorogénico es un éster compuesto de ácido cafeico y ácido quínico que funciona como un intermedio en la biosíntesis de la lignina. Pertenece a una familia de polifenoles junto con los ácidos hidroxicinámicos.

Mejora el metabolismo, promueve la pérdida de peso, regula la producción de ácidos grasos y protege de la formación de cálculos biliares.

¿EN QUÉ ALIMENTOS SE ENCUENTRA?

  • Café verde: es el alimento que contiene un alto contenido en CGA y cuantos menos procesos tenga más rico será.
  • Alcachofas: contiene también una buena cantidad del ácido y es muy rico en antioxidantes, además de ser depurativas.
  • Maní: es muy rico en diferentes ácidos en especial el clorogénico. También son muy ricos en calorías.
  • Canela: tiene grandes propiedades nutricionales ya que contiene vitamina C, ácido linoleico y clorogénico, fósforo, potasio y calcio.
  • Tomate: esta hortaliza también contiene una gran cantidad de elementos nutritivos: licopeno, vitaminas, minerales y una buena proporción de ácidos.

ÁCIDO CLOROGÉNICO Y SUS PROPIEDADES

Si bien su nombre pareciera indicar que contiene cloro, esto no es cierto y su nombre surge de las primeras observaciones que se obtuvieron de él.

Su presencia brinda un sabor amargo y metálico a las bebidas como mate, café y algunos tes. Sus propiedades principales apuntan a actividades antioxidantes, anticancerígenas, antiinflamatorias, analgésicas y antipiréticas.

Regula la glucosa y el metabolismo, como así también el colesterol y los ácidos grasos. Disminuye el riesgo cardíaco y estabiliza la presión sanguínea. 

CÓMO ACTÚA EL ÁCIDO CLOROGÉNICO DEL CAFÉ VERDE

El café verde es  el principal elemento que contiene el ácido CGA muy usado en la pérdida de peso porque incrementa la lipólisis y regula la producción de azúcares dando energía y velocidad al metabolismo.

En el contexto de una dieta saludable y ejercicio físico realizado en forma regular, la dosis necesaria de este ácido estaría cubierta. Salvo que haya una deficiencia por algún motivo, no es necesaria su suplementación. 

ÁCIDO CGA

La función primordial del ácido CGA, es actuar en el organismo quemando grasas, disminuyendo el riesgo cardíaco brindando una sensación de saciedad y reduciendo la ansiedad por comer alimentos azucarados. Es un buen complemento para el ejercicio físico en un entrenamiento del tipo mediano.

UTILIZACIÓN DEL  ÁCIDO CLOROGÉNICO

El ácido es un compuesto fenólico conformado por un ácido químico y uno cinámico, los cafeolquínicos.  Su utilización principal y por la cual es conocido, es por la capacidad que tiene de ayudar a perder peso y quemar grasas. Esto se logra por sus propiedades de activar el metabolismo y reducir los ácidos grasos, transformándolos en energía. 

ALIMENTOS QUE CONTIENEN EL ÁCIDO

Entre ellos, los más importantes son:

  • Café verde: es la fuente principal reconocida hasta ahora. Supera el nivel de la yerba mate.

Los granos de café verde contienen entre 6 y 7 % de CGA, nivel que se pierde al torrarlo o cocerlo con agua caliente.

  • : es otra fuente importante de ácido y para notar su efecto, deberían beberse unas 10 tazas por día.
  • Flor de Jamaica: es una planta típica de África tropical y tiene una gran cantidad de propiedades medicinales como frenar la oxidación a nivel celular. También es un gran reconstituyente para la tercera edad. 

Algunas propiedades químicas

El ácido es estructuralmente un éster conformado por ácido cafeico y 3 hidroxilos de L-ácido químico. Además de esta ambigüedad, contiene una gran cantidad de átomos de ácido clorogénico.

Las estructuras que conllevan más de un grupo de ácido cafeico reciben el nombre de isoclorogénicos y se encuentran en el café. Se disuelve en etanol y en acetona. 

EL ÁCIDO COMO ELEMENTO NATURAL

En la naturaleza se lo encuentra formando parte de muchos alimentos como en las semillas de girasol que, además, son una fuente muy rica de vitamina. En las alcachofas, peras y berenjenas que también contienen en buena proporción mineral, proteína y previenen la oxidación a nivel celular. Así mismo patatas y arroz que también actúan sobre la oxidación y controlan los azúcares.

ALGUNOS BENEFICIOS

Se asocia este ácido a beneficios como regulación de la glucosa disminuyendo el azúcar en sangre, sus fenoles actúan como bactericidas por tanto, su utilización después de una cirugía, es altamente beneficioso.

Inhibe la acumulación de grasa en el organismo, por tanto, disminuye el riesgo cardíaco y la incidencia de los ácidos grasos.

Actúa regulando la oxidación a nivel célula previniendo sus daños, mejorando el metabolismo a nivel general. 

QUÉ TIPO DE ALIMENTO CONTIENE ÁCIDO CLOROGÉNICO

Entre los alimentos que contienen este ácido se encuentran:

  • Café verde: tiene un alto contenido de este nutriente y cuanto menos procesamiento tenga mayores serán sus efectos.
  • Alcachofa: es un alimento ideal para adelgazar por su contenido en este ácido, considerándose como producto milagro ya que actúa directamente sobre el tejido adiposo.
  • Cacahuate o maní: son ideales para bajar el colesterol por su poder de nutrición, aunque tienen bastantes calorías. Brindan mucha energía en un consumo racional.  

SUS CONTRAINDICACIONES

El ácido interactúa con el medicamento que afecta el estado de ánimo como el antidepresivo produciendo insomnio, irritabilidad, dolor de cabeza, dolor abdominal y acentuando la enfermedad del sueño.

Reacciona también con la clozapina, disulfiram, efedrina, estrógenos, litio, química especial para asma y verapamil.

Para no afectar el sueño, se aconseja no ingerir ningún alimento o suplemento con este ácido. 

ÁCIDO CLOROGÉNICO O CGA

Este ácido llamado también CGA es un éster del tipo fitoquímico actuando como biosíntesis de la lignina en el metabolismo.

Aunque su nombre “clorogénico” pareciera contener cloro, no hay ningún componente del cloro en su química. Su nombre proviene del  color que posee según su oxidación del fitoquímico. 

EL ÁCIDO CLOROGÉNICO Y SUS PROPIEDADES

El ácido clorogénico es un regulador natural de la glucosa por eso consumirlo es aconsejable a un paciente con Diabetes mellitus tipo 2. Influye en la reducción del colesterol por su intervención directa en el metabolismo y en las grasas saturadas.

En el caso de un paciente con hipertensión, el ácido clorogénico colabora con la estabilización de la presión arterial. De todos modos, hay que consumirlo a partir de un alimento que no contenga cafeína.

Reduce la posibilidad de tener Colelitiasis por sus propiedades como antibiótico y antiinflamatorio. También tiene la propiedad de ser antioxidante previniendo el efecto de radicales libres.

Conclusión

Hoy hemos descubierto una sustancia aparentemente desconocida, pero que sin darnos cuenta consumíamos. Ya sea en el tomate o en la canela, el consumo del ácido clorogénico puede aporta muchos beneficios, siempre y cuando se consuma con cabeza. Es cierto que no hay efectos secundarios como tales, pero se ha comprobado en diferentes pacientes como pueden aparecer con el consumo del CGA momentos de insomnio, dolores de estómago e incluso tiene cierto efecto laxante. 

No es ningún producto milagro, ya que por sí solo no nos va a hacer nada. Debemos tener una dieta sana, variada, equilibrada y acorde a nuestras necesidades y objetivos. Realizar deporte es muy importante y si tenemos alguna duda, acudir a un especialista. 

Nosotros aconsejamos consumir ácido clorogénico sin duda. En la alimentación vamos a encontrar grandes fuentes de este ácido, como en los cacahuetes. No es necesario ingerir grandes cantidades del mismo, y si lo que desean es bajar de peso, recuerden que para ello lo necesario es ingerir menos calorías que las que nuestro cuerpo quema al día. 

Esperamos que el post de hoy les haya sido de utilidad, viendo los beneficios y puntos a tener en cuenta de esta sustancia. Aquí nos despedimos, pero solamente hasta el próximo post. Un cordial saludo a todos nuestros lectores de parte del equipo de MyFITBody y recuerden… ¡siempre a tope!

Carlos J. Aisa. Entrenador personal y coach nutricional.

https://www.linkedin.com/in/carlos-javier-soriano-aisa-3441921a3